Lo más visto

Más de El Salvador

Grupo andino promueve cultura y paz

Mantener vivo un estilo musical y promover un ambiente pacífico entre los estudiantes son los objetivos principales de un grupo de música andina juvenil.
Enlace copiado
Grupo andino promueve cultura y paz

Grupo andino promueve cultura y paz

Grupo andino promueve cultura y paz

Grupo andino promueve cultura y paz

Enlace copiado
La música favorita de más de 23 jóvenes entre los 16 y 17 años no son los ritmos modernos que suelen escucharse en las estaciones de radio. La de estos estudiantes de bachillerato del Instituto Nacional Albert Camus, en San Salvador, es de origen suramericano: la música andina.

Este grupo nació en 2009 gracias a que el Ministerio de Educación deseaba impulsar un programa cultural para los alumnos. Las autoridades se inclinaron por formar un conjunto musical que promoviera la cultura y la no violencia entre los estudiantes del instituto. “La música andina tiene una identificación cultural para toda Latinoamérica; por lo tanto, quisimos generar esa inquietud y expectativa en nuestros alumnos mientras potenciamos sus habilidades artísticas, alejándolos de actividades en las que corran riesgos”, dijo Lorena de Menjívar, coordinadora estudiantil.

El grupo nació con un instructor contratado especialmente para impartir clases, pero este año tuvo que retirarse, por lo que dos exalumnos, quienes se graduaron el año pasado, tomaron las riendas para dirigirlo. Uno de ellos es José Neftalí Mancía, de 20 años, quien está en el grupo desde que fue fundado. “Este género musical es muy natural, ya que los instrumentos tienen vida propia porque no son artificiales, están hechos de madera y ese es un arte que no todos conocen y se los estamos presentando a las futuras generaciones. Al mismo tiempo, les ayuda a evitar unirse a grupos o actividades que no sean de provecho, porque se comprometen con el aprendizaje de los instrumentos y pasan ensayando la mayor parte de su tiempo libre”, afirmó Mancía.

Los jóvenes ensayan todos los días en la biblioteca de la institución y durante su hora de almuerzo. El objetivo, además, es prepararse para participar en eventos culturales o artísticos, ya sea dentro del instituto o fuera de él. Tal es el caso de la experiencia vivida el año pasado, cuando tocaron en el Teatro Nacional acompañando a otro grupo de música folclórica.

Experiencias

Xiomara Vanessa Alas, de 16 años y estudiante de tercer año de bachillerato, se sumó al grupo desde 2011 porque vio la oportunidad de aprender un estilo musical diferente y además dominar los instrumentos que se utilizan, como la zampoña y el charango. “Todo en esta música es un arte y mientras voy aprendiendo a tocar los instrumentos me lleno de mucha satisfacción personal, porque puedo mantenerla viva. Siento que estoy transmitiendo un ritmo musical positivo a los demás jóvenes”, expresó Alas.

Los alumnos también experimentan un ambiente de armonía cuando se integran al grupo, porque además tienen que compartir escenario con un grupo de baile que los acompaña. “Yo me acerqué porque me gusta mucho el charango. En este tiempo no solo he aprendido a tocarlo, sino que también he visto cómo el grupo de música y el de baile se han integrado y he podido lograr una sana convivencia entre todos los que conformamos el grupo”, finalizó Leonel Varela, de 16 años.

Tags:

  • Musica
  • andina
  • Albert Camus
  • Servicio Social Estudiantil
  • cultura
  • bachillerato

Lee también

Comentarios