Lo más visto

Más de El Salvador

GOES: reajuste de MS-13 causa alza de homicidios

Un policía fue asesinado en Antiguo Cuscatlán y otro en Mejicanos. Autoridades reciclan argumentos para explicar el repunte. En los últimos cuatro días han sido asesinadas, al menos, 93 personas.

Enlace copiado
GOES: reajuste de MS-13 causa alza de homicidios

GOES: reajuste de MS-13 causa alza de homicidios

Enlace copiado

Una “reorganización” de la pandilla MS-13 es lo que, según el Gobierno, ha causado el repunte de homicidios de los últimos cuatro días. Así coincidieron ayer el subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), César Flores Murillo, y el ministro de Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde.

Entre el sábado 14 de octubre y el lunes pasado, según la Policía Nacional Civil (PNC), fueron cometidos 76 asesinatos. Ayer, al cierre de esta nota, fuentes policiales reportaron 17 homicidios en todo el país, lo cual representa un aumento respecto al promedio de nueve asesinatos diarios que las autoridades reportaban antes de septiembre pasado.

Por la mañana, fue ultimado el agente policial Orlando de Jesús Rodríguez, quien fue atacado por presuntos miembros de la MS-13 cuando regresaba de dejar a su hija en la finca La Reforma del cantón El Espino, Antiguo Cuscatlán (La Libertad) (detalles del caso en la página 6). Por la tarde, un agente de Protección a Personas Importantes (PPI) fue asesinado afuera del Juzgado de Instrucción de Mejicanos (San Salvador). Los homicidas le dispararon desde un vehículo. Él se convirtió en la baja número 38 en las filas de la PNC en lo que va del año.

En La Paz, el investigador José Amílcar Ramos Mejía fue herido de bala en el abdomen durante un tiroteo en la colonia Las Brisas, de San Rafael Obrajuelo. Además, José Heriberto Díaz Ardón, tío de otro agente, fue asesinado en su vivienda, ubicada en el cantón El Edén, del municipio de Sonsonate.

Un taxista, el vigilante de un instituto, un agricultor, el empleado de una cervecería fueron asesinados en diferentes puntos en el interior del país. Entre las víctimas de los homicidios ocurridos ayer también está el empresario Marco Batres, quien era el propietario del balneario Aguas Termales de Santa Teresa, en Ahuachapán (más información en la página 8).

Los funcionarios del gabinete de seguridad han venido atribuyendo a diferentes causas los repuntes de homicidios este año. La nueva versión parte de que MS-13 se está “reacomodando”, luego de que cinco de sus cabecillas, a quienes las autoridades señalaron como responsables del repunte de asesinatos de septiembre pasado, fueron trasladados al penal de máxima seguridad de Zacatecoluca (La Paz).

Ramírez Landaverde y Flores Murillo reiteraron ayer la versión oficial que han mantenido todo el año: la MS-13 busca presionar al Gobierno para que disminuya los niveles de control en las cárceles.

“Además, ahora van a buscar hacerse las víctimas, hacerse las víctimas de la represión del Estado. Eso es parte de su estrategia”, declaró el ministro de Seguridad, quien volvió a hacer hincapié en que estos periodos de repunte de violencia también están siendo causados por una división que se mantiene en la estructura de la MS-13.

Según el ministro de Seguridad, las principales víctimas de los pandilleros durante el actual repunte de asesinatos son aquellas personas a las que estas estructuras consideran informantes de la PNC.

“Cada uno de los grupos operativos deben de buscar, además de miembros de la corporación policial, son los soplones, adversarios de otra pandilla o personas que han ido en contra de los intereses de estos grupos. Tampoco es que estemos hablando que todas la víctimas sean por esta situación, no es así”, declaró Ramírez Landaverde.

Lee también

Comentarios