Guardián del medio ambiente en Santa Ana

Un joven ingeniero lidera una organización que protege el ambiente y una empresa dedicada al reciclaje.
Enlace copiado
Guardián del medio ambiente en Santa Ana

Guardián del medio ambiente en Santa Ana

Guardián del medio ambiente en Santa Ana

Guardián del medio ambiente en Santa Ana

Guardián del medio ambiente en Santa Ana

Guardián del medio ambiente en Santa Ana

Enlace copiado
Caleb Padilla recuerda que desde pequeño no permitía que en su casa se matara ni a las lagartijas. Tampoco dejaba que cortaran las plantas ni los árboles cercanos. Afirma que desde que tiene uso de razón tiene gusto y respeto por el medio ambiente, por lo que ahora se considera un innovador ambiental.

Actualmente este joven ingeniero tiene su propia empresa de reciclaje y una organización ambiental bautizada como Un Pulmón Más, creada en 2015.

Luego de pasar por el voluntariado en otras instituciones que trabajaban en pro del medio ambiente, Padilla decidió lanzarse a la aventura de crear su propia institución y hacer un trabajo más directo por el medio ambiente santaneco.

“Esto surgió en mayo de 2015, cuando nos comenzamos a reunir con seis amigos, preguntándonos qué podíamos hacer por el medio ambiente. Ahí surge la decisión de crear una plataforma para que como jóvenes pudiéramos tener la posibilidad de trabajar directamente en el tema ambiental sin tanta burocracia, sin tanta limitante”, expresó.

La idea principal de la organización es que cada uno de sus integrantes, que ahora superan los 50, aporten desde sus posibilidades al trabajo de la organización, ya sea a través de donaciones, trabajo voluntario y gestión para la ejecución de los proyectos.

Con la creación de la organización, también crearon su proyecto insigne: Dale vida al Tecana, que trabaja en el rescate y protección del cerro Tecana, uno de los sitios más representativos del municipio santaneco y que también ha padecido deforestación.

Como parte de las acciones que se han realizado en el cerro están jornadas de limpieza y reforestación; además, han implementado el senderismo para poder subir a la cima del cerro, que está adornada con una cruz de concreto de aproximadamente 20 metros de altura.

Actualmente la organización promueve caminatas diurnas y nocturnas a la cruz del cerro Tecana, caminatas que son aprovechadas para dar charlas de sensibilización hacia el cuido y la protección del medio ambiente para las personas que participan en estas campañas. Caleb sueña con tener una Santa Ana verde.
 

Tags:

  • diadelajuventud2017

Lee también

Comentarios

Newsletter