Hacienda no aprobó refuerzo presupuestario para la UES

Autoridades de la universidad temen no poder pagar agua y electricidad, y hasta suspender clases. Para 2018 su presupuesto será menor.
Enlace copiado
Sin interés. Para las autoridades de la UES, existe un total desinterés por 
la educación superior en el país.

Sin interés. Para las autoridades de la UES, existe un total desinterés por la educación superior en el país.

Enlace copiado
La crisis en la que se encuentra la Universidad de El Salvador (UES) cada vez es peor: el pasado 16 de agosto, las autoridades de la autónoma se reunieron con el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, para pedir un refuerzo presupuestario de $3.2 millones para poder finalizar 2017. Sin embargo, según el vicerrector administrativo de la UES, Nelson Granados, Hacienda no aprobó el refuerzo, por lo que no se logrará finalizar el año con normalidad, y es posible que hasta deban ser suspendidas las clases, ya que no cuentan con el dinero necesario para pagar los gastos de servicios básicos como energía eléctrica y telefonía, entre otras cosas.

“En efecto, hasta este día nosotros no hemos recibido una respuesta favorable por parte del señor ministro de Hacienda; a parte de eso, le pedimos $150,000 como un déficit que tenemos para el área de investigación, pero no fue posible y los $413,000 que le pedimos para poder financiar el programa de becas estudiantiles de la Universidad de El Salvador”, anotó Granados, quien afirmó que las investigaciones científicas del alma máter continúan paralizadas por falta de presupuesto.

El presupuesto que la Asamblea Legislativa le asignó a la UES para este año fue de $73.2 millones; sin embargo, aunque la universidad esté enfrentando una de las situaciones presupuestarias más difíciles, el ministro de Educación, Carlos Canjura, confirmó que el financiamiento para el alma máter en 2018 será mucho menor que el de este año, ya que, aseguró, el presupuesto que se le asignará será de $72 millones.

El funcionario dijo que existen muchas limitaciones y obstáculos para que a la UES se le ayude como debe de ser. “En general, la educación nos está demandando mayores niveles de inversión; en particular, la UES requiere mayor inversión, pero todos sabemos las limitaciones en las que hemos estado con mucha dificultad para atender temas que son fundamentales”, señaló Canjura.

Las autoridades de la Universidad de El Salvador por su parte lamentan el poco interés tanto desde el gobierno central como del Ministerio de Hacienda para ayudar a la universidad en la que se encuentran inscritos más de 50,000 estudiantes. Lo más preocupante y lamentable para los entes rectores de la UES es que han tenido que cancelar todo tipo de becas que se les otorgaban a los estudiantes para ayudarlos, debido a que no podían pagar sus estudios universitarios por falta de dinero.

“Corremos el riesgo de varias cosas: que tengamos un déficit serio al final del año, de no pagar los servicios básicos por dos meses y eso equivale a que nos suspendan el servicio de energía y de agua, y sería lamentable que se suspendan las clases o el uso del laboratorio o que se arruinen los materiales que tenemos de ensayos”, manifestó Granados.

Las autoridades de la Universidad de El Salvador dicen estar preocupadas porque, de no solucionar a tiempo la situación presupuestaria de la institución de educación superior, temen hasta que la UES sea cerrada y que llegue a la mayor decadencia de la historia. Por el momento, aseguran que el futuro del centro de estudios es incierto.

“En este momento nosotros tenemos ya observaciones concretas de parte del Ministerio de Trabajo en donde tenemos que hacer una fuerte inversión para atender el tema se seguridad y salud ocupacional; en caso contrario, la UES sería multada y tendría que pagar mucho más en multas que la inversión que se tiene que hacer”, expresó con indignación el vicerrector administrativo de la autónoma.

Lee también

Comentarios

Newsletter