Hermanas solicitan ayuda para no perder su hogar

Su madre falleció en noviembre a causa de cáncer, y el padrastro desmanteló la casa donde vivían y se llevó todas las pertenencias. Ahora viven con una tía.

Enlace copiado
Casa.  Las hermanas, que han quedado a cargo de una tía, solicitan el apoyo para levantar nuevamente su vivienda.

Casa. Las hermanas, que han quedado a cargo de una tía, solicitan el apoyo para levantar nuevamente su vivienda.

Enlace copiado

Jaqueline Alcira quiere ser botánica y Alejandra Valeria, su hermana menor, sueña con ser doctora y ayudar a sanar a las personas. Ellas tienen 16 y 12 años, respectivamente, y a su corta edad ya han pasado duras pruebas que no les impiden buscar su superación.

Las hermanas residen en la colonia San Simón, en el cantón San Luis del municipio de San Sebastián Salitrillo, en Santa Ana, y a finales de noviembre pasado quedaron huérfanas al fallecer su madre, quien perdió la lucha contra el cáncer. Han quedado bajo del cuidado de su tía, hermana mayor de su madre.

Si perder a su madre fue un duro golpe, también lo fue ver como el excompañero de vida de ella, llegaba a desmantelar la vivienda de lámina y madera en la que residían, dejándolas prácticamente a la intemperie. De la casa, ahora solo quedan los troncos que servían como pilares.

Celia Morena García González es la tía de las menores, quien explica que el desmantelamiento de la casa fue solo el final de una vida marcada por los malos tratos que le daba su pareja a su hermana, y a sus sobrinas.

"Lo que necesitan ellas es apoyo, ayuda, porque ahí (la casa) ha quedado limpia. Él (expareja) se llevó todo, las láminas, dejó solamente el terreno", dijo.

La tía de las menores solamente cuenta con un ingreso de $80 mensuales, que son insuficientes para mantenerlas a ellas y a su hijo.

"Yo las quiero como que fueran mis hijas, yo las vi crecer desde chiquitas. Quiero que salgan adelante, que superen esta situación y progresen en la vida", manifestó la tía. Otro problema que enfrentan las menores es que podrían perder el lote que se encontraba pagando su madres, y del cual solamente adeudad $500, el cual buscan cancelar para no perder el terreno, y algún día volver a construir su casa, aunque sea de lámina y madera.

Según la tía, las dos menores van a regresar a la escuela, luego de perder un par de años de estudio por ayudarle a su padrastro en tareas agrícolas. Asistirán a séptimo y cuarto grado en el centro escolar del cantón. "Queremos tener un poco de paz y superarnos y poder hacer nuevamente nuestra casa para irnos a vivir ahí. Perdimos tres años de clases porque íbamos a la milpa a trabajar, yo quiero estudiar y superarme", expresó la mayor de las hermanas.

Por su parte, la menor, de menos palabras, dice que cuando sea mayor quiere estudiar medicina, para poder ayudar a las personas enfermas, por la experiencia de ver a su madre enferma.

Tags:

  • SantaAna
  • hermanas
  • necesitan
  • ayuda.casa

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines