Lo más visto

Guerra y Gumarsal dieron $800 mil a “Chepe Diablo”

Otra de las transferencias de dinero que recibió Adán Salazar fue hecha en cheques de Gumarsal a nombre de Raúl Salazar, dueño de constructora Salazar Romero.
Enlace copiado
Enlace copiado
Wilfredo Guerra y Agroindustrias Gumarsal, empresa de la que es representante legal, le depositaron a José Adán Salazar $800,000 en razón de un préstamo en 2010, según logró identificar la Fiscalía General de la República (FGR).

Guerra había mantenido públicamente que desde la fundación de Agroindustrias Gumarsal, con Adán Salazar en 1997, este había vendido sus acciones, y que desde ese momento no volvió a tener ninguna vinculación financiera con la empresa.

Según archivos fiscales, el 30 de marzo de 2010 depositaron $200,000, en concepto de un préstamo de Wilfredo Guerra Umaña, en una cuenta de un banco a nombre de José Adán Salazar.

Ese mismo día también se reportó un abono por $600,000 en la misma cuenta de “Chepe Diablo” a través de cheques en razón de un préstamo de Agroindustrias Gumarsal.

El fiscal general, Douglas Meléndez, explicó recientemente que Agroindustrias Gumarsal está siendo señalada de ser utilizada por una estructura de lavado de “Chepe Diablo”. Los investigadores presumen que en dicha empresa se blanquearon más de $170 millones, de un total de $215 millones.

Entre los movimientos de las cuentas de José Adán Salazar en 2010 aparecen varias transacciones en las que no se consignaron los beneficiarios, pero cuando la Fiscalía logró identificarlos casi siempre estos eran familiares, socios o empresas vinculadas, por ejemplo, proveedoras de algunos hoteles del empresario metapaneco.

El 23 de junio de 2010 vuelve a aparecer una nueva transferencia de fondos entre “Chepe Diablo” y Wilfredo Guerra. El representante de Agroindustrias Gumarsal retiró de una cuenta de “Chepe Diablo” $4,833.33.

Otros depósitos

El 8 de diciembre de 2010, fueron depositados $100,000 en otra cuenta de “Chepe Diablo”, según el peritaje financiero realizado por la Fiscalía. Dicho depósito fue hecho en cheques de Agroindustrias Gumarsal a nombre de José Raúl Salazar Landaverde, propietario de la constructora Salazar Romero. Este último movimiento financiero fue objetado por la Fiscalía, según consta en el expediente judicial, ya que fue parte de lo que José Adan Salazar no declaró en el ejercicio fiscal de 2010, lo cual le significó un proceso judicial por evasión de impuestos del que fue sobreseído en 2014, tras pagar $1,506,707.43

Lavado hace tres años

Los fiscales que llevaron la investigación por evasión fiscal en contra de “Chepe Diablo” en 2014 señalaron ante el Juzgado Décimo de Instrucción que en aquel momento estaban en “presencia de hechos, que dan a lugar a que se infiera la presencia de actividades relacionadas al blanqueo de capitales”, por lo que le pidieron al tribunal seguir resguardando la documentación incautada para investigar.

Sin embargo, la jueza suplente del Juzgado Noveno de Instrucción, Ana Ruth González Navarro, solicitó que los documentos fueran puesto a disposición de dicho tribunal, para utilizarlos en el marco del proceso por encubrimiento en contra del contador Carlos Ernesto Ríos Umaña, vinculado al caso de evasión por el que también salió bien librado Guerra. Luego el exfiscal general Luis Martínez archivó el caso.
 

Tags:

  • salazar
  • chepe diablo
  • gumarsal
  • guerra
  • wilfredo
  • dinero
  • cheques
  • raul salazar
  • salazar romero
  • abono
  • america central
  • proceso
  • lavado de dinero
  • juzgado

Lee también

Comentarios