Lo más visto

Más de El Salvador

GOES está promoviendo la impunidad: FUNDE

La organización criticó que aún se restrinja el acceso a información de interés ciudadano. Urgió al mandatario a dar un giro a su gestión.
Enlace copiado
Enlace copiado
“En el tercer año de gestión gubernamental se identifican avances, pero también existieron una serie de hechos que contradicen el discurso del Gobierno de fortalecer la transparencia y la lucha contra la corrupción e impunidad en el país”, se lee en el balance de transparencia, corrupción e impunidad en el tercer año de gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, que fue elaborado por la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), Capítulo Nacional de Transparencia Internacional, que fue presentado ayer.

El uso discrecional y sin control de fondos provenientes de la partida secreta que está asignada a la Presidencia de la República, el secretismo con el que se maneja información sobre los accidentes de tránsito en los cuales se han visto involucrados vehículos de Casa Presidencial (CAPRES), los nombramientos de funcionarios en puestos que les dan inmunidad que se dan en medio de investigaciones por diversos delitos, los constantes ataques hacia la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por las sentencias que emite y la actitud intolerante y delictiva de ciertos funcionarios ante denuncias ciudadanas sobre corrupción e impunidad en el país son señales que para FUNDE resultan suficientes para decir que el Gobierno de El Salvador (GOES) no está a favor de que se disminuya la impunidad, se combata la corrupción y se aumente la transparencia en el Estado.

“Hay tres casos notorios que, en lugar de combatir la impunidad, la promueven, la estimulan y la concretizan”, dijo el director ejecutivo FUNDE, Roberto Rubio, al hacer referencia a los blindajes que el presidente de la república Salvador Sánchez Cerén hizo con el presidente de PROESA, Sigfrido Reyes, y el dirigente del FMLN José Luis Merino, al darles nombramientos que les otorgan inmunidad por ser parte del Cuerpo Diplomático y también al Caso Lava Jato, en el cual se presume que el expresidente de la república Mauricio Funes está siendo vinculado por haber recibido dinero producto de sobornos.

De igual forma, en el balance se retomó el uso discrecional que se ha hecho con los fondos de la partida secreta asignada a la Presidencia de la República.

Al respecto, y con base en información recabada por FUNDE, se conoció que la Presidencia gastó $177.1 millones entre 2013 y 2015. FUNDE hizo un llamado a la Asamblea Legislativa para que emita regulación sobre el tema.

Recomendaron al mandatario dar un giro a su gestión para que se caracterice por el combate contra la corrupción e impunidad.

Lee también

Comentarios