Lo más visto

Gobierno niega que busque negociar otra vez con pandilleros

Confirman la existencia de la carta que fue enviada por las pandillas pidiendo diálogo, pero mantienen postura de que continuarán con la estrategia del combate al crimen y las pandillas.
Enlace copiado
Ataque a jugadorSan Salvador, San Salvador Víctor Antonio Benítez, quien jugaba para el equipo  de fútbol Vendaval de la segunda división, fue asesinado en su lugar de residencia en la comunidad Quiñónez en San Salvador. Según la PNC, al menos cuatro hombres armados lo sorprendieron cuando se encontraba en la entrada de su casa y le dispararon.

Ataque a jugadorSan Salvador, San Salvador Víctor Antonio Benítez, quien jugaba para el equipo de fútbol Vendaval de la segunda división, fue asesinado en su lugar de residencia en la comunidad Quiñónez en San Salvador. Según la PNC, al menos cuatro hombres armados lo sorprendieron cuando se encontraba en la entrada de su casa y le dispararon.

En restaurante San Jacinto, San Salvador  Un hombre  identificado como Néstor Eduardo Jorge Montoya, de 19 años, fue asesinado durante la noche del martes en un restaurante ubicado en la calle Marconi y avenida El Cocal, en San Jacinto. La víctima recibió al menos 20 disparos cuando departía con una mujer que también resultó lesionada. La PNC manifestó que el ataque fue cometido por varios hombres armados. Un agente de la Policía aseguró que Jorge Montoya era un pandillero retirado.

En restaurante San Jacinto, San Salvador Un hombre identificado como Néstor Eduardo Jorge Montoya, de 19 años, fue asesinado durante la noche del martes en un restaurante ubicado en la calle Marconi y avenida El Cocal, en San Jacinto. La víctima recibió al menos 20 disparos cuando departía con una mujer que también resultó lesionada. La PNC manifestó que el ataque fue cometido por varios hombres armados. Un agente de la Policía aseguró que Jorge Montoya era un pandillero retirado.

Gobierno niega que busque negociar otra vez con pandilleros

Gobierno niega que busque negociar otra vez con pandilleros

Enlace copiado
La carta que escribieron los principales voceros de las pandillas, presos en máxima seguridad, en la que buscan “establecer acuerdos” llegó a manos del Gobierno. El vicepresidente de la República, Óscar Ortiz; el ministro de Seguridad, Benito Lara; y su viceministro, Juan Javier Martínez, dijeron saber de ella, pero no su contenido, pese a que iba dirigida al ministro Lara.

Los tres funcionarios del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén alegaron que la carta no estaba dirigida directamente el Gobierno, sino, más bien, al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia. Sin embargo, Paolo Lüers, uno de los activistas de la pasada tregua entre pandillas, pactada con la pasada administración del expresidente Funes en marzo de 2012, hizo pública dicha petición dirigida también al ministro de Seguridad.

En la carta, como lo confirmó a LA PRENSA GRÁFICA el pasado martes Raúl Mijango, mediador de la tregua de hace tres años, las pandillas sostienen que supuestamente buscan dialogar. “Darle oportunidad a la nación salvadoreña a desarrollarse en un ambiente más pacífico y establecer mecanismos que puedan permitirnos (a ambos) establecer acuerdos para alcanzar la paz a través del diálogo”, reza parte de la carta fechada 15 de junio de este año.

Pese a su petición, el vicepresidente Ortiz dijo que el Gobierno tiene muy clara la estrategia de seguridad y que está enfocada en el combate a la delincuencia basados, además, en la prevención y la rehabilitación de las personas y que, por ello, no existirá una negociación con criminales. “No se le ve sentido al hecho de que siempre se pregunta si se puede dialogar o negociar. No se puede negociar con el crimen. Uno no puede negociar con grupos criminales. Uno no puede querer negociar con personas que están atentando contra la vida de policías, fiscales, jueces”, dijo Ortiz en un evento en el que coincidió con el viceministro.

Sin embargo, en palabras del viceministro Martínez, en la política de seguridad que se impulsa actualmente “el tema del diálogo es nuestro factor clave, pero en nuestro esquema de diálogo no existe la palabra tregua”, señaló, pero no hizo referencia si el diálogo podía ser una posibilidad con los cabecillas de las pandillas.

Por la tarde, el ministro fue cuestionado sobre este punto pero no quiso contestar la pregunta.

La carta de las pandillas se conoce en un momento donde se experimenta una ligera baja de homicidios con respecto a junio, el mes más violento desde los Acuerdos de Paz. Desde el Centro de Inteligencia Policial (CIP) han interpretado que esta es una señal de las pandillas para buscar negociar.

En julio, el promedio diario es de 14 homicidios, mientras que en junio fue de 22 y mayo de 22, de acuerdo con las estadísticas del Instituto de Medicina Legal.

Para Martínez y Ortiz, como la carta está dirigida al Consejo de Seguridad, en el que están involucrados diferentes sectores de la sociedad, serán los integrantes quienes conocerán la petición.

Según Lüers, las pandillas aún no han recibido una respuesta del gobierno a la carta enviada.

EUA sin postura

La embajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, quien dijo que el Gobierno norteamericano sostiene el compromiso de ayudar en materia de prevención a la violencia con los diferentes programas y proyectos, no quiso comprometer una opinión sobre la posibilidad de una nueva negociación de Gobierno y pandillas.

“Nosotros no tenemos conocimiento de la correspondencia que fue enviada al Gobierno, así que no tengo comentario para ello. No sé el contexto en el cual se ha hecho”, aseguró la embajadora, quien también participó en un evento con los funcionarios.

En enero de 2013, Aponte expresó la postura oficial del Gobierno de Estados Unidos con relación a la tregua entre pandillas de marzo de 2012, gestada por el actual ministro de la Defensa, David Munguía Payés, cuando fungía como ministro de Seguridad.

En esa ocasión la embajadora dijo que Estados Unidos no tenía autoridad para fiscalizar el proceso de tregua y que, además, era una decisión que había tomado el Gobierno de El Salvador, pero que Estados Unidos no tenía ningún vínculo con dicho proceso que disminuyó el promedio de homicidios de 14 a cinco cada día.

De hecho, el Gobierno de Estados Unidos, en 2013, designó a seis miembros de una de las principales pandillas y cortó fondos para seis municipios del programa PATI (que se usaron para pagar a pandilleros), lo que se interpretó como un rechazo de ese gobierno a la tregua entre pandillas.

Tags:

  • pandillas
  • tregua
  • negociacion
  • gobierno
  • oscar ortiz
  • raul mijango
  • benito lara
  • acuerdos

Lee también

Comentarios