Homicidios aumentan 311 % en Izalco durante este año

La Policía afirma que en el municipio operan clicas de pandillas que se disputan el territorio por el cobro de extorsiones y la venta de drogas.
Enlace copiado
Huida.  Ante la imparable criminalidad, decenas de familias han abandonado sus hogares en cantones de Izalco, Sonsonate.

Huida. Ante la imparable criminalidad, decenas de familias han abandonado sus hogares en cantones de Izalco, Sonsonate.

Homicidios aumentan 311 % en Izalco durante este año

Homicidios aumentan 311 % en Izalco durante este año

Enlace copiado
Izalco se ha convertido en el municipio más violento del departamento de Sonsonate, como lo muestran al comparar las estadísticas de homicidios de la Policía Nacional Civil (PNC), tanto del 2015 como de este año.

Este municipio asediado por los grupos de pandillas lleva dos años consecutivos de ser considerado como el más violento por la PNC, ya que de los 500 asesinatos que hubo en todo el departamento de Sonsonate durante el 2015, 105 ocurrieron en Izalco.

Los datos policiales reflejan un aumento en el porcentaje de muertes violentas en este municipio del 311 %, comparando los primeros dos meses del 2015, cuando ocurrieron nueve asesinatos y los de este año, que ya se contabilizaban 28.

Ese incremento ha puesto en alerta a las jefaturas de la PNC, quienes consideran que la mayoría de víctimas de la violencia, estimadas en un 90 %, están relacionadas con grupos de pandillas.

Algunos de los fallecidos han sido pandilleros que han muerto en enfrentamientos con agentes policiales en distintos lugares de la zona rural del municipio.

Este municipio, afectado también por las extorsiones y la migración de familias de algunos cantones hacia otros lugares, por motivos de seguridad, ha tenido que enfrentar también las diferencias entre pandillas diseminadas en la ciudad como en algunos cantones, los cuales se han convertido en zonas peligrosas para las personas que llegan de otros lugares.

El año pasado emigraron por lo menos 50 familias del caserío Los Sitios, del cantón Talcomunca, porque fueron amenazadas por pandilleros.

Según la Policía, el problema en este caserío se originó debido a que hay clicas de pandillas diferentes y las cercanías con algunos cantones del municipio de Nahuizalco, que hacía más peligrosa la zona.

Para los agentes, el riesgo de enfrentarse a delincuentes y que muera alguno preocupa a los policías, ya que en uno de los casos en el que un pandillero resultó muerto en la colonia Santa Emilia, el recién nombrado jefe de la delegación de Sonsonate, Hugo Adiel Bonilla Lara y los fiscales del caso, expusieron la intención de detener a los agentes que se enfrentaron con los terroristas.

“Las nuevas medidas tomadas por las jefaturas desmotivan a los agentes, porque hoy nos quieren detener si matamos a un pandillero”, dijo la fuente.

El jefe policial reconoció la peligrosidad en cuanto a homicidios en el municipio de Izalco y es de la idea de aumentar la operatividad y