Loading...

"Hacerme la mastectomía era la única opción de vida"

Sara Herrera fue diagnosticada con cáncer de mama a los 49 años. Le extirparon un pecho y sobrevivió.

Enlace copiado
Sobreviviente.  Sara del Carmen Herrera afirma que una buena actitud y la fe en Dios fueron determinantes para su recuperación.

Sobreviviente. Sara del Carmen Herrera afirma que una buena actitud y la fe en Dios fueron determinantes para su recuperación.

Enlace copiado

Sara del Carmen Herrera de Rivera, de 56 años, es una ahuachapaneca sobreviviente de cáncer de mama, uno de los más comunes entre las mujeres de todo el mundo.

Cada 19 de octubre se conmemora a nivel mundial el Día de la Lucha contra el Cáncer de Mama, como una fecha que busca promover y sensibilizar tanto a hombres como a mujeres, sobre la importancia de practicar el autoexamen y todas aquellas acciones que ayudan a detectar a tiempo cualquier signo de alarma.

Según el Ministerio de Salud, en El Salvador, el cáncer de mama es una de las causas principales de muertes, por lo que apenas un reducido porcentaje de personas que lo padecen logran recuperarse.

Parte de este porcentaje es Sara, quien fue diagnosticada con la enfermedad hace siete años, cuando al palparse descubrió un pequeño bulto en el pecho, y tras varias consultas y exámenes de mamografía y ultrasonografía se enteró que padecía de cáncer.

Sarita, como la llama su familia, afirma que desde ese momento tuvo que enfrentarse a una nueva realidad llena de dolor, de incertidumbre y de cambios, los que enfrentó "por amor a sus hijos".

Ella es originaria de Concepción de Ataco, madre de tres hijos y abuela de dos niños. Es alegre, le gusta socializar y compartir con sus amistades.

"El tumor ya era demasiado grande, al hacerme la biopsia, que es un proceso doloroso también, salió que el cáncer ya estaba en fase 4, y no era posible realizar una cirugía para extirparlo, tenían que hacerme una mastectomía. Era la única opción de sobrevivir", explicó.

Recuerda que fue sometida a ocho quimioterapias antes de que le quitaran su pecho; luego fue sometida a una tercera sesión, más 28 radiaciones, en un proceso que duró más de un año, recordó.

"Fue un proceso doloroso. Las últimas cuatro radiaciones me las querían suspender porque se me quemó desde el cuello hasta el estómago, era como un parche, una quemada de plancha, pero yo quería terminar todo y así fue" agregó.

Sara aseguró que tras el doloroso tratamiento ha llevado una vida normal después de la mastectomía. "Yo no me traumé, y no sentía ni miedo ni pena porque me quitaron uno de mis pechos, porque quería vivir para mis hijos, mi familia. Dios es grande, esta es otra oportunidad de vida la que él me da, es importante tener una fe bien cimentada ya que Jesús ha dado su sangre por nosotros y nosotros tenemos que ser valientes" añadió.

En el mes de la lucha contra el cáncer de mama, Sara envió un mensaje de aliento a todas las mujeres que padecen la enfermedad para que no desistan en sus tratamientos por dolorosos que sean.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines