Fraude y homicidio: principales delitos cometidos por policías

la Fiscalía consigna 111 agentes condenados desde 2019 por delitos graves. Expertas ven falla en control interno de la PNC, lo que permite a las autoridades encubrir algunos casos.

Enlace copiado
Fraude y homicidio: principales delitos cometidos  por policías

Fraude y homicidio: principales delitos cometidos por policías

Enlace copiado

Manipular escenas de ejecuciones extrajudiciales para simular enfrentamientos, homicidios y feminicidios, agresiones sexuales, incumplimiento de deberes, privación de libertad y amenazas son los principales delitos cometidos por los 111 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que fueron condenados entre 2019 y 2020, según datos de la Fiscalía General de la República (FGR).

Un reporte de la FGR, obtenido vía acceso a la información pública, da cuenta que en los últimos dos años fueron condenados 14 agentes policiales por el delito de fraude procesal, consignado en el Código Penal salvadoreño como la alteración "artificiosa" de escenas de crímenes "con el fin de engañar en el acto de inspección o reconstrucción judicial". Así como suprimir o alterar la realidad para inducir al error a los investigadores.

Uno de esos casos donde el sistema judicial determinó que un grupo de agentes policiales alteraron la escena para ocultar una ejecución extrajudicial ocurrió en Zaragoza, La Libertad, en 2016. Por ese hecho, fueron condenados ocho agentes PNC, en noviembre de 2019, a purgar penas de hasta 45 años de cárcel.

En resumen, el Tribunal Primero de Sentencia de Santa Tecla concluyó que los policías participaron de un operativo que terminó en la ejecución extrajudicial de tres supuestos pandilleros y un joven empleado, a quien confundieron con delincuente; luego los agentes manipularon la escena para simular un enfrentamiento.

Los tres jueces que conformaron el tribunal coincidieron en que los ocho policías se extralimitaron de sus funciones: llegaron a la 1 de la tarde del 8 de febrero de 2016 a una casa rural en Villas de Zaragoza (La Libertad), sometieron a los cuatro hombres y, sin justificación, los mataron. Después recogieron los casquillos y fingieron que fue un enfrentamiento.

Otro de los casos por fraude procesal que terminó en condena de dos agentes y un investigador de la PNC ocurrió en Sonsonate. Allí, el Juzgado Segundo de Sentencia impuso una condena de ocho años de prisión a los policías y seis a una mujer que fingió ser víctima de una extorsión.

El supuesto extorsionista fue un comerciante capturado en 2017, por lo que enfrentó el proceso en su contra. Un juzgado lo encontró culpable de extorsión y le impuso purgar una pena de 10 años de prisión; sin embargo, sus familiares contrademandaron a los agentes captores y a la denunciante.

La Fiscalía logró probar que uno de los policías mantenía una relación con la supuesta víctima de extorsión, que a la vez tenía diferencias con el comerciante, y que los otros agentes le ayudaron a crear el caso falso.

El segundo delito por el cual han sido condenados agentes policiales en los últimos dos años es la tenencia y portación ilegal de armas de fuego, con 13 casos. En tercer lugar aparecen los homicidios y los feminicidios, con 12.

Este periódico intentó conocer la posición del director policial, Mauricio Arriaza Chicas, sobre esas condenas; pero no hubo respuesta a la petición hecha a Comunicaciones de la PNC. Tampoco el jefe policial contestó las llamadas a su móvil.

Consecuencias

Para la antropóloga Mariana Moisa, el que los policías cometan delito significa que el crimen organizado habita en estructuras que deberían mantener el orden: "Simbólicamente representa un ambiente hostil y de control de la sociedad. Es un mensaje alarmante porque además tenemos un jefe de Estado que acuerpa a esas estructuras de poder. A pesar de los delitos que comenten (los policías) los coloca en un lugar de héroes. El presidente no ayuda en ese sentido", asegura Moisa.

La antropóloga agrega que la presencia del Ejército y de la Policía no se traduce en tranquilidad en las comunidades, porque, en el caso de las mujeres, en muchas ocasiones, "implica violencia y acoso".

Zaira Navas, exinspectora de la PNC y actual representante de Cristosal, organización que trabaja en la defensa de los derechos humanos, coincide con Moisa en que hay un apoyo de las autoridades.

"Hay acuerpamiento... A veces hasta de encubrimiento de algunos casos que para ellos (jefes) pueden parecer poco importantes, pero muchos policías que cometen delitos graves tienen antecedentes", señala Navas.

La exinspectora también advierte que hay una incidencia en la forma de actuar de altos jefes policiales, por sus antecedentes, en los agentes de nivel básico: "Se manda el mensaje que esa es la forma normal de actuar de la policía", asegura.

Tags:

  • PNC
  • delitos
  • Cristosal
  • policías condenados
  • corrupción

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines