Gobierno busca ahorro de un 10% en sus gastos previstos para fin de año

Presidente Funes reitera una meta de ahorros en el congelamiento de gastos presupuestados por un monto de más de $200 millones.
Enlace copiado
Economía.  El Gobierno adoptó una política de ahorro y austeridad desde abril pasado. Sin embargo, se desconoce cuánto ha economizado el Órgano Ejecutivo en materia de “gastos innecesarios” bajo esta política.

Economía. El Gobierno adoptó una política de ahorro y austeridad desde abril pasado. Sin embargo, se desconoce cuánto ha economizado el Órgano Ejecutivo en materia de “gastos innecesarios” bajo esta política.

Gobierno busca ahorro de un 10% en sus gastos previstos para fin de año

Gobierno busca ahorro de un 10% en sus gastos previstos para fin de año

Enlace copiado
El presidente de la República, Mauricio Funes, dijo ayer que la meta trazada para el ejercicio fiscal de 2012 es el ahorro del Gobierno, mediante “congelamiento de gastos previstos”, de un 10% del total de $2,447,811,355 que se adjudicaron al Ejecutivo.

Ese 10% del presupuesto de 2012 del Ejecutivo significaría una suma de $244,781,135, superior al presupuesto destinado al Órgano Judicial para 2012.

“La meta es que se congelara un 10% de los gastos previstos en el presupuesto para este ejercicio fiscal (de 2012). Todos los ministros están haciendo esfuerzos en ese sentido”, dijo el presidente.

Funes aseguró que, en términos de congelamiento, la cantidad a ahorrarse es considerable. Sin embargo, a cuatro meses de que finalice el año, el Ejecutivo tuvo que redireccionar el desembolso de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por $100 millones hacia gastos corrientes para el normal funcionamiento del Órgano Ejecutivo.

El mandatario no especificó si la meta de ahorro por congelamiento de gastos previstos se cumplirá a final de año, según los informes que le pueda brindar el Ministerio de Hacienda sobre esta medida.

En todo caso, el congelamiento de gastos implica la no ejecución de obras de parte de los ministerios del Poder Ejecutivo.

Sin datos de austeridad

El presidente Funes aseguró ayer que no tiene información sobre los resultados que ha tenido la Política de Ahorro y Austeridad del Sector Público (Órgano Ejecutivo), que él firmó en el decreto ejecutivo número 78, publicado en el Diario Oficial del 12 de abril de 2012.

“No tengo información. Esa información la maneja el ministro de Hacienda, porque es ante el ministro de Hacienda que los diferentes titulares de ministerios y de entidades autónomas reportan el consolidado de sus gastos. Por lo tanto, él es que tiene la información más precisa de cuánto hemos podido ahorrar”, dijo Funes.

La política de austeridad del Ejecutivo lleva cuatro meses en desarrollo y de ella se desprende, por ejemplo, el congelamiento de plazas vacantes, como una medida de ahorro.

Entre otras medidas de la política, se encuentra la no utilización de fondos públicos para la compra de refrigerios, comidas y bebidas para empleados públicos, a excepción de café, azúcar y agua.

Asimismo, se prohíbe la compra de uniformes deportivos para los empleados públicos, se obliga a los ministerios y autónomas a racionalizar el gasto de combustible y el uso de los “vehículos con placas nacionales”.

En la política de austeridad incluso hay un apartado para el tema de los viajes al exterior: “Se suspende la participación de directores en general, ejecutivos y demás empleados públicos y personas particulares en congresos, seminarios y eventos similares, cuando sea el Estado el que deba cubrir los aportes económicos en concepto de pasajes, viáticos, gastos de representaciones y otros”.

La cantidad ahorrada mediante la política de austeridad en sus primeros meses, y que no conoce el presidente Funes, permanece como incógnita. Los órganos Legislativo y Judicial no tienen obligaciones de ahorro por el decreto.

Tags:

  • Mauricio Funes
  • ahorro
  • austeridad
  • El Salvador.

Lee también

Comentarios

Newsletter