Lo más visto

Más de El Salvador

Hay que atacar la estructura logística (de las pandillas)”

El director explica que a pesar de la reducción de extorsiones, la PNC prepara más operativos antiextorsiones y más golpes a las finanzas de las pandillas.
Enlace copiado
Hay que atacar la estructura logística (de las pandillas)”

Hay que atacar la estructura logística (de las pandillas)”

Hay que atacar la estructura logística (de las pandillas)”

Hay que atacar la estructura logística (de las pandillas)”

Enlace copiado
Howard Cotto, director de la Policía Nacional Civil (PNC), explica que la reducción de extorsiones en septiembre se debe, en parte, a la Operación Jaque y en otra parte a los operativos que la unidad antiextorsiones realiza cada día. Cotto también dice que la Policía trabaja para evitar más desplazamientos forzados y otros delitos que las pandillas cometen. Las investigaciones para evitar las acciones criminales de las pandillas hacen que la Policía capture a cientos de personas y por eso todavía es difícil cumplir con la sentencia de la Sala Constitucional sobre descongestionar las bartolinas.

¿La PNC tendrá un plan para evitar los desplazamientos forzados, que hasta septiembre iban 88 según un informe, y no solo cuidar cuando las familias sacan sus bienes?


No se trata de un plan. Cada hecho requeriría un plan y no creo yo que esa sea la metodología. Lo que hemos hecho es establecer los parámetros para llevar, de la forma más acuciosa posible, los registros de estos hechos. Hemos establecido parámetros para atender esta situación desde el punto de vista operativo, porque eso es lo que nos corresponde. Yo creo que a veces hay una confusión, en el sentido de ver que un fenómeno social de este tipo recae sobre la Policía. No lo digo porque necesitamos huir a eso, sino porque hay ciertas capacidades que tiene la Policía y ciertas que tienen otros actores. A la Policía le corresponde llegar, estar en estos sectores para evitar esto. Pero si se da, hacer presencia, identificar la causa de la amenaza, identificar a quiénes iba esta amenaza y buscar a los hechores y resguardar a la población. Creo que es más que un plan. Ojo, hay lugares en que, gracias a la acción, hemos evitado que esto se dé; lo que pasa es que como no se da, no se hace famoso, pero ya lo hemos logrado. A veces son fenómenos complejos. Cuando tú te pones a ver quiénes son los amenazados y quiénes amenazan, logras determinar cosas interesantes.

La semana pasada, dos familias de Panchimalco nos dijeron que estaban indignados porque usted dijo que los que se van es porque tienen vínculos con pandillas...


Es que así es, yo no nunca me he referido a una persona en concreto. En primer lugar, porque no podemos estar estigmatizando gente. Es más, hemos sido bien cuidadosos en responder sobre los lugares, porque tampoco podemos estigmatizar los lugares. Sin referirme a nadie, hemos constatado de que en una comunidad hay personas que son miembros de una familia donde hay miembros que son de una pandilla y vienen los contrarios y los amenazan. Eso lo hemos visto en muchos casos. Si tú haces un análisis detallado –que no lo voy a hacer yo, para no estigmatizar a nadie– pero hay casos en que tú ves que al final los apellidos y los lazos de familiaridad entre los hechores y los amenazados son los mismos. Compruébalo. Búscalo y lo vas a hallar, luego decide si lo vas a publicar, porque yo no lo voy a decir, para no estigmatizar a nadie.


Hablando siempre de pandillas, ¿qué ha pasado desde la Operación Jaque? ¿Tienen información de una reestructuración de la MS?


Realmente podría hablar poco de esto, no porque no le demos seguimiento, sino porque quizás hay información de mucho valor. Lo que sí te puedo decir es que este tipo de operaciones, y esta en particular, ha sido un golpe fuerte para esta estructura criminal. ¿Qué capacidad tengan para recomponerse en algunos lugares? ¿Lo buscan? Obviamente lo pretenden, pero que lo logren no es fácil, no solo por la acción nuestra, sino porque hay que realizar un conjunto de acciones que a veces no son fáciles para ellos mismos construirla. Pero lo que yo sí concluyo es que la Policía y la Fiscalía vamos en la línea correcta. Hay que atacar su estructura logística.


¿Qué habrá pasado con los cabecillas miembros de la Federación que no estaban en el país? ¿Aún no han sido capturados?


Ellos la tendrán ahora un poco complicada. Aún no han sido capturados y las capturas no dependen de nosotros. ¿Qué capacidad operativa tendrán ahora sin tener algo articulado aquí en El Salvador?

¿Podemos esperar un golpe a las finanzas de las otras pandillas?


Creo que la Policía y la Fiscalía tenemos que seguir cualificando los mecanismos de investigación en todo. Esta acción de golpear la estructura criminal desde el punto de vista de su logística, sus finanzas y recursos es importante.

¿Cree que tiene relación la Operación Jaque con la reducción de denuncias de extorsión en septiembre?


Yo creo que sí, pero lo que pasa es que no solo hemos hecho la Operación Jaque. También en operaciones no tan vistosas la Policía ha tenido bastante éxito en los últimos dos meses, en operativos contra extorsiones. Yo creo que, a nivel operativo, nuestras unidades antiextorsiones también han tenido un incremento en su actividad. Aún no podemos cantar victoria, a pesar de la reducción de extorsiones. Nosotros tenemos claro que la extorsión es un fenómeno en que todavía hay cifra negra.


Sobre el tema de cómo se abastecen las pandillas de armas hay diferentes versiones: el ministro de Defensa dice que son armas que quedaron tiradas de la guerra, vamos y preguntamos en la Fiscalía y dice hay casos de comercio ilegal de armas desde la Fuerza Armada. ¿Qué dice usted?


Yo creo que el problema de estos temas o donde uno se puede perder es creer que el crimen organizado aspira a tener fuentes únicas de abastecimiento. En buenas cuentas, la respuesta sería que todas las anteriores son correctas y no solo esas, hay otras. Que el crimen como tal base su abastecimiento en la Fuerza Armada lo veo no muy consistente


¿Inflado?


Sí, eso. Muy inflado, creo que esa es la palabra. Es decir, si hay un proceso de un soldado que vendió un fusil, OK. Pero decir que todas las armas vienen de la Fuerza Armada es muy inflado. También limitarlo a que todas las armas son del conflicto armado, nos quedamos un poco cortos. Pero también porque hemos encontrado armas del conflicto. El tráfico internacional de armas también incide. Pero, decir que las pandillas están metiendo armas por cientos a través de las fronteras, eso tampoco es cierto. Hay otro factor, las pandillas tienen muchas armas que en su momento fueron legales, que se las robaron, hurtaron o fueron extraviadas. Entonces yo creo que las pandillas basan su abastecimiento en cualquier alternativa que tengan.

Hablemos del presupuesto de la PNC, ¿es suficiente para cubrir todas las necesidades?


Es una pregunta complicada, por lo siguiente, yo la tendría que responder así: yo tengo más de 20 años de estar en la Policía y nunca he visto que un presupuestos sea el que necesitamos. Pero es más, nunca he visto un policía sobre la tierra que diga que su presupuesto es suficiente. Es una cuestión de retos. Si la situación económica del país es complicada, muy probablemente las instituciones del Estado en su conjunto enfrentaremos dificultades económicas. Creo que siempre hay que buscar fuentes de financiamiento y tener un alto nivel de creatividad para los proyectos. Porque la brújula no es el dinero, sino los proyectos. Estoy seguro que este otro año nuestros proyectos van a caminar y vamos a tener una mejor Policía. Ahora, quisiéramos más dinero, pero que no se interprete mal. Ojalá podamos buscar la forma de obtener los recursos. Eso no es solo una función de la Policía, ni depende solo de la Policía. Podemos hablar de nuestros proyectos, como mejora de infraestructura, que ya lo verán en algunos meses. De la construcción de la delegación centro, La Paz, siete proyectos con el préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica. Vamos a tener mejores armas, mejores botas, más vehículos y cada uno de estos rubros constituye proyectos.


Además de la infraestructura, ¿en qué necesita la Policía refuerzo presupuestario, sobre todo pensando en los policías de la básica?


Es que el rubro de mayor necesidad de la Policía es la infraestructura. El 70 % de la infraestructura de la Policía no es de la Policía. Es por un mero sentido de propiedad, es porque uno no puede invertir en el acondicionamiento de espacios físicos. En ese sentido, hay que ser autocríticos y desde el principio, hace 24 años, la Policía debió adquirir inmuebles. Ahora no tendríamos inmuebles arrendados, o unos dos. Esto es un problema que tenemos desde que la Policía nació. Esto no se puede resolver en un año, porque tampoco hay que pedir imposibles. Ya tenemos dos años de estar construyendo la delegación centro y ¿cuánto tiempo nos va a demorar la construcción de la delegación de Zacatecoluca? Y les comento que tenemos planes de construir un hospital policial.

Un hospital policial...


Nada menos ayer (lunes) teníamos una reunión para abordar esto con la cooperación internacional. Lo que sucede es que por ahora tenemos un centro médico, ubicado en la urbanización La Esperanza y nos venden dos inmuebles a la par para desarrollar un proyecto de construcción de un hospital y los vamos a comprar. Ya estamos definiendo la ruta de operación con la cooperación internacional y de recursos propios para tenerlo. El otro año, quizás no, pero si empezamos hoy lo vamos a tener y estamos dando pasos en esa dirección.

¿Cómo van con el cumplimiento de la sentencia de la Sala Constitucional sobre la inconstitucionalidad del hacinamiento en bartolinas policiales?


En este momento tenemos más. De hecho, no tengo el dato exacto, pero hasta el día de ayer (lunes) teníamos como 6,100 internos en bartolinas. Cuando fue la audiencia en la Corte Suprema teníamos como 4,100 si mal no recuerdo el dato. Es que, ¡púchica!, ustedes me piden datos como si yo fuera laptop y tampoco, verdad... Pero sí, para el tiempo de la audiencia teníamos como 1,000 menos. Lo que pasa es que solo esta semana hemos detenido a 691 personas, eso hay que entenderlo también. Ayer (lunes) teníamos una reunión con el director de centros penales y afortunadamente nos informó que en este mes de octubre vamos a tener más espacios para poder bajar las cifras. Sigue siendo un gran reto y es complicado. Lo que pasa es que si ustedes se ponen en los zapatos de la Policía entenderán que no podemos dejar de capturar o no podemos dejar de investigar solo por pensar que no hay espacio para más capturados. Si uno tiene un hecho en investigación y ha logrado demostrar que hay una participación criminal de un grupo de sujetos en un homicidio, extorsión, en un jaque o lo que sea, nosotros no hemos parado. Lo que sí hemos procurado es que las detenciones, como se hacía en la mano dura, de detener por detener cada vez sea menos.

Tags:

  • pandillas
  • pnc
  • policia
  • howard cotto
  • presupuesto
  • hospital policial
  • operacion jaque
  • extorsiones
  • desplazamientos forzados

Lee también

Comentarios