Lo más visto

“Hijo, volverás a casa, pero muerto”

El menor murió abatido a balazos después de un enfrentamiento que tuvo con policías y soldados en la cancha El Pastorcillo del cantón Piedras Pachas.
Enlace copiado
“Hijo, volverás a casa, pero muerto”

“Hijo, volverás a casa, pero muerto”

“Hijo, volverás a casa, pero muerto”

“Hijo, volverás a casa, pero muerto”

Enlace copiado
"Hijo, volverás a casa dos años después, pero muerto", exclamó la madre de un joven de 17 años al verlo muerto en un engrillado de una cancha del cantón Piedras Pachas de Izalco, luego que el adolescente se enfrentara a tiros con la Policía Nacional Civil (PNC).

La madre se refería a su hijo René Vladimiir Torres Alvarado, de 17 años, quien desde hace dos años había abandonado su casa por unirse a una pandilla del cantón Piedras Pachas, del municipio de Izalco.

El menor murió abatido a balazos después de un enfrentamiento que tuvo con policías y soldados en la cancha El Pastorcillo del cantón Piedras Pachas.

El pecho del menor presentaba un tatuaje alusivo a una pandilla, a un costado estaba la evidencia de una escopeta 12 con la cual se enfrentó a la autoridad.

De acuerdo con la policía, la persecución y enfrentamiento ocurrió hoy a las 8:30 de la mañana, cuando la autoridad aún realizaba un operativo de búsqueda de pandilleros que mantenían amenazados a los pobladores.

Mientras los investigadores y personal del laboratorio Científico del Delito de la PNC realizaba la recolección de evidencias en el campo de fútbol, apareció un grupo de personas, entre ellas la madre del menor.

Un investigador le enseñó una fotografía, la mujer inmediatamente dijo que sí era su hijo y comenzó a llorar en el lugar.

La señora manifestó a las demás personas que la acompañaban que su hijo se fue de la casa cuando tenía 15 años, ella trató de aconsejarlo. Este le confirmó que se iba para donde "sus amigos" refiriéndose a la pandilla.

Unos días quiso retirarse de sus malos pasos, pero decidió abandonar la casa e irse con la pandilla desde que una vez la policía lo detuvo para ficharlo.

"Yo le decía, no te metas en eso, eso es malo, el me decía que ellos eran sus amigos" exclamaba la madre.

La madre dijo que lo quiso guiar para que asistiera a la iglesia evangélica a donde ella asiste, fue unos días y después se retiró.

El menor vivía antes en Cruz Verde, un caserío del cantón Ceiba El Charco, y murió en otro cantón vecino, siempre en el municipio de Izalco.

Tags:

  • menor
  • violencia el salvador
  • pandillas
  • enfrentamiento
  • pnc
  • sonsonate

Lee también

Comentarios