Hay países que están sometidos a Maduro”

El diputado del partido venezolano Voluntad Popular Rosmit Mantilla relata la situación de Venezuela y el rol que juegan y deberían de jugar los países en ella.
Enlace copiado
Hay países que están sometidos a Maduro”

Hay países que están sometidos a Maduro”

Hay países que están sometidos a Maduro”

Hay países que están sometidos a Maduro”

Hay países que están sometidos a Maduro”

Hay países que están sometidos a Maduro”

Encuentros.  Mantilla se reunió con diputados de diferentes partidos, entre ellos, Rodrigo Ávila.

Encuentros. Mantilla se reunió con diputados de diferentes partidos, entre ellos, Rodrigo Ávila.

Enlace copiado
Rosmit Mantilla fue electo diputado de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela mientras estaba encarcelado en la Policía Política, junto a otros miembros del partido Voluntad Popular, el que fundó el opositor Leopoldo López.

LE PUEDE INTERESAR: Embajadora Jean Manes reitera que “Venezuela es un desastre humanitario”

Representante del estado de Táchira, “el estado más irreverente de Venezuela” como él lo define, Mantilla relata la situación actual del país que tiene la atención del mundo puesto en él por las situaciones que se conocen a través de los medios de comunicación y por los intensos debates que incluso han llegado a organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA).

El diputado se refiere al papel que juegan especialmente los países latinoamericanos, algunos a favor del régimen y otros a favor del pueblo venezolano para que vuelva la democracia.

LE PUEDE INTERESAR: Respaldo a Maduro afecta relación bilateral: EUA

Mantilla dice que con el tiempo ha quedado evidenciado que países como Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador, por ejemplo, se aferran a seguir apoyando un Estado que a todas luces ha perdido el control de la situación. Primero esas naciones apoyaron al difunto Hugo Chávez y ahora hacen lo mismo con Nicolás Maduro, el sucesor de Chávez.

El diputado opositor estuvo de visita en El Salvador, sostuvo reuniones con diputados de la Asamblea Legislativa, con el presidente de ese Órgano de Estado y con jóvenes miembros de movimientos sociales; su objetivo: hacer cabildeo en países democráticos para que emitan pronunciamientos en favor de Venezuela y presionar al régimen a ceder.

LE PUEDE INTERESAR: Abogada pide al país no ser cómplice de Maduro

Cuando se le cuestiona por el papel que ha realizado El Salvador en favor de Venezuela, fue cauteloso en responder y aclaró que su visita en tierras cuscatlecas no era para descalificar o aprobar las posturas que se han tomado tanto en organismo nacionales como internacionales respecto a la situación de Venezuela, sino más bien para hacer hincapié en los funcionarios nacionales sobre la importancia que la democracia tiene en cada país.

Además habló sobre cómo vislumbra el futuro de Venezuela de cara a la realización de una Asamblea Constituyente que ha convocado Nicolás Maduro. Dijo que el país está en cuenta regresiva para convertirse en una total dictadura.

Usted resultó electo como diputado mientras estaba detenido, por los medios de comunicación es conocido por todos la situación de Venezuela, ¿cómo es la situación que viven actualmente quienes se oponen?

Yo soy fundador del partido político Voluntad Popular, partido que preside Leopoldo López; luego de ocho años de ser fundados en 2014 hicimos un pronunciamiento público a los venezolanos donde les decíamos que venía hambre, inseguridad, represión y persecución, ese discurso llamado “La Salida” nos costó la cárcel, muerte y el exilio a muchos de nosotros. Desde ese momento pasé dos años y medio preso, en la Policía Política de Venezuela en SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), ahí conocí y viví la tortura en todas sus expresiones, mis hermanos de lucha algunos murieron, se suicidaron a raíz de su tortura en la cárcel.

El parlamento que se encuentra a punto de disolver el presidente Nicolás Maduro de forma ilegal promoviendo una Constituyente que significa la extinción de la república en Venezuela, la extinción de la democracia y por supuesto la disolución del parlamento. Quedan 30 días de república en nuestro país, en 30 días Nicolás Maduro acaba con la democracia e instaura un comunismo absoluto y vulgar, a lo cubano.

LE PUEDE INTERESAR: El Salvador acuerpa a Venezuela en sesión de OEA

¿En 30 días es la Constituyente?

Sí, sin ser refrendada por el pueblo, por criterio de Nicolás Maduro. Eso disolverá el parlamento, tenemos la amenaza de que va a ser asaltado el parlamento ese día y van a meter presos a todos los diputados que estén adentro y se van a instalar ellos en el poder ilegalmente.

¿Qué van a hacer ustedes entonces?

Como demócratas vamos a seguir presionando en las calles, con la gente, a nivel internacional para que eso no ocurra en nuestro país. Contamos con el apoyo del 80 % de los venezolanos que no quieren más dictadura en Venezuela. Hoy los diputados como no podemos legislar porque está secuestrado el poder, estamos en la calle, en primera línea con el pueblo de Venezuela en las marchas, marchas que se han llevado casi a 80 venezolanos en 80 días de protesta. La Guardia Nacional Bolivariana mata, secuestra, viola, reprime a todos los venezolanos, pero bueno, nuestro compromiso para recuperar la democracia en el país es seguir en las calles.

Mi visita acá en El Salvador se debe esencialmente a que estamos pidiendo la ayuda internacional de todos los países demócratas del mundo que quieran darle la mano a Venezuela, a su parlamento, a los presos políticos, a sus instituciones, por supuesto, a los venezolanos. Seguiremos por otras partes de América hasta llegar a Europa pidiendo el respaldo de los países democráticos.

