Loading...

Hermanos buscan dejar la sal y tener empleo fijo

Ellos son parte de un programa desarrollado en La Unión que es financiado por el Gran Ducado de Luxemburgo.
Enlace copiado
Recibimiento.  Lorem ipsum dolor sit amet, Lorem ipsumLorem ipsum dolor sit amet, Lorem ipsumLorem ipsum dolor sit amet, Lorem ipsum

Recibimiento. Lorem ipsum dolor sit amet, Lorem ipsumLorem ipsum dolor sit amet, Lorem ipsumLorem ipsum dolor sit amet, Lorem ipsum

Enlace copiado

Sandra y Arístides, ambos hermanos y de apellido Rosales, son originarios de la zona costera de Conchagua, en La Unión, y los dos han dedicado parte de sus últimos años a trabajar en la extracción de sal; en el caso del joven, asegura que cuando no hay temporada laboral en la salineras, también ha tenido que realizar trabajos agrícolas.

Ninguno de los dos ha concluido sus estudios de educación básica; en el caso de Sandra, quien tiene 26 años, dice que logró alcanzar su sexto grado; pero Aristides, de 18, asegura que debió dejar la escuela cuando cursaba cuarto grado, debido a la obligación de generar ingresos económicos para el hogar.

"Yo decidí entrar a trabajar en las salineras porque no había otro trabajo; y yo sabía que era duro ese trabajo, pero no había de otra, y mi familia lo necesitaba", relata el joven.

En el caso de su hermana mayor, explica que para las mujeres se vuelve más complicado y pesado el trabajo en las salineras, en donde se desarrollan jornadas a tempranas horas del día o en las tardes, para reducir un poco el impacto de los rayos del sol que sumado con el calor, a la larga podría generar enfermedades renales o en la piel.

Los salarios en dichos lugares de trabajo oscilan entre los $50 a la semana o si trabaja todo un mes, se puede llegar a devengar un salario de $200, un monto muy por debajo de salario mínimo promedio en El Salvador, los cuales son de $300 para el sector comercio y la industria, $295 para la maquila y $250 para el agro.

Los hermanos Rosales, quieren cambiar de fuente de empleo, pero están conscientes que cerca de donde viven se les hará difícil por la falta de oportunidades de trabajo, pero reconocen que tienen otro obstáculo y es que ambos no han logrado terminar un grado académico que les permita acceder a un mejor trabajo.

Por esa razón, a mediados del 2019, tanto Sandra como Arístides decidieron inscribirse y apostar por un programa que al inicio llevaba por nombre "Jóvenes Con Todo", pero con la llegada del nuevo ejecutivo ha sido nombrado "Gobierno Joven", el cual ofrece un proceso de formación a jóvenes que viven en las condiciones de los hermanos Rosales, a quienes se busca mejorarles las oportunidades de empleabilidad.

"Me decidí involucrarme en este programa para tener mejores oportunidades. Mi aspiración es tener un buen trabajo y tener una economía estable, porque ahorita nos está costando bastante", comenta Sandra.

El programa se desarrolla en los municipios de La Unión y Conchagua, y entre los graduados de la primera fase que comprende el módulo de "habilidades y competencias para la vida y el trabajo", están los dos hermanos que han laborado en las salineras y que recientemente iniciaron la segunda etapa que consiste en optar por un emprendimiento, formación profesional o pasantías laborales; ellos se han decidido por la formación.

La iniciativa es financiada con fondos del Gran Ducado de Luxemburgo, que ha destinado un monto que supera los $300 mil para dicho programa, y tiene una contrapartida de $56,000 que es el aporte de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Social y Económico (FunsalProdese) que es la ejecutora del proyecto en dichos municipios.

"La segunda etapa tiene una duración de 4 meses que busca que los jóvenes que van para formación profesional; aprendan un oficio, descubran y exploten su vocación, y los que van para pasantias laborales, que adquieran una experiencia para su primer empleo, en este caso ya tenemos cinco jóvenes que han sido contratados por una empresa", dijo Onan Martínez, coordinador del programa en el departamento de La Unión.

En la primera convocatoria del programa están participando 71 jóvenes, y en la segunda convocatoria que se iniciará próximamente ya se han inscrito 90 participantes.

El programa tiene una duración hasta marzo de 2021.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • La Unión hermanos
  • sal
  • empleo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines