Hallan masacuata de dos metros en una casa en carretera a Comasagua

El reptil estaba escondido debajo de una plataforma en donde se guardan materiales de construcción.
Enlace copiado
Hallan masacuata de dos metros en una casa en carretera a Comasagua

Hallan masacuata de dos metros en una casa en carretera a Comasagua

Enlace copiado

Trabajadores de una casa en la calle que de Talnique conduce a Comasagua encontraron una masacuata de entre 1.5 y 2 metros escondida en un área donde se guardan materiales de construcción.

La serpiente fue recuperada y puesta en una jaula, donde después fue trasladada al puesto de la PNC de la zona conocida como "El Milano", para posteriormente llevarla a la División de Medio Ambiente.


Foto: Cortesía.
 

La masacuata había comido recientemente, ya que podía verse una gran protuberancia en la parte media. En un video tomado cuando ya el reptil estaba enajaulado se puede ver cómo lanza mordidas a las personas que se acercan.

Este fenómeno es algo que se ha repetido con mayor frecuencia en la zona urbana de la capital en los últimos meses. Anteriormente, el pasado 16 de agosto de 2016, una culebra fue encontrada en la carretera al Boquerón, así como también este mismo año, el 23 de enero, unos vendedores encontraron y atraparon una culebra en la 3ª calle Poniente, entre la 1ª avenida Norte y avenida España, en San Salvador.

Medidas a tomar en caso encuentre una culebra
Ante la posibilidad de encontrar un reptil como este en el hogar o por la calle, Isabel Contreras, miembro del equipo técnico de la Fundación Zoológica de El Salvador (FUNZEL), explica la importancia de reaccionar adecuadamente y, sobre todo, no intentar apresar a la culebra. “La gente tiende a reaccionar de varias formas porque, comúnmente, se piensa que todas las serpientes son venenosas. Pero no es así”, aseguró.

Según Contreras, si por alguna razón usted llega a encontrar una serpiente o culebra en su entorno, lo recomendable es tomar en cuenta los siguientes aspectos para saber cómo proceder: Identificarla, ya que “las variedades de culebras o serpientes son muchas”, explica Contreras, “pero para dividir entre las que son venenosas y las que no lo son hay varias claves específicas”, agregó.

Dentro de esas claves se pueden mencionar: el color de las venenosas es más intenso y va desde tonalidades vivas hasta colores más fuertes y sólidos, mientras que las constrictoras (no venenosas) son de tonos oscuros y algunos distintivos más brillantes. Además, las constrictoras tienen la cabeza en forma de triángulo y, por ley natural, son inofensivas, es decir, si la culebra no hace intento de atacar al momento de acercarse, entonces no es venenosa.

Llamar a las autoridades indicadas, las cuales, en estos casos, serían el Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y la Policía Nacional Civil (PNC) en su división ambiental, las cuales se encargarán de atrapar el espécimen y llevarlo a los refugios ya destinados para estas situaciones.

Finalmente, lo recomendable es dejarla ir. “Si se encuentra una culebra, lo ideal es no intentar atraparla, ni mucho menos atacarla. Debe dejarla ir. Si se hace intento de capturarla se podría violentar la protección legal que tienen las masacutas y otros especímenes en El Salvador”, expresó Contreras.

Por lo cual, la mejor idea será dejar que la culebra se vaya y no intentar atacarla o atraparla. Cabe mencionar que la fuerza de una constrictora puede romper huesos y dañar seriamente las extremidades, por lo que no debe considerársele menos peligrosa.


Foto: Cortesía.

Tags:

  • culebra
  • talnique
  • el salvador
  • animales salvajes

Lee también

Comentarios

Newsletter