Loading...
El Salvador  / politica Séptimo Sentido

Gobierno proyecta nuevo aeropuerto en área que se inunda

El nuevo aeropuerto que CEPA proyecta en La Unión estará ubicado sobre una masa de agua subterránea. La zona, atravesada por cuatro ríos, es propensa a inundaciones, advierte el Ministerio del Medio Ambiente. En octubre del año pasado, esta cartera también señaló los riesgos y la amenaza que el proyecto supone al Estero El Tamarindo, Área Natural Protegida. pese a que hay una alternativa de ubicación, El proyecto continúa tal cual.

Enlace copiado
Gobierno proyecta nuevo aeropuerto en área que se inunda

Gobierno proyecta nuevo aeropuerto en área que se inunda

Enlace copiado

El terreno que ha sido elegido para la construcción del Aeropuerto del Pacífico está sobre una masa de agua subterránea, atraviesa los caudales de cuatro ríos y, al quedar a escasos metros, amenaza al Estero El Tamarindo, que tiene categoría de Área Natural Protegida.

Por estas y otras razones, el Ministerio de Medio Ambiente ha catalogado la construcción como Proyecto de Impacto Ambiental de Moderado a Alto (PIAMA). De acuerdo con la ley, se necesitan nueve unidades valorativas para caer en esta categoría. Este reúne 105.

El 20 de septiembre de 2021, Federico Anliker López, como representante legal de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), presentó el "Formulario ambiental del proyecto Construcción del Aeropuerto Internacional del Pacífico". Ahí se documentó la ubicación del mismo: "Cantón Loma Larga, municipio y departamento de La Unión".

Siete días después, el 27, personal de la Dirección General de Evaluación y Cumplimiento Ambiental inspeccionó el lugar indicado en el formulario y, aparte de constatar que no se habían iniciado las obras de construcción, se comprobó que hay "áreas de manglar colindantes al sureste del proyecto", de acuerdo con el documento Resolución MARN- NFA1409- 2021-TDR-329-2021, que fue levantado tras la visita.

El artículo 9 de la Ley de Áreas Naturales Protegidas declara los bosques salados (manglares de todo tipo) como "bienes nacionales" y "patrimonio natural del Estado", al igual que los "humedales continentales y artificiales, los cráteres, lavas, farallones, lagos y lagunas". Así que cualquier proyecto sobre uno de estos territorios se califica como inviable.

Solo dos días después de la notificación de inviabilidad ambiental, el 29 de septiembre, CEPA pidió una reconsideración. Este paso lo realizó por medio de un escrito en el que se insistió en que el "proyecto no está dentro de bosque salado" y que se planifica "un retiro de 17 metros del lindero". Una distancia de 17 metros se recorre en poco menos de 35 pasos.

El área en donde CEPA visualiza el nuevo aeropuerto se extiende en paralelo al Estero El Tamarindo. En este lugar predomina el conocido como Mangle Enano. Los técnicos del MARN apuntan que este ecosistema depende del balance entre agua dulce y agua salada: "El cual, de perderse o alterarse significativamente, debilitará las zonas naturales de amortiguamiento ante eventos de tsunami y erosión costera". Esto no puede leerse sino como una advertencia.

Quiere decir que, de ser construido tal y como está planteado en el formulario que Anliker López presentó en septiembre para evaluación del MARN, el nuevo aeropuerto se ubicará "en zona de amenaza alta o muy alta de inundación interoceánica". Y si, además, se pierde la densidad del bosque salado, la vulnerabilidad ante este tipo de eventos aumenta.

El mar no es la única amenaza en este sentido. "El área donde se proyecta la pista está ubicada en donde confluyen los ríos Las Guamas, Los Monos y Managuara, así como de la quebrada El Águila", notaron los técnicos durante su inspección (leer página siguiente). "La susceptibilidad de inundación es alta o muy alta en el sitio del proyecto", concluyeron.

Este año

"Tal y como lo ha expresado el presidente Nayib Bukele, en el año 2022 pondremos la primera piedra del Aeropuerto del Pacífico, así que estamos trabajando a gran velocidad, de forma articulada y muy comprometida." Estas son las palabras que en la página web de CEPA se citan y se le adjudican a Anliker López, presidente de la institución.

En la publicación, con fecha de septiembre de 2021, se hace referencia a que "el comisionado de Proyectos Estratégicos de Presidencia, Cristian Flores; el presidente del ISTA (Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria), Óscar Guardado y equipos técnicos realizaron un reconocimiento técnico en la zona donde se colocará la primera piedra para su construcción". Pero no se detalló el lugar.

Corredor biológico. El bosque salado del Estero El Tamarindo, La Unión, es recorrido por gran variedad de fauna.

El 24 de febrero de este año, Anliker López presentó el informe Económico y Financiero para la construcción del Aeropuerto del Pacífico. De acuerdo con publicaciones gubernamentales, en el evento hubo representantes de Ministerio de Vivienda, Ministerio de Turismo, Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa, Centro Nacional de Registros y Ministerio de Medio Ambiente.

