Lo más visto

Hay que empezar la coyuntura electoral en el momento adecuado”

Para el vicepresidente de la República, hacer precampaña en el FMLN, o en otro partido, en estos momentos no es conveniente.
Enlace copiado
Hay que empezar la coyuntura electoral en el momento adecuado”

Hay que empezar la coyuntura electoral en el momento adecuado”

Hay que empezar la coyuntura electoral en el momento adecuado”

Hay que empezar la coyuntura electoral en el momento adecuado”

Enlace copiado
Que Óscar Ortiz no sueñe con una candidatura presidencial es algo que no cuadra. Ahí está su trayectoria política para demostrar que tiene vocación por los cargos de elección popular. Fue diputado por varios períodos y luego alcalde de Santa Tecla por varios años más.

En 2003 participó como precandidato en las elecciones primarias para elegir al candidato presidencial del FMLN para competir en 2004. En ese entonces, ya sin renovadores en el Frente, la competencia fue contra Schafik Hándal, un exmiembro de la Comandancia General.

Ortiz hizo una buena pelea e, incluso, por momentos, parecía que él había ganado. Sin embargo, fue Hándal el elegido para correr por la bandera rojiblanca.

Ahora también hay varios interesados en la candidatura presidencial del FMLN, pero ninguno es oficial: dos ministros, un par de alcaldes, un miembro de la dirigencia y se menciona al mismo Ortiz.

Sin embargo, el vicepresidente dice estar enfocado en la tarea que le encomendó el presidente Salvador Sánchez Cerén (que, como él, fue vicepresidente en la administración anterior). Después de un par de preguntas incómodas, dice, riéndose, que les desea suerte a los funcionarios que ya montaron su comando de campaña. Están tan adelantados, dice, que están atrayendo todos los ataques.

¿Ya hay una carrera por la candidatura presidencial en el FMLN?

Eso sería un error. Sería un error si tanto la derecha como la izquierda comenzaran a correr por candidaturas presidenciales cuando tenemos en el centro problemas delicadísimos. Hay que darle tiempo a la coyuntura electoral, hay que empezar la coyuntura electoral en el momento adecuado. Pero, hoy por hoy, este año y el próximo, de aquí a junio, tenemos que concentrarnos en producir grandes soluciones para grandes desafíos que tenemos: el tema de la violencia, levantar la economía y el empleo, y el tema fiscal, que si no lo resolvemos nos va a golpear a todos.

¿Cree que en el Frente, con varias facciones, podrían resucitarse las primarias para escoger candidato presidencial?

Los partidos, todos y no solo en El Salvador, sino que también en la región, de fortalecerse, de renovarse permanentemente, de hacer un ejercicio cada vez más creciente de la democracia. Esto siempre es un gran debate en los partidos políticos, pero un debate normal. Lo que sí está claro en los partidos políticos es que tenemos que avanzar en esa dirección.

¿Qué le dice a la gente que considera que el FMLN se aburguesó?

¿Se qué?

Se aburguesó... que ya no representa a los pobres como dice en sus estatutos.

Mira, este es un tema siempre... en una democracia... Bueno, me voy a salir del tema porque te lo voy a plantear así: lo bueno es que en 24 años el país entró a un proceso de construir una base de cultura democrática. Y fíjate cómo te lo he dicho, para que no vaya a salir alguien a decir ‘dijo que estábamos en una cultura democrática’. Y digo 24 años. Somos una democracia tierna, donde hay que reconocer, abrazar y cuidar las señales importantes de pluralidad, las señales importantes de tolerancia, las señales importantes del diálogo que hemos construido limitado y amplio. Yo, en 24 años, no he encontrado que se haya matado un diputado con otro. Incluso, ni a garrotazos o pescozones. Eso tiene que ver con todo lo nuevo. En otros tiempos, por la décima parte de lo que ha pasado hubiera habido golpe de Estado. Pero no hay golpes de Estado, hay golpes técnicos... Vemos cómo se debate Suramérica en temas de debates que son muy duros. Nosotros hemos ido caminando, reconociendo que la derecha es fuerte, reconociendo que la izquierda es fuerte, reconociendo que todos podemos aportar en el sector público, reconociendo que el sector privado es clave para levantar la economía y el empleo, reconociendo que nuestras relaciones internacionales deben ir más allá de un patrón ideológico. El país se ha ido modernizando, tenemos que reconocer eso. El país no puede ser malinchista. Tenemos que aprendernos a querer nosotros mismos. Si no somos capaces de apreciar de lo que podemos construir nadie nos va a poder ayudar.

¿Y entonces? ¿Se aburguesó o no se aburguesó el FMLN?

¿Entonces? ¡Es que la pregunta no cabe! Se podrá aburguesar una persona, pero como estructura, como doctrina, como partido, como proyecto tú lo que tienes son propuestas políticas. Ya si alguien quiere hacerse rico por las malas o por las buenas, ¡esa es su decisión! Pero eso no se lo atribuyo al sistema de partidos políticos, porque el sistema de partidos políticos y su conglomerado, miembros, la tarea que tiene es otra. Es cómo desarrollar un país, cómo cambiarlo, cómo transformarlo y cómo hacerlo crecer. Ese es el propósito que tenemos.

Aunque ha dicho que no es momento de pensar en candidaturas, usted, ya en algún momento ya ha pensado antes en esa candidatura presidencial...

No quiero pensar. No quiero gastar neuronas en eso. Porque todas las neuronas que tenemos activas hay que concentrarlas en el mandato que nos ha dado la gente: resolver el tema de seguridad, el tema de la salud y la educación, de la inclusión social. No digo que las candidaturas no son importantes, ¡son importantes!, pero digo que tienen que ser puestas en tiempo y en su verdadero contexto.

¿Y a los funcionarios que ya se están dedicando o haciendo esfuerzos de campaña?

Les deseo suerte, porque antes de tiempo van a ser un verdadero polígono de tiro.

Lee también

Comentarios