Lo más visto

Hay contradicciones en el FMLN por Ley de Amnistía, dice la UCA

La institución académica plantea que miembros del FMLN pidieron derogar la ley, pero hoy hablan de caos.
Enlace copiado
Cuestiona discurso.  La UCA sostiene que si el FMLN reparara en las indicaciones de la sentencia de amnistía, podría trabajar en un proyecto que responda al derecho de las víctimas.

Cuestiona discurso. La UCA sostiene que si el FMLN reparara en las indicaciones de la sentencia de amnistía, podría trabajar en un proyecto que responda al derecho de las víctimas.

Hay contradicciones en el FMLN por Ley de Amnistía, dice la UCA

Hay contradicciones en el FMLN por Ley de Amnistía, dice la UCA

Enlace copiado
La reciente declaratoria de inconstitucionalidad de la Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz de 1993 ha marcado contradicciones en los mandos principales del FMLN, según señala el editorial publicado ayer por la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

De acuerdo con el editorial, fueron Schafik Hándal, Salvador Sánchez Cerén, ahora presidente de la República, Hugo Martínez, ministro de Relaciones Exteriores, y otros connotados miembros del FMLN quienes demandaron en diversas ocasiones la derogación de la amnistía, y que incluso les parecía demasiado blando que la UCA pidiera sustituirla por una ley de reconciliación que permitiera el acceso a la verdad y la reparación a las víctimas desde el concepto de la justicia transicional.

Ahora, dice, llama la atención que el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, exprese que la anulación de la Ley de Amnistía creará un “escenario de caos, venganza y violencia” y que dicha normativa es un “puente tendido sobre ríos de sangre”.

“¿Quería el FMLN volver al caos y a los ríos de sangre cuando pedía la derogación? Ser político y decir lo que convenga según sean las circunstancias no siempre es lo más adecuado, ni hablar de lo correcto. Y el vicepresidente lleva ya una lista de afirmaciones incongruentes”, critica la institución académica.

Recomienda leer la sentencia en detalle, haciéndose acompañar por quienes entienden y no por quienes gritan, para ayudar a los políticos a ser más cautos y a debatir racionalmente un tema que no tiene nada que ver con el caos y la violencia.

Agrega que si el FMLN reparara en las indicaciones de la sentencia de la Sala de lo Constitucional, que apuntan a una ley de reconciliación dentro del marco de la justicia transicional, podría trabajar en un proyecto legal que responda al derecho de las víctimas y que no use la justicia como venganza sino como camino de restituir la dignidad de quienes sufrieron atropellos.

“Mucha gente empobrecida por la injusticia social confió en el FMLN porque su lenguaje hacía presuponer una mayor preocupación por la dignidad humana. Pero actitudes como la del vicepresidente llevan a dudar de si aún existe en el partido esa preocupación”, dice.

La UCA mantiene que la amnistía de 1993 se limitó a despreciar a las víctimas, sabiendo que la gran mayoría de las mismas eran pobres. Y una legalidad de ese tipo siempre trae más problemas de los que resuelve. Sostiene que aprovechar la oportunidad de una sentencia justa es lo más humano y ético para recomponer situaciones de injusticia.

Lee también

Comentarios