Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

El colectivo de artistas visuales ADAPTE se ha dado a la tarea de colocar elementos artísticos poco convencionales en las calles del Centro Histórico de San Salvador, para enseñarle a los salvadoreños que pueden acercarse al corazón de su capital a través del arte.
Enlace copiado
Foto Ana María González/LPG.

Foto Ana María González/LPG.

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Hamacas, pasos de cebras y arte que intrigan en San Salvador

Enlace copiado
Pasar por el Centro Histórico de San Salvador ya no es como antes. Esto, no solo por la modernización de la ciudad capital, sino también porque se ha convertido, poco a poco, en un enorme lienzo artístico donde un grupo de artistas nacionales e internacionales trata de acercar a la población hacia su cultura de la mano del arte.

Esa es la idea de ADAPTE, un colectivo de artistas visuales que nació en 2014 como un concepto de de muestra artística en calles y avenidas. “Al principio buscábamos que fuera una muestra de arte público, un espacio donde los artistas pudieran expresarse. Así le dimos inicio a la idea hace tres años”, expresó Ronald Morán, coordinador de ADAPTE. “Nadie”, artista visual salvadoreño y coordinador de ADAPTE, agregó que “la idea es que rompamos la cotidianidad y que diversos artistas se hagan un espacio en su ciudad”.

El Palacio Nacional es el escenario donde ADAPTA ha desarrollado su “Paso de Cebra Gigante”



ADAPTE es un colectivo de artistas visuales que se unen para llevar sus creaciones a la urbanidad



Sin embargo, esto da un paso revolucionario de la mano de ADAPTE al intentar llevar esos espacios a una especie de “diálogo con la gente”, según comentó Morán. “La idea es crear un diálogo entre al arte y la realidad de la población. Que recuperen su historia, sus espacios y vean que el arte es para que se conecten con la realidad”, detalló.


De “cebras” y “hamacas”

Pero, ¿cómo hacen estos artistas para “dialogar” con la gente a través del arte? La respuesta está en las calles de San Salvador, específicamente en dos puntos. El primero de ellos es frente al Palacio Nacional. Ahí, Melissa Guevara, artista visual perteneciente al grupo, es la creadora de “El Paso de Cebra” gigante que adornada ese tramo de la capital en los últimos días. “Fue creado en la noche del 3 de febrero y significó toda una aventura su creación”, expresó con alegría.

“El Palacio Nacional es historia y tradición salvadoreña. También, es el lugar donde se han guardado registros e información de todo el país, por lo que el paso de cebra es un símbolo, un puente para que la sociedad pueda transitar libremente hacia su historia, su códice de datos”, explicó. “Las calles de San Salvador se han vuelto más de carros que de gente. Ya no queremos eso. Queremos que la gente se acerque, camine libremente y esta es una figura de ello. Todos tenemos derecho a transitar hacia nuestra historia, hacia nuestro legado”, agregó.

ADAPTE busca acercar a la ciudadanía a su realidad y su cultura a través de un arte único



Beatriz Deleón es la creadora de las Hamacas en el Parqueo Francisco Morazán


Pero el paso de cebra no es lo único curioso en San Salvador en estos días. Si usted ha caminado por las calles del Centro Histórico, habrá notado las hamacas que se mecen en el Parqueo Francisco Morazán, las cuales son creación de la artista Beatriz Deleón.

“La idea de poner hamacas fue para simbolizar la inestabilidad de la realidad. Vivimos en “El Valle de las Hamacas”, pero, también, vivimos en una realidad de hamacas. La economía, la seguridad y la sociedad misma se tambalea, se mece de forma caótica y genera una inseguridad propia a la que los salvadoreños nos acostumbramos”, comentó Deleón explicando su obra.

Según Deleón, la idea de las hamacas fue inicialmente dirigida para colocarse en el exedificio del Ministerio de Economía (MINEC), pero las evaluaciones de Protección Civil determinaron que dicho inmueble es inestable y no posee firmeza en sus bases. “Me dijeron que se dañó desde el terremoto de 1986, pero sigue sin resolverse el problema. Es para que vea lo inestable que somos, no solo en infraestructura, sino en todo”, subrayó.

Las hamacas representan la inestabilidad y carácter tambaleante del entorno social salvadoreño



Estos letreros se colocaron para evitar que la osadía de algunos ciudadanos los lleve a darse una “aventura” peligrosa en una de las hamacas


Viajes con arte

Otra de las puestas en escena urbanas de ADAPTE es el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS), donde se ha colocado el “ArtBus”, una proyección en video que está colocada en todas las unidades del transporte de este sistema. “Es idea del artista español Raúl Martínez. Se trata de una proyección artística en video, guionizada y conceptualizada para proyectarse mientras los pasajeros se movilizan en el SITRAMSS”, explicó Moran.

Las iniciativas de ADAPTE no solo se concentran en San Salvador, ya que han localizado a Santa Tecla como un próximo punto de arte urbano, esto tras ver el efecto que produce en la gente, como explicó Deleón. “La idea es crecer, integrar más artistas y hacer que la gente misma sea testigo de su historia y realidad a través del arte. La gente se sorprende. Nos quedamos siempre después de cada elaboración artística y vemos la sorpresa y curiosidad de nuestro pueblo. La gente pregunta, se intriga y reacciona con sorpresa y admiración. Es posible humanizar con arte”, enfatizó.

El Paso de Cebra Gigante es un “puente” para que la población no olvide que San Salvador es una ciudad de peatones y no solo de vehículos


Tags:

  • san salvador

Lee también

Comentarios

Newsletter