Lo más visto

Gerardo Barrios, el expresidente salvadoreño señalado por malversación de fondos, fusilado hace 153 años

El político y militar gobernó El Salvador entre 1859 y 1863. Una de las principales plazas de San Salvador, calles, escuelas, una universidad y ciudades del país llevan su nombre. ¿Por qué es recordado?

Enlace copiado
Gerardo Barrios, el expresidente salvadoreño señalado por malversación de fondos, fusilado hace 153 años

Gerardo Barrios, el expresidente salvadoreño señalado por malversación de fondos, fusilado hace 153 años

Enlace copiado

Gerardo Barrios nació en algún lugar del departamento de San Miguel, el 24 de septiembre de 1813. Fue fusilado por sus compañeros de armas 52 años después, frente al Cementerio General de San Salvador.

Monumento de Gerardo Barrios
Quizá una de las imágenes de Gerardo Barrios más conocidas por los capitalinos sea el monumento en la plaza que lleva su nombre, en el centro de San Salvador. Foto de archivo.

Su lugar de nacimiento no está claro. Hay por lo menos tres versiones: que nació en Cacahuatique (hoy Ciudad Barrios) o en la Hacienda del Espítitu Santo, en Sesori, o (como lo sostiene Wikipedia) en San Juan Lempa, llamada hoy Nuevo Edén de San Juan.

Su fusilamiento fue un 29 de agosto de 1865, después de un juicio político-militar. Según la Academia Salvadoreña de la Historia, Barrios murió al pie de una Ceiba a las 4:30 de la madrugada.

Silla en la que fue fusilado Gerardo Barrios
Se cree que en esta silla fue fusilado Barrios. Foto de archivo.

"A las 11 de la noche del 28 de agosto, después de que el entonces presidente Francisco Dueñas negociara con los miembros del Consejo de Guerra montado para su juicio, fue firmada la sentencia de muerte de Gerardo Barrios", ha recordado hoy esa academia en su cuenta de Twitter.

Tiempo antes de su muerte se le acusó por malversación de fondos. Pero ese no fue uno de los motivos por los que se le fusiló. El doctor en historia Carlos Gregorio López Bernal explica lo que pasó: "Barrios tenía muchos enemigos y se consideró que necesitaba fuerza naval. Él compró un barco para usarlo con fines militares. No lo compra a nombre del Estado, sino que a su nombre, y resulta que en el trayecto a El Salvador, naufraga. El barco estaba asegurado a nombre de Barrios y él cobra ese seguro. Claro, ahí había una cierta irregularidad".

"Esto se ventiló antes y no tuvo nada que ver con su fusilamiento. Su fusilamiento no tuvo que ver con actos de corrupción", aclara el investigador, actualmente profesor en la Universidad de El Salvador (UES).

Carlos Gregorio López Bernal
López Bernal es catedrático de la UES. Foto LPG / Ernesto Arteaga

López Bernal considera que a Barrios se le fusiló por dirigir un levantamiento orientado a derrocar el gobierno, después que se viera obligado a abandonar el poder al estar sitiada la ciudad de San Salvador por el ejército de Guatemala y otros enemigos internos: adversarios políticos y grupos indígenas descontentos. Desde el gobierno, en manos de Francisco Dueñas, se le acusó de muchas otras cosas, "algunas con fundamento y otras sin fundamento".

La silla en la que fuera fusilado el expresidente se encuentra en el Museo de Historia Militar (Barrio San Jacinto), pero se dice que él no quiso morir sentado, así que le dispararon estando parado frente a la silla. 

La tumba de Barrios se encuentra en el Cementerio Los Ilustres de San Salvador.

Complicado y romántico

A propósito de la investigación, surgida desde la Licenciatura de Historia de la Universidad de El Salvador, López Bernal dijo en 2005 a La Prensa Gráfica que, a través de cartas y otros documentos, había encontrado en Barrios a un ser humano complicado, de carácter fuerte, egocéntrico, con prejuicios raciales y obsesionado con el progreso y el orden. 

Gerardo Barrios y su esposa, Adela
Imagen de Barrios junto a su esposa. Foto de archivo.

Por otro lado, las cartas a su esposa Adela Guzmán de Barrios mostrarían un lado tierno y romántico.

En las tierras que fueron de su propiedad se dedicó principalmente al cultivo del añil. Otros de sus negocios fueron la extracción de hule, el bálsamo y la comercialización de cueros.

Las investigaciones dan cuenta de que Barrios habría sacado provecho de su posición política y de poder para hacerse de sus negocios. Logró que agentes extranjeros le dejaran en consignación su mercancía y dejaba en depósito su producción de añil. 

Sin embargo, a Academia de la Historia recuerda que Barrios gobernó El Salvador entre 1859 y 1863 "promoviendo el laicismo en la educación, la producción del café, la profesionalización del ejército, mejora de caminos, introducción de agua potable a localidades e inicio de la separación de la Iglesia y el Estado".

Regalo del emperador

Barrios erigió su propia figura militar a la usanza imperial del Viejo Mundo. Las ornamentas del uniforme que conserva el Museo Militar (en el excuartel El Zapote, San Salvador) dejan ver la influencia del imperio de Napoleón III. Barrios llegó a codearse con el emperador francés, quién le regaló una vajilla con el escudo imperial, de la que queda un plato.

Regalo a Gerardo Barrios
Esto queda del regalo que Napoléon III le hiciera a Barrios. Foto de archivo.

Sus relaciones diplomáticas en los años que presidió El Salvador dejan ver su faceta de visionario político, según el historiador salvadoreño Gilberto Aguilar Avilés. 

Otro de los detalles de los regalos especiales para Barrios son el sable que le obsequió la Orden de San Lázaro y San Mauricio del Reino de Italia. “Al escaño del Capitán General, Cdte de la República del Salvador Don Gerardo Barrios caballero comendador de la Orden de San Mauricio y San Lázaro del Reino de Italia. 1863”, reza el texto gótico, en la empuñadura del sable de estilo barroco.

Sable de Gerardo Barrios
La dedicatoria a Barrios en el sable obsequiado. Foto de archivo.

En dos lienzos que fueron expuestos en el Museo Militar se detallan las batallas claves en la lucha por la unión centroamericana dirigidas por Gerardo Barrios: una de ellas es la de Coatepeque (1863) donde derrotó al ejército guatemalteco, y la otra cuando el ejército de Guatemala mantuvo sitiado a San Salvador (1863). Esos cuadros son autoría del pintor Francisco Alvarado.

La Academia de la Historia cuenta que en memoria del militar y político San Gerardo fue bautizada en su honor en 1892 y Cacahuatique cambio su nombre a Ciudad Barrios en 1913.

Uniforme de Gerardo Barrios
Detalle de uno de los uniformes de Barrios que ha sido conservado en el museo militar. Foto de archivo.

"Durante el gobierno de Barrios se procuró la construcción de los muelles de hierro de La Libertad y La Unión y se inició la construcción del primer Palacio Nacional, que luego se incendió en 1889", dice la @ahistoriasv. "Es un mito que Barrios introdujo el café a El Salvador, pero sin duda su gobierno impulsó su cultivo, iniciando el proceso de intensa deforestación e incentivando el proceso que terminó con el despojo de las tierras comunales a los indígenas".

Tumba de Gerardo Barrios
La tumba de Barrios en el Cementerio Los Ilustres, en San Salvador. Foto de archivo.

Tags:

Lee también

Comentarios