Guatemala y Honduras con norma similar

No fue posible contactar con operadoras en estos países.
Enlace copiado
Enlace copiado
Guatemala y Honduras tienen vigente desde hace meses legislaciones que bloquean la señal de telefonía desde el interior de los centros penales, como mecanismo para reducir los actos índices del delito de extorsiones que mantienen agobiados a las ciudadanos de ambos países.

La normativa en Honduras entró en vigor en 2014, para evitar las extorsiones desde los centros penales. Las autoridades aseguran que el delito de extorsión se ha reducido en 50 %. El Congreso Nacional de Honduras se apresta a discutir la ampliación del bloqueo de la señal en los teléfonos celulares en las 25 cárceles del país centroamericano.

La prensa hondureña, citando a un miembro de Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), dice que este delito ha reducido considerablemente desde que entró la ley en vigor.

“Antes del bloqueo de llamadas de celular desde los centros penales teníamos un promedio de 10 denuncias diarias, actualmente solo recibimos entre tres o cinco llamadas diarias denunciando extorsión. Con el bloqueo de llamadas de celular en los centros penales prácticamente se ha reducido en 50 % o más las denuncias de extorsión”, cita el portal electrónico del diario La Prensa.

Guatemala, por su parte, bloqueó la señal de telefonía desde los centros penales a partir de diciembre del año pasado.

El portal electrónico del periódico Siglo XXI dice: “La Gremial de Telecomunicaciones informó que la solución para eliminar o reducir la cobertura de señal celular en los penales será la readecuación de las redes de telecomunicaciones móviles mediante el redireccionamiento de las antenas aledañas a los presidios”.

Agrega que “también se inhibirá la potencia de las bases que alimentan las áreas en donde están ubicadas las cárceles y, como acción de refuerzo, las empresas de telefonía instalarán equipos que impidan las señales de móviles”.

Asimismo, el medio electrónico dice que “la inversión requerida para los equipos y los trabajos de readecuación de la red, según la gremial, asciende a unos Q28.12 millones ($3.7 millones)”.

Lee también

Comentarios

Newsletter