Lo más visto

Más de El Salvador

Gobierno se desentiende del caso de José Luis Merino

Tras el señalamiento del senador Marco Rubio, el fiscal Douglas Meléndez decidió desengavetar el caso contra dirigente del FMLN.
Enlace copiado
Gobierno se desentiende del caso de José Luis Merino

Gobierno se desentiende del caso de José Luis Merino

Gobierno se desentiende del caso de José Luis Merino

Gobierno se desentiende del caso de José Luis Merino

Enlace copiado
El Gobierno se desenmarcó y declinó hablar ayer sobre el anunció de la Fiscalía General de la República (FGR) de retomar expedientes de una investigación contra el alto dirigente y diputado del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), José Luis Merino. Esto luego de que el senador republicano Marco Rubio señaló a Merino de “lavador de dinero de primera clase” y “proveedor de armas para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”, en medio de cuestionamientos a la administración del presidente estadounidense, Barack Obama, por la falta de sanciones en contra de personajes latinoamericanos vinculados a corrupción.

La FGR envió a Colombia en 2008 una comisión de fiscales para corroborar información de un presunto vínculo del dirigente del partido FMLN y actual designado presidencial, José Luis Merino, luego que el periódico El País de España publicó un informe en el que se mostraba como enlace entre dos traficantes de armas y la narcoguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Los resultados de esa investigación nunca fueron conocidos en El Salvador por parte de la FGR.

Ayer, el vocero de la Presidencia de la República, Eugenio Chicas; y el secretario de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción, Marcos Rodríguez, no quisieron ahondar en el tema.

Al preguntarle a Rodríguez, respondió que es parte de la “práctica privada del señor Merino”. “Me imagino que el senador Rubio tendrá alguna prueba. El fiscal tendrá que decir también qué es lo que tiene. Eso está marcado dentro de la práctica privada del señor Merino y yo no tengo ningún comentario que hacer”, se limitó a decir durante el lanzamiento de la política de participación ciudadana en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).

En el mismo evento también se intentó conocer la opinión del vocero de la Presidencia, pero en una primera respuesta dijo: “Eso es opinión del fiscal y nosotros respetamos el trabajo y la opinión del fiscal”. Segunda respuesta: “No tengo opinión”. Tercera respuesta: “No tengo ninguna postura”. Así, cerró filas para conversar sobre el tema.

El diputado de ARENA Norman Quijano consideró que las declaraciones del senador republicano podrían tener relación con el atraso en los desembolsos para el proyecto de FOMILENIO II, Asocio para el Crecimiento, y el plan de Alianza para la Prosperidad. “Me pregunto si hay dudas tanto en el Senado como el Congreso de Estados Unidos, de a quién le están transfiriendo estos recursos para que los administre”, expresó Quijano.

El diputado de GANA Mario Tenorio dijo que si bien es cierto se han estado desarrollando investigaciones en torno al tema, no hay evidencias contundentes y que el senador debería de presentarlas.

“La situación en torno a las declaraciones del fiscal, yo presumo que son con base en la facultad constitucional que él tiene, de iniciar cualquier investigación al respecto; sin embargo, es de ser muy cautelosos. Y yo no voy a salir juzgando al señor José Luis Merino, en lo absoluto, porque en primer lugar, se le debe de respetar como persona, luego como funcionario y a mí no me consta en ningún momento, nada de lo que el senador Rubio ha manifestado”, indicó.

El vicecanciller de Cuba, Rogelio Sierra, opinó esta semana que el senador no se puede involucrar en asuntos internos de un país.

Lee también

Comentarios