Frutales para la zona costera

Tradicionalmente las tierras de costa en el país han sido dedicadas en su mayoría a cultivos extensivos o pastizales. Es hasta hoy en día que la gente comienza a ponerle atención a frutales en áreas significativas.
Enlace copiado
Enlace copiado


He observado que los frutales que enseguida se enumeran son los que he conocido como de buena adaptación a estos lugares, siendo: MANGO (Manguífera índica). Lo usual es que se han tenido mangos criollos de los cuales los frutos verdes se empiezan a cosechar para llevarlos a los centros urbanos, en donde son apetecidos para consumirlos con sal, limón y hasta con chile. Pero desde hace unos pocos años ya empiezan a haber huertos de las variedades panades, tommy atkins y, en oriente, mango de agua y dulce aún tierno.

JOCOTE (Spondia púrpura). De preferencia es una planta que se adapta bien a suelos pesados, secos y hasta pedregosos. No va bien en lugares húmedos. Para tener una idea del tipo de suelo que va bien con el jocote basta observar la zona de Las Chinamas, en Ahuachapán, con suelos quebrados, arcillosos, pesados y pedregosos, pues este lugar es gran productor del jocote llamado varón rojo, el cual algunas personas lo adquieren en cantidades considerables, lo congelan y así se exporta.

LIMÓN (Citrus latifolis). De preferencia en suelos con buen drenaje y adecuado manejo se comporta muy bien. El limón tiene buenos precios entre enero y Semana Santa, pero en el resto del año a veces no paga el trabajo de la corta y el transporte.

GRAPE FRUIT o TORONJA (Citrus paradisi). La he visto crecer y producir bien desde La Unión hasta la frontera con Guatemala, pero su consumo está en crecimiento. Existe una variedad cuya pulpa es roja llamada Red River y hay otras variedades de pulpa cristalina que son las más comunes. Con buen manejo produce bien en zonas calientes.

GUANABA (Annona muricata L.). Tiene una gran demanda pero hay muy pocos huertos que la producen. La razón es que es atacada por el hongo antracnosis que la vuelve negra y momificada, y además varios taladradores que perforan el fruto. Pero en lugares húmedos y donde se apliquen fungicidas para atacar antracnosis y simultáneamente insecticidas para control de los taladradores sería factible conseguir frutos de calidad, por supuesto que agregándoles buena fertilización. Últimamente los frutos y hojas se han recomendado para tratar ciertas dolencias o enfermedades.

NÍSPERO (Manilkara Zarota). Es fácil encontrar uno que otro árbol produciendo bien en patios, pero su cultivo extensivo no es común. Actualmente ya se plantan las variedades Caluco seleccionado y la Betawi, originaria de México.

Siempre que se habla de frutales, lo ideal es el uso de plantas injertadas, dada sus bondades de árboles pequeños y su rápida entrada en producción, calidad de cosecha y combate de plagas y enfermedades.

GUAYABA (PSIDIUM GUAJABA). Actualmente ya se cuenta con huertos comerciales de la variedad taiwanesa bien manejados y ofreciendo al mercado frutos de calidad. Hoy en cualquier mercado del país se encuentra buen producto con garantía que no encontrará un gusano, dado que cada fruto es protegido en bolsas de plástico lechoso. Antes de entrar con este cultivo, como con cualquier otro, debe haberse estudiado bien el mercado.

PAPAYA (Carica papaya). Este es un cultivo sumamente rentable, pero aquel que se inicie debe conocer bien su mercado, a fin de no llevarse sorpresas. Ciertamente es rentable pero es exigente en cuanto a fertilización y combate oportuno de plagas y enfermedades.

MARAÑÓN (Anacardium cod dentale). He visto cultivos grandes en Tierra Blanca, al sur de la laguna de Olomega y otros en La Unión y en el Bajo Lempa. Casi todos están dedicados a la recolección de la semilla. Algunos tienen plantas para extraer semilla de calidad, pero el falso fruto casi no se aprovecha, a no ser en el Bajo Lempa, en donde lo convierten en un tipo de pasa de excelente sabor.

COCOTERO (Cocus nucífera). Actualmente hay plantaciones interesantes, la más grande la he visto en El Jobal, al sur de Puerto El Triunfo, en Usulután. También las hay cercanas a La Herradura, en La Paz. El Jobal produce aceite de coco; en las otras, la mayoría es para venta del fruto fresco.

[email protected]

Tags:

  • gotas agrícolas
  • frutales

Lee también

Comentarios

Newsletter