Lo más visto

El Salvador  / departamentos Salvador LovoExalcalde de Usulután

Fue difícil porque yo no quería agarrar esa papa caliente”

La de Usulután fue quizá la alcaldía más complicada para gobernar luego de la captura del jefe municipal que todavía enfrenta un proceso judicial.
Enlace copiado
Fue difícil porque yo no quería agarrar esa papa caliente”

Fue difícil porque yo no quería agarrar esa papa caliente”

Enlace copiado

Salvador Lovo llegó a integrar el concejo de la Alcaldía de Usulután como síndico representando al partido GANA, con Miguel Ángel Jaime en las elecciones de 2015. Sin embargo, Jaime fue capturado en 2017 debido a que la Fiscalía lo acusa de mantener vínculos con pandillas. El proceso judicial sigue su curso. Lovo señala que no quería aceptar ser el sustituto de Jaime debido a que era una situación delicada, pero el 6 de julio logró ser nombrado como alcalde interino.

¿Qué valoraciones hace de su período?

La experiencia ha sido bonita, traté con muchas personas que en su momento estaban marginadas de la administración, y yo los metí a trabajar, lo que me ha favorecido porque se me facilitaron las cosas para poder trabajar con ellos. Usulután lo encontré totalmente abandonado, y hoy hay muchas cosas que se han hecho, muchas calles se han reparado donde antes no pasaba ningún vehículo.

¿Le costó decidirse para aceptar ser el alcalde en sustitución de Ángel Jaime?

Fue bien difícil porque yo no quería agarrar esa papa caliente, estábamos en un período bien difícil para nosotros, como municipalidad y como concejo, por la situación de la Fiscalía y la Policía, que aquí (en la alcaldía) se cruzaba gente rara y no sabíamos qué podía pasar en un futuro. En dos ocasiones me negué a hacerlo, hasta que acepté.

¿Le sorprendió que Jaime haya sido acusado por la Fiscalía?

Me tomó por sorpresa, porque, la verdad, no sabía nada, no sé nada. Fue una sorpresa y un golpe bajo que me dio, porque si en algún momento nosotros tuvimos diferencias, fueron laborales y no personales.

¿Cómo fue el trabajo con el resto del concejo?

Fue fácil trabajar con ellos porque yo hablé con ellos en los días que querían que aceptara (ser el alcalde), cuando les dije que no quería aceptar, porque nadie se quería hacer cargo. Pero les puse las condiciones que si estaban dispuestos a apoyarme, porque era una papa caliente la que aceptaba, y aceptaron apoyarme en el trabajo. Yo no vine a marginar a nadie, vine a hacer amigos; los empleados municipales querían que yo fuera y me encontraba entre la espada y la pared para tomar la decisión.

¿Qué tan endeudada está la alcaldía?

Aparte de los proveedores, de los cuales no tengo el dato exacto, se les debe a las financieras $8.6 millones y a AGM (empresa encargada del funcionamiento del alumbrado público) se le debe un poquito más de $1 millón. A Sosino (empresa que administra el relleno sanitario), $107,000, porque hace poco se le pagó.

¿Destaca alguna obra que pudo realizar?

Lo más destacado es el acceso al “by-pass”, porque en otras administraciones le habían dado seguimiento pero no se había logrado. Me puse la meta de viajar casi cada semana para poder lograr ese proyecto. Me involucré con diputados del gobierno actual para ver si ellos me podían apoyar y que el Ministerio de Obras Públicas apoyara con la maquinaria. También destaco el bacheo de la ciudad, ya que en Usulután no había calles donde no había agujeros, por lo que gracias a Dios se le dio otra cara a las calles.

¿Con qué recursos se pudieron hacer esos trabajos?

Hubo gestión, como fue en el acceso al “by-pass”, pero hubo una contrapartida de la alcaldía; el bacheo fue del crecimiento que hubo cuando estuve al frente de esta administración, que de $34,000 que se recogían en el mercado logré llevarlos hasta $44,000, y eso me dio margen para hacer esos proyectos.

¿Qué quedó pendiente?

Lamento que hay muchas cosas que no se pudieron hacer, ya que hubo caseríos y cantones donde no se pudo llegar. Le pido disculpas a la gente porque muchas veces no entienden que los tiempos no nos dan, la parte económica tampoco.

¿Por qué cree que en Usulután no se repite ningún partido político al frente de la comuna?

Por el mal trabajo que hacen. La verdad es que desde que tengo memoria, un alcalde no se ha repetido porque la verdad es que no hacen nada, y si hacen algo, es en beneficio propio y de su familia, no de la población. La única satisfacción que les queda es que lo intentaron.

Lee también

Comentarios