Lo más visto

Ganadores del desfile del aguante

La Banda musical El Salvador partió a Estados Unidos el 23 de diciembre pasado. El 1.º de enero dio una presentación aplaudida por muchos salvadoreños en Pasadena y regresó ayer. Los 165 jóvenes viajaron por tierra durante 178 horas, entre incomodidades y la grave inseguridad de Guatemala y México.
Enlace copiado
Al finalLos miembros de la Banda El Salvador, al cierre de la celebración oficial de su regreso, se fueron con sus familias, cogieron sus maletas y las cargaron en los vehículos que los dejarían en sus casas. Los integrantes residen en distintos lugares del país. A algunos de ellos los espera en los próximos días el instituto nacional en el que estudian o incluso la universidad.

Al finalLos miembros de la Banda El Salvador, al cierre de la celebración oficial de su regreso, se fueron con sus familias, cogieron sus maletas y las cargaron en los vehículos que los dejarían en sus casas. Los integrantes residen en distintos lugares del país. A algunos de ellos los espera en los próximos días el instituto nacional en el que estudian o incluso la universidad.

Celebran regreso  La Banda El Salvador celebró ayer en la plaza Cívica su retorno a El Salvador, junto a sus familiares.

Celebran regreso La Banda El Salvador celebró ayer en la plaza Cívica su retorno a El Salvador, junto a sus familiares.

Ganadores del desfile del aguante

Ganadores del desfile del aguante

Enlace copiado
Estuvieron en un autobús más de siete días sin sus familias. Viajaron 93 horas de El Salvador a Estados Unidos. Permanecieron cuatro días y medio en Pasadena, California. Desfilaron, interpretaron su arte y regresaron. Viajaron, por tierra, 85 horas de vuelta.Para participar y representar a El Salvador en el Desfile de las Rosas, 165 jóvenes salvadoreños tuvieron que atravesar dos veces Tijuana, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Querétaro, Distrito Federal, Puebla, Veracruz y Chiapas, en México. En algunos de estos estados las autoridades mexicanas registran desde hace varios años actividades del narcotráfico e índices altos de asesinatos y otros delitos.Por ello, no podían parar en cualquier momento y en cualquier lugar para sus necesidades, y los nervios por los peligros –contaron algunos de ellos– se los buscaban quitar con oraciones religiosas.La banda musical también se tuvo que cruzar, en el autobús, dos veces Guatemala. “Aguantamos de todo. Fue muy cansado. No es lo mismo viajar cuatro horas en avión que viajar cuatro días por tierra. Tuvimos muchos inconvenientes. Algunos no podíamos dormir por la incomodidad del bus. Solo podíamos orinar dentro del bus. Pero para otras cosas no se podía parar a cualquier rato. Ir sentado en el mismo lugar fue molesto, la verdad. Pero con el compañerismo pudimos solucionar muchas cosas, y la concentración en lo que íbamos a hacer nos hizo soportarlo todo”, relató Kevin Machado, uno de los saxofonistas de la banda musical y quien vive en Juayúa, Sonsonate.Y volvieron a casa. A los muchachos de la Banda El Salvador sus familiares los recibieron ayer con abrazos y lágrimas en la plaza Cívica de San Salvador, frente a la Catedral Metropolitana.Blanca Lidia Ruiz, abuela de Gustavo Ruiz –trompetista–, encontró a su nieto en la plaza, entre la multitud, bajo el sol de las 11 de la mañana. Lo estuvo esperando desde las 9, hora en que se suponía iba a llegar con la banda. Pero Gustavo y sus compañeros fueron invitados a un desayuno en ÁGAPE Sonsonate y se retrasaron.Gustavo y su abuela se abrazaron en la plaza. Gustavo, sin soltar la trompeta con la que desfiló en Estados Unidos, lloró con su abuela y le decía que al fin había regresado, que ya no se sintiera preocupada. El abrazo de Gustavo y su abuela se replicó en las familias que se reintegraron ayer en la plaza.Pero a otros como Guillermo Montesinos, el viaje le ayudó para poder conocer a sus familiares en Estados Unidos. “Estamos muy agradecidos con Dios por la oportunidad. En lo personal, a mí me permitió conocer a mi madre después de 20 años. Ella partió a Estados Unidos cuando yo tenía ocho meses de nacido. Y el viernes 28 (de diciembre pasado) a las 12 de la noche, el Señor me permitió conocerla”, contó Guillermo al público reunido en la plaza.Algunos miembros de la banda dijeron que estaban satisfechos por la participación que hicieron en el Desfile de las Rosas. Hablaron de las sensaciones de sentirse aplaudidos y vitoreados por salvadoreños residentes en Estados Unidos que fueron a verlos. Y dieron las gracias a las instituciones de gobierno y privadas que los apoyaron. Pidieron más atención para los jóvenes salvadoreños

“Quiero pedirles públicamente a los medios de comunicación, a las empresas grandes y al gobierno en general que nos apoyen, que apoyen estos proyectos, porque en estos proyectos se demuestra lo que es El Salvador. El Salvador no es solo violencia. El Salvador tiene algo bueno y yo creo que nosotros (la banda musical) lo representamos”, dijo Guillermo ante funcionarios de gobierno que también fueron a la plaza Cívica a recibirlos y darles medallas.No todos apoyaron a la Banda El Salvador. El grupo de jóvenes que la voz oficial del gobierno llama embajadores del arte y la cultura de El Salvador no tuvieron las condiciones mínimas de calidad y seguridad en su viaje de ida y vuelta a Estados Unidos. El director de la banda, Carlos Folgar, fue muy enfático ayer al agradecer a todos los colaboradores que ayudaron con recursos económicos y logísticos.Folgar agradeció los $20,000 que otorgó la Asamblea Legislativa, los $5,000 de la Alcaldía de San Salvador, los $5,000 de la Alcaldía de Antiguo Cuscatlán, los $7,000 de la Alcaldía de Santa Tecla, los $8,000 del Ministerio de Gobernación y los $31,000 del Ministerio de Turismo. Y mencionó a las empresas privadas que ayudaron, como FEDECREDITO, que aportó $29,000; Alba Petróleos, con $10,000; y Simán, con $3,000.

Tags:

  • Banda El Salvador
  • Pasadena
  • Mexico
  • California
  • Desfile de las Rosas
  • banda de paz
  • Nayarit
  • Sinaloa
  • Tijuana

Lee también

Comentarios