Grave niño de 9 años que fue herido de bala en San Martín

La policía investiga si el ataque iba dirigido o si se trató de una bala perdida
Enlace copiado
Sin explicación.  La policía no tiene claro el motivo por el cual resultó lesionado en la cabeza un niño de nueve años ayer en San Martín.

Sin explicación. La policía no tiene claro el motivo por el cual resultó lesionado en la cabeza un niño de nueve años ayer en San Martín.

Escena.  El patio de esta casa de la colonia Maestro Aarón Joaquín, en el municipio de San Martín, fue el sitio donde el niño fue alcanzado por una bala.

Escena. El patio de esta casa de la colonia Maestro Aarón Joaquín, en el municipio de San Martín, fue el sitio donde el niño fue alcanzado por una bala.

Grave niño de 9 años que fue herido de bala en San Martín

Grave niño de 9 años que fue herido de bala en San Martín

Enlace copiado
Yacir fue sorprendido por una bala que le impactó en la cabeza mientras jugaba con sus hermanos frente a su casa en la colonia Maestro Aarón Joaquín, en el municipio de San Martín. Los investigadores aún no tienen claro si el disparo iba dirigido al niño de nueve años o si se trató de una bala perdida.

Testigos le contaron a la Policía Nacional Civil (PNC) que un adolescente, hermano de Yacir, lo auxilió después de ver que el niño fue impactado por el proyectil.

En un primer momento, el menor fue trasladado al hospital de San Bartolo, en Ilopango, pero debido a la gravedad de la lesión hubo necesidad de ingresarlo en el Hospital de Niños Benjamín Bloom, en San Salvador.

Médicos de ese centro de salud, único en el país especializado en niñez, confirmaron ayer por la tarde el ingreso del menor con una herida de bala en el cráneo.

Según el informe médico, el niño no había podido ser intervenido hasta el cierre de esta nota (6 de la tarde) debido a lo delicado de su estado.

El parte médico consigna que el menor llegó al centro asistencial con las defensas débiles, lo que hizo difícil la operación para poder retirar el proyectil. Hasta ayer, los médicos señalaron que el niño permanecía grave, con ventilación artificial, en el área de cirugía.

La PNC investigaba ayer quién disparó la bala que lesionó a Yacir. Un equipo de investigadores policiales fue desplegado en las colonias aledañas a la Maestro Aarón Joaquín (Santa Gertrudis y Nuevos Horizontes) para dar con los responsables del hecho. Sin embargo, hasta el cierre de esta nota no hubo resultados positivos del operativo. Investigadores encargados del caso barajan dos hipótesis: que se trató de un ataque directo por alguna razón que desconocen o de una bala perdida que por el infortunio alcanzó la cabeza del niño.

Ambas sospechas caben en las líneas de investigación de la policía debido a que la zona donde ocurrió el hecho está perfilada como de alto índice delincuencial, sobre todo por la presencia de pandilleros rivales que se disputan el control territorial, según informaron agentes de la zona.

Violencia contra niñez

Con el ingreso de Yacir al Hospital Bloom ya suman ocho los niños que han sido atendidos en ese centro de salud por heridas de bala. Seis de ellos solo durante marzo, un mes que presentó un aumento considerable de la violencia en el país, según el informe de las autoridades de Seguridad Pública.

El caso más reciente, antes de Yacir, ocurrió el 15 de marzo pasado: los médicos reportaron el ingreso de una niña de tres años con lesiones en un brazo y el abdomen. Esta última herida provocó daño grave en el intestino delgado.

La intervención de la niña, de acuerdo con el parte médico, incluyó cortar parte del intestino para poder alejarla del peligro.

Además, el Bloom atendió a un niño de dos años que llegó con una herida de bala en una pierna. La bala no causó lesiones de gravedad, pues no comprometió ningún tejido importante.

El 13 de marzo pasado un niño de 10 años ingresó a ese hospital con una lesión similar a la de Yacir: una bala alojada en el cráneo.

Los médicos dijeron que se trató de una operación complicada, pues tuvieron que retirar partes del cráneo que quedaron astilladas tras el impacto.

Dos días antes, dos niños, uno de 10 años y otro de siete, también fueron llevados al Bloom por heridas de arma de fuego. Uno con una lesión a un costado de la cabeza y el otro con un impacto en el ojo.

Antes de esos casos de marzo, los médicos del Bloom ya habían atendido a otros dos niños víctimas de la violencia.

Tags:

  • violencia
  • niñez
  • inseguridad
  • salud
  • bloom

Lee también

Comentarios

Newsletter