Lo más visto

Más de El Salvador

Hacienda advierte problemas si no se reestructura deuda

Gasto corriente para pagar intereses de deuda de país podría subir en los próximos años y se corre el riesgo de un impago, dijo el ministro.
Enlace copiado
Reunión. Los diputados de la comisión de hacienda de la Asamblea Legislativa recibieron al ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, quien explicó su propuesta de financiamiento de deuda para el período 2018-2024.

Reunión. Los diputados de la comisión de hacienda de la Asamblea Legislativa recibieron al ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, quien explicó su propuesta de financiamiento de deuda para el período 2018-2024.

Enlace copiado

“Eliminar cualquier riesgo de falta de recursos para el pago de los títulos valores con vencimiento 2019-2024” es uno de los objetivos que persigue la propuesta de reestructuración de deuda de país, aseguró ayer el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, a los diputados.

Hacienda presentó hace dos semanas tres propuestas a los diputados: una iba encaminada a que aprobaran un préstamo por $350 millones para completar el financiamiento del presupuesto General de la Nación 2018; la segunda pide la conversión de deuda a corto plazo a largo plazo que se adquirió en Letras del Tesoro (LETES) por un total de $800 millones y la tercera solicita el refinanciamiento de la deuda soberana del país, cuyas fechas de vencimiento están entre 2019 y 2024 y que asciende a un total de $2,457.71 millones ($451.25 millones de deuda interna y $2,006.46 millones de deuda externa).

El préstamo por $350 millones ya fue aprobado por los diputados y se espera que el 19 de junio vuelva a la Asamblea Legislativa para su ratificación.

Sin embargo, todo lo relacionado con el refinanciamiento de la deuda aún no ha sido aprobado por la Asamblea. Fuentes aseguró a los diputados que lo que se busca corregir con la reestructuración de la deuda es el “estrés fiscal” que va a generar en los próximos años el costo de los intereses de la deuda. En tablas que presentó el ministro, el índice de gasto por deuda aumenta hasta casi el 5 % del Producto Interno Bruto (PIB).

“Si no lo corregimos a tiempo esto va a ser un verdadero dolor de cabeza para las próximas dos administraciones públicas, por eso es la idea de hacer reestructuraciones de cinco años que nos den vencimientos más largos... El país no puede dejar de pagar su deuda”, sentenció el ministro a los diputados de la comisión de hacienda.

Además, el funcionario destacó que entre los beneficios de la reestructuración de la deuda está que el país mejore su calificación de riesgo y que tenga mejores condiciones financieras a escala internacional.

“Las calificadoras de riesgo nos piden dos aspectos: el primero es que haya un manejo seguro del financiamiento de los próximos años y el segundo es que se elimine la parálisis política legislativa que tantos daños le ha costado al país; esto es importante porque al aprobar esta estrategia estamos rompiendo los dos aspectos que las calificadoras de riesgo nos han mencionado”, dijo el titular de Hacienda.

Lee también

Comentarios