GOES militariza más seguridad pública

El vicepresidente de la República explicó que batallones conjuntos de militares y policías de “reacción rápida” se analizan como una segunda parte del paquete de medidas extraordinarias aprobadas ayer.
Enlace copiado
Más militares.  Acompañarán a policías en seguridad pública.

Más militares. Acompañarán a policías en seguridad pública.

Protagonismo  El Gobierno ha informado que llamará a reservistas y que militares tomarán protagonismo en los centros penales del país.

Protagonismo El Gobierno ha informado que llamará a reservistas y que militares tomarán protagonismo en los centros penales del país.

GOES militariza más seguridad pública

GOES militariza más seguridad pública

Enlace copiado
El Órgano Ejecutivo ha volcado sus ojos en una mayor presencia de militares especializados como una segunda parte de las medidas extraordinarias que buscan paliar los altos índices de criminalidad en el país, y que fueron aprobadas ayer por la Asamblea Legislativa.

Las medidas están enfocadas principalmente en restricciones en siete centros penitenciarios.

La segunda fase del proyecto, que aún está bajo estudio, podría incorporar 600 militares más en labores de seguridad pública y represión del delito a través de unidades élite enfocadas en el aspecto reactivo, según informaron ayer miembros del Gabinete de Seguridad.

Óscar Ortiz, vicepresidente de la República, ayer manifestó: “En los próximos días ustedes van a ser testigos de cómo va a operar esa Fuerza (de Reacción Rápida), vamos a presentar el detalle de esa propuesta en la comisión (de seguridad de la Asamblea), que ya la tiene el general (David Munguía Payés)”.

El funcionario añadió: “Será una fuerza compuesta por 1,000 hombres que estará concentrada en el área metropolitana en dos instalaciones militares y contará con los mejores recursos, con la mejor logística para moverse en tiempo y, sobre todo, en cantidades que se requieran para poder atender, para poder reaccionar, para poder golpear, para poder desarticular estructuras que quieran un mayor poder de fuego”.

Durante las dos últimas gestiones gubernamentales, el Ejecutivo ha abierto más espacios a la Fuerza Armada (FAES), con reiteradas prórrogas del decreto que los habilita en labores de seguridad pública; así como nombrándolos en cargos públicos que desde décadas atrás no habían sido desempeñados por militares.

Ortiz añadió que dicha Fuerza de Reacción “la llamamos 24/7, porque son siete días a la semana y 24 horas al día”.

Por su parte, el ministro de la Defensa Nacional, David Munguía Payés, explicó: “(Es un) proyecto que estamos desarrollando y afinando los detalles. Será una fuerza especial de reacción, pero conformada por aproximadamente 600 hombres de la Fuerza Armada y 400 miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) que los vamos a concentrar en algunas unidades militares y vamos a conformar un comando conjunto entre Policía y Fuerza Armada”.

Munguía Payés dijo que no debía confundirse el proyecto con la presencia de los Batallones de Reacción que, según él, están activos trabajando en conjunto con la PNC. Hace un año, la FAES confirmó la salida de lo que entonces llamó Batallones de Reacción Inmediata. En ese momento, el mismo Munguía Payés los definió así: “Estas fuerzas van a estar en apoyo a los planes de la PNC, pero son altamente especializadas: capacidad de reconocimiento de largo alcance, capacidad de choque. Tienen una gran capacidad de inteligencia”.

La FAES al inicio fue hermética en dar detalles cómo y dónde operarían dichos batallones. En mayo, posteriormente, confirmó su operatividad en algunas ocasiones y poco más.

Ayer, Munguía Payés dijo que con el nuevo comando de reacción “la idea será realizar operaciones especiales, sobre todo en las áreas rurales, porque hemos detectado movimientos de miembros de organizaciones criminales hacia las áreas rurales y necesitamos tener una fuerza de reacción rápida con todos los medios terrestres y aéreos para poder concurrir y solventar cualquier problema que se nos dé”.

Descartan amenazas

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, descartó ayer las supuestas amenazas de ataques de parte de miembros de pandilla a raíz de la aprobación de las medidas extraordinarias.

Ramírez Landaverde informó que conocía que la información había circulado a través de redes sociales. “Desde el primer momento nuestras unidades de inteligencia de las instituciones que conforman el Gabinete de Seguridad han trabajado y no tenemos ningún indicio de que tales amenazas tengan algún fundamento”, declaró el funcionario.

Lee también

Comentarios

Newsletter