Guatemala procesa a militares por violaciones DDHH

Fiscalía los acusa de haber participado en al menos 558 desapariciones forzadas en la década de los ochenta.
Enlace copiado
En el banquillo.  Ninguno de los 14 militares guatemaltecos capturados el miércoles quiso declarar ayer ante la jueza en el Juzgado A de Mayor Riesgo.

En el banquillo. Ninguno de los 14 militares guatemaltecos capturados el miércoles quiso declarar ayer ante la jueza en el Juzgado A de Mayor Riesgo.

Guatemala procesa a militares por violaciones DDHH

Guatemala procesa a militares por violaciones DDHH

Enlace copiado
Los 14 militares retirados arrestados el miércoles, acusados de violaciones a los Derechos Humanos durante la guerra civil guatemalteca, fueron presentados ante un tribunal este viernes para que decida cuál será la situación jurídica de los detenidos.

La Fiscalía guatemalteca acusa a los militares de los delitos de desapariciones forzadas y delitos contra los deberes de humanidad. Previo al inicio de la audiencia el abogado de la defensa, Moisés Galindo, presentó un recurso de duda de competencia de la jueza Claudet Domínguez, con el argumento de que la ley de reconciliación nacional que amnistió algunos delitos de la guerra era aplicable.

Los abogados de las víctimas argumentaron que las acusaciones contra los militares retirados son delitos de lesa humanidad que la ley de reconciliación nacional excluyó esos delitos de ser amnistiados. Domínguez negó el recurso y dijo que en una resolución previa de la Corte Suprema de Justicia definió que sí tiene competencia para conocer del caso e inició la audiencia, que al cierre de esta nota seguía en desarrollo. Ninguno de los acusados quiso declarar.

Según la Fiscalía, los acusados estuvieron en altos mandos dentro del Ejército en la época de la guerra, especialmente en el destacamento militar número 21 en el municipio de Cobán, departamento de Alta Verapaz, en la región norte del país, adonde fueron llevados cientos de civiles secuestrados de varias comunidades. Los civiles en su mayoría indígenas vivían en las comunidades de Plan de Sánchez y Río Negro, en la región norte del país.

Los detenidos son Manuel Benedicto Lucas García, Ismael Segura Abularach, Carlos Humberto Rodríguez López, Byron Humberto Barrientos Díaz, Pablo Roberto Saucedo Mérida, Juan Ovalle Salazar, César Augusto Ruiz Morales y Gustavo Alonso Rosales García. También fueron detenidos César Augusto Cabrera Mejía, José Antonio Vásquez García, Édgar Rolando Hernández, Raúl Dehesa Oliva, Luis Alberto Paredes Nájera y Carlos Augusto Garavito Morán.

Según el proceso judicial, los cientos de civiles secuestrados en Alta Verapaz fueron acusados por el ejército de ser guerrilleros. Entre los detenidos había mujeres, hombres, niños y ancianos. Luego de concentrarlos en el destacamento sufrieron varios vejámenes, entre ellos torturas, violaciones y masivas, y luego fueron asesinados y enterrados en fosas clandestinas en el destacamento. Las víctimas nunca aparecieron y sus familiares no pudieron localizarlos.

Tras años de investigaciones y denuncias, la Fundación de Antropología Forense de Guatemala localizó los restos de por lo menos 558 personas en el destacamento militar de Cobán, donde actualmente funciona un centro de adiestramiento de operaciones de Paz de Naciones Unidas, excavó y exhumó las osamentas y restos de las personas.

Según la Fiscalía, de los 558 restos localizados se ha logrado identificar a unas 90 personas, entre ellas varios niños. Guatemala vivió una guerra durante 36 años entre el ejército y la guerrilla izquierdista. Según Naciones Unidas, 245,000 personas fueron muertas o desaparecidas en el período.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter