Loading...

Gobierno avanza en militarización de servicios públicos

Expertas aseguran que involucrar a la Fuerza Armada en actividades civiles le otorga más control al Ejecutivo en las distintas instituciones.

Enlace copiado
Seguridad. Más de dos mil militares han sido asignados a tareas de seguridad nacional en el país, función que antes solo era desempeñada por la Policía Nacional Civil (PNC).

Seguridad. Más de dos mil militares han sido asignados a tareas de seguridad nacional en el país, función que antes solo era desempeñada por la Policía Nacional Civil (PNC).

Enlace copiado

El involucramiento del Comando de Sanidad Militar (COSAM) en trabajos que realizan empleados de Medicina Legal (IML) y la coordinación que realizará el Ministerio de la Defensa en la logística para la asistencia humanitaria en el huracán Bonnie fortalecerá el poder del militarismo en el país y el control político por parte del presidente Nayib Bukele, aseguraron expertas en temas de seguridad pública.

Estas actividades se suman a otras que han sido otorgadas a la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) desde que entró al poder el actual gobierno, en junio de 2019. Cazar langostas, trasladar vacunas en la pandemia, designar miles de soldados a tareas de seguridad pública, controlar incendios, manejar buses y microbuses del transporte público y capturar a personas han sido otras designaciones otorgadas.

“Es una alianza político-militar que se fortalece cada día más, que pretende generar lealtad de la FAES al Ejecutivo y viceversa”.

Verónica Reyna,  SSPAS

Para Jeannette Aguilar, investigadora en temas de seguridad pública, todos estos trabajos son parte de la "militarización de espacios civiles" con los cuales se busca justificar el "ingente presupuesto militar" asignado a la institución, además de "asegurar la injerencia castrense en las instituciones públicas, que le permitirá al presidente ejercer mayor control político en todas las esferas del Estado".

Ella sostiene que el Gobierno necesitará de la lealtad de la FAES para mantenerse en el poder cuando el descontento social crezca y que esa lealtad suele pagarse otorgándole mayor presupuesto y protagonismo. "Adicionalmente la militarización de los espacios civiles asegura un mayor control social por la vía de las armas", indicó la experta.

Según el análisis de Henri Fino, director ejecutivo de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), la FAES realiza funciones que no le han sido otorgadas según la Constitución de la República y eso es una violación a la carta magna. "La intromisión de la Fuerza Armada en tareas ajenas a la misión definida en la Constitución en el artículo 212 de la Constitución, es una evidente militarización", aseguró.

Langostas. En 2020, cuando militares fueron designados para cazar langostas, fueron criticados por realizar funciones que no le ha otorgado la Constitución de la República.

También dijo que El Salvador ha retrocedido a los años de la guerra civil, "cuando los militares estaban en todas las instituciones del Estado y participaban en todas las decisiones", detalló.

Verónica Reyna, especialista del Servicio Social Pasionista (SSPAS), cree que actualmente la FAES es el "brazo armado operativo más factible de activar", para el Gobierno.

Reyna consideró preocupante esta tendencia de utilizar a los militares en actividades civiles, y aseguró que la intención final es la de posicionarse políticamente y promover la participación militar. Aseguró que también hay una intención de reposicionar a la FAES como un "actor confiable".

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines