Gas, balas de goma, tráfico y molestias

Los excombatientes de la Fuerza Armada tildaron como “traición” el que los agentes de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) utilizaran la fuerza para disolver la protesta en la autopista que conecta San Salvador con el aeropuerto.
Enlace copiado
Enlace copiado
“Hoy nos vienen a tirar a nosotros, mañana pueden ser ellos los atacados”, dijo un exmilitar minutos después que los agentes de la UMO les apuntaran con sus armas largas y les dispararan balas de goma en el kilómetro 14.5 de la carretera al Aeropuerto Internacional El Salvador.

Los manifestantes, que obstruyeron el paso de trabajadores de esa zona por tres horas, salieron afectados por el gas lacrimógeno.

Un agente de la UMO le roció gas pimienta en la cara a un anciano que se defendió con palo. Afectado, el señor, que portaba un corvo que no utilizó, no quiso recibir asistencia médica de los Cuerpos de Socorro.

En su lugar, imitando a sus compañeros, el anciano se tiró a la hierba que está a las orillas de la carretera.

Los excombatientes se introdujeron en las colonias que conducen al municipio de Santo Tomás.

En ese sitio solo fue capturada una persona.

En la carretera, los automovilistas se molestaron por la obstrucción del tráfico. Jaime Martínez, trabajador de la sección de contabilidad del aeropuerto, llegó tarde a su trabajo y dijo que ese tipo de protestas obstruye “la fuerza laboral y causa daños en la economía del país”.

El trabajador de CEPA esperó durante varias horas el autobús en la parada ubicada frente al monumento a La Paz, en San Marcos. Observó el paso de la marcha y fue hasta dos horas y media después que abordó el transporte al aeropuerto.

Tags:

  • excombatientes
  • aeropuerto
  • UMO
  • gas pimienta

Lee también

Comentarios

Newsletter