En esa ocasión, el presidente de CEPA depositó en Nayib Bukele la responsabilidad de dar a conocer la ubicación exacta del proyecto. Hasta el momento, Anliker López ha destacado avances de hasta un 70 % en "demanda de aerolíneas y pasajeros, proyecciones de tráfico aéreo y tipos de aviones a recibir". Entre otras cuestiones, también ha hablado de costos de infraestructura, costos de operación, sostenibilidad, modelo de negocios y proyección de ingresos.

De lo que no habla es del Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Este es un paso indispensable, ya que este califica como Proyecto de Impacto Ambiental de Moderado a Alto (PIAMA).

El EIA se debe completar antes de octubre de 2022, que es cuando termina el plazo de un año que los técnicos detallaron en la resolución entregada a CEPA después de elaborar el dictamen.

El sitio en donde CEPA ha prospectado la construcción del aeropuerto está, además, directamente sobre una masa de agua subterránea, la número 19, y a unos metros de otra, la número 20. Por esta razón el MARN ha indicado a la titular del proyecto que presente una alternativa sostenible de abastecimiento de agua, ya que se debe evitar, por un lado, afectar el ciclo de captación de los cuerpos de agua y también se debe evitar entrar en conflicto con las comunidades que ya se abastecen de ese manto acuífero.

"El proyecto no ha validado la disponibilidad de agua en la fuente propuesta para autoabastecimiento, de acuerdo al consumo proyectado sin afectar a terceros", se detalla en la resolución. Tanto para la etapa de construcción como para la etapa de funcionamiento se calcula que el aeropuerto requiera de una demanda hídrica de más de 1.44 litros por segundo.

La página web de CEPA define la construcción del Aeropuerto del Pacífico como uno "de los proyectos encomendados al Gobierno del presidente Nayib Bukele". En la misma se cita a Anliker López: "Vamos a generar un polo de desarrollo alrededor de esta zona. No solo es el proyecto del aeropuerto, sino también se establecerán industrias alrededor".

Pese a los ambiciosos planes revelados por las autoridades de CEPA, los técnicos de MARN hicieron ver en su resolución que en el diseño del formulario presentado solo se hace referencia al municipio de La Unión, cuando una buena parte del Cantón Loma Larga pertenece a Conchagua. Esto obliga a CEPA, por ley, a realizar consultas ciudadanas en ambos municipios e incluirlas en el Estudio de Impacto Ambiental.

"En atención a la entrada en vigencia del Acuerdo No.306, de fecha 26 de julio de 2017, es importante incluir la opinión de la población dentro del área de influencia directa, e indirecta del proyecto, y proyectos vecinos con relación a la construcción y funcionamiento del proyecto", se determina en la resolución de la que la Comisión Ejecutiva ya fue notificada en octubre del año pasado.

Sin información

Las casas, los cercos y los árboles del caserío Flor de Mangle, que pertenece al cantón Loma Larga en la parte de Conchagua, tienen brochazos color naranja neón, el que se usa en obras de construcción como advertencia. Este caserío es una calle polvosa que arranca en la Carretera del Litoral y termina en la línea de mangle.

Durante 2021, las familias de Flor de Mangle no supieron nada de una posible reubicación debido a la construcción, en la zona, del nuevo aeropuerto: uno de los proyectos insignia del Gobierno.

No hubo consultas para los ciudadanos ni advertencias para nadie.

Fue hasta el 5 de enero de este año que se les convocó a una reunión en la que se les comunicó, en términos generales, del proyecto. Desde entonces han visto una invasión de vehículos con logos de CEPA y del MOP transitando como nunca por esta calle polvosa.

En esas reuniones, a las que han sido invitados representantes de otros caseríos afectados, como Condadillo, los lugareños han escuchado también a representantes de las alcaldías de Conchagua, de La Unión y del ISTA. Pese a que ya dan cuenta de al menos dos de estos encuentros, la duda más importante sigue siendo a qué lugar los van a trasladar.

Las cuadrillas de personal de las instituciones han entrado a las viviendas a tomar fotos de las construcciones, del cableado eléctrico; de los pozos, porque no hay agua potable ni servicio de aguas negras; de las fosas sépticas, de los árboles frutales, de las parcelas cultivadas y de aquellas en las que pastan las vacas.

Pero fuera de eso, para los habitantes de este caserío, el primero a ser intervenido, hay casi que ninguna certeza.

El trabajo de diseño del aeropuerto ha sido responsabilidad del consorcio PEYCO-ALBEN 4000, de acuerdo con lo revelado por CEPA. En septiembre del año pasado, la institución publicó que "el representante del consorcio, Alberto Gómez Serranillo, hizo mención que el Aeropuerto del Pacífico está diseñado y planificado para ser una infraestructura portuaria de referencia en Centroamérica que dinamice la economía de la zona oriental de El Salvador".

CEPA califica como "estratégica" la ubicación del proyecto de construcción del aeropuerto. Pero, el MARN, debido a los puntos señalados y a que la zona se encuentra habitada, incluye en la resolución una gráfica en la que aparece un lugar de construcción alternativo que se encuentra más alejado de la zona costera y con un porcentaje mayor en el municipio de Conchagua.

Lo dicho por Anliker López en febrero, más el aumento de actividades en la zona del caserío Flor de Mangle indican, sin embargo, que la ubicación señalada en el formulario, en septiembre, se mantiene.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines