Fútbol y música para convivir en La Campanera

Alejandro Gutman, de Fútbol Forever, promueve la integración en las comunidades donde trabaja la fundación desde hace varios años.
Enlace copiado
Convivio.  Residentes de La Campanera disfrutaron de un momento ameno ayer por la tarde, organizado por Fútbol Forever.

Convivio. Residentes de La Campanera disfrutaron de un momento ameno ayer por la tarde, organizado por Fútbol Forever.

Fútbol y música para convivir en La Campanera

Fútbol y música para convivir en La Campanera

Enlace copiado
La Fundación Fútbol Forever se ha dado a la tarea de promover en algunas comunidades empobrecidas otro modo de vida. Uno en el que la educación y la integración son las principales puntas de lanza del proceso.

La convivencia entre los que viven fuera de estas zonas y han tenido mejores oportunidades con los que no conocen más que carencias puede marcar la diferencia, según el fundador de Forever, Alejandro Gutman.

La colonia La Campanera se convirtió ayer por la tarde en escenario de este proceso de integración. Ese lugar ha sido señalado en diversas ocasiones, especialmente por la violencia. Allí, unos y otros convivieron. El fútbol y la música fueron la excusa para unirse y compartir.

El equipo Alianza Fútbol Club puso el toque futbolístico, mientras que el grupo Frigüey marcó el ritmo de la tarde con los vecinos de La Campanera, la Santa Eduviges, Montes de San Bartolo IV y V y algunos estudiantes de la Universidad Pedagógica.

Durante la inauguración de la actividad, Gutman se refirió precisamente al estigma de violencia con el que han tenido que vivir los residentes de La Campanera, uno de los principales enemigos de la integración. En ese contexto, dijo a los visitantes: “Para que vinieran aquí, hubo que convencerlos”.

Para Gutman, hay otros tipos de violencia que pasan desapercibidos y a los que debe prestárseles atención.

“La respuesta no es sacarse un ocho... Negarle la oportunidad a un joven de entrar a la universidad es violencia”, dijo.

Las palabras de Gutman calaron en Jaqueline Choto, una joven de 22 años que formaba parte de la comitiva de la Universidad Pedagógica. Explicó que antes de salir del campus universitario hacia La Campanera, sus compañeros le dijeron que tuviera cuidado y que esperaban verla con vida el día siguiente.

Sin embargo, tras la visita, Choto reconoció que La Campanera es una colonia como cualquier otra, con muchas limitantes y con mucha necesidad de que otros apoyen a los que allí viven.

Por su parte, los vecinos se mostraron contentos con la actividad promovida. Aseguraron que están cansados de que vean a La Campanera como un lugar donde solo hay violencia.

“Talvez así cambia un poquito lo que la gente piensa de esta colonia”, mencionó don Wilfredo Hernández al consultársele cómo les benefician estas actividades.

Hernández llegó acompañado de su hijo, un joven de 16 años con discapacidad y que se llama igual que su padre. Era uno de los más emocionados con la llegada del Alianza a la cancha de La Campanera. Solo los había visto por televisión.

Tags:

  • Futbol Forever
  • La Campanera
  • pandillas
  • educacion
  • integracion

Lee también

Comentarios