Esta ayuda internacional que ustedes solicitan ¿en qué se vería evidenciada?

En pronunciamientos, pronunciamientos en la OEA, en la Corte Penal Internacional, en todo organismo donde un país demócrata pueda pronunciarse, hasta en su parlamento nacional; y que esté no en favor de la oposición, no de Leopoldo López sino a favor de los venezolanos, a favor del pueblo de Venezuela que es profundamente libertario.

Acá en la Asamblea Legislativa se han aprobado pronunciamientos, pero estos han ocasionado bastante discusión entre las fracciones y quien siempre se ha opuesto a aprobarlos ha sido el FMLN, el partido del gobierno. También el Estado ha mostrado su apoyo al Gobierno de Venezuela en la OEA, ¿qué señales le da esto?

Como le dije, la base fundamental de mi gira es recurrir a naciones democráticas como El Salvador para pedir apoyo; ya las discusiones que se den internas en un país, de un partido o de otro no me ocupan, por ahora estoy convencido de que El Salvador es un país que vive, en teoría, en democracia. No conozco las realidades internas de El Salvador y no me corresponde, lo que sé es que son país en democracia y esa es mi hoja de ruta: tocar naciones democráticas. No tengo duda de que obtendremos algún tipo de ayuda de El Salvador, ayuda en pro de la democracia, no de un partido.

Hablemos de otros actores de la sociedad, ¿cuál ha sido el papel de la Iglesia?

La Iglesia ha sido profundamente comprometida con la libertad de mi país, de hecho, en mi liberación fue clave la actuación del papa Francisco, él atendió personalmente mi caso y pide mi liberación a través de su enviado para Venezuela. La Iglesia intentó promover un diálogo que no resultó y hoy acompaña a los venezolanos, todos los obispos de Venezuela hoy abiertamente hablan de la dictadura y que hay que salir de ella muy pronto.

¿Los países vecinos?

Tenemos el apoyo de la mayoría de la región, pocos como Nicaragua, Bolivia, el Ecuador están del lado incorrecto de la historia. La mayoría de la región está de acuerdo con que en Venezuela vuelva la democracia, es lo que todos deberían de hacer, apoyar al pueblo venezolano, ver la crueldad con la que el régimen de Nicolás Maduro está tratando a sus ciudadanos, la política de represión que mantiene contra todo aquel ciudadano que lo único que pide es democracia. Todos los países deberían ver eso y entender que estamos en una cuenta regresiva a punto de convertirnos en una provincia cubana, a punto de que se extinga para siempre en Venezuela

¿Cuba?

En Cuba no hay esperanzas absolutamente de nada, ellos son la cabeza del Gobierno en Venezuela, ellos son como unos parásitos que tenemos arrastrando recursos, petróleo, libertad. Ellos estarán ahí hasta que Nicolás Maduro esté ahí, el día que Nicolás Maduro salga, que va a ser muy pronto además y de forma democrática, pues nos olvidaremos de Cuba en Venezuela.

Tenemos un gran aprecio por el pueblo cubano, son gente maravillosa, gente que no conoce la democracia pero gente muy querida en mi país. Sabemos también que al caer Nicolás Maduro Cuba tendrá democracia. Hay países que están sometidos a Maduro, Nicaragua, Bolivia, Ecuador parece que son algunos, pero que al caer la dictadura tomarán nuevos caminos hacia la democracia.

El Salvador además de los países que usted mencionó están involucrados en PDVSA, cuando el oficialismo deje el poder ¿qué pasará con ese negocio?

La relación de PDVSA con todos los países seguirá exactamente igual, como una relación sana de comercio internacional, no tiene por qué cambiar absolutamente nada ni con El Salvador ni ninguna de las naciones. PDVSA fue la empresa más productiva de Venezuela y tiene que volver a serlo, estamos abiertos a cualquier tipo de cooperación con todas las naciones del mundo.

Hay señalamientos de negocios que fueron mal hechos a través de la empresa que fue apuesta del Estado venezolano.

Por supuesto, eso tendría que cambiar. La Comisión de Contraloría de mi país inició una investigación superdelicada sobre los temas de corrupción dentro de PDVSA, cómo el chavismo dilapidó y regaló y negoció todo nuestro oro negro, pero bueno, en democracia recuperaremos todo eso y por supuesto estrecharemos lazos económicos y políticos con todas las naciones, con El Salvador, con todas.

¿Qué va a pasar con las personas que están de acuerdo con el oficialismo?

En mi partido, en Voluntad Popular, creemos que si eres venezolano, eres mi hermano. Es imposible pensar que vamos a gobernar un país solo los de un extremo, estamos convencidos de que tenemos que ser un gobierno de unidad nacional para salir adelante. Los rojos, los rojos buenos porque hay rojos buenos, los azules, todos los partidos, todos los ciudadanos de Venezuela son parte del cambio.

Todos los venezolanos pueden ser parte del cambio que será dentro de muy poco, estoy convencido de que vamos a ganar esto en muy poco tiempo y todos seremos necesarios. Tal es el caso de la fiscal general de la República, bienvenidas sean las personas que como la fiscal que quieren construir la Venezuela que viene, la Venezuela libre.

Hay muchos exministros de Chávez, altos mandos del chavismo que hoy caminan hacia la democracia; no es que se pongan la franela de la oposición, es que tienen una postura digna y firme de profundo respeto hacia la democracia venezolana.

Todos los actores del chavismo dentro y fuera del territorio venezolano, que caminen hacia la democracia serán bien recibidos, estoy seguro van a formar parte de esa Venezuela de cambio y transición que estamos pronto a tener porque somos más los que amamos la democracia.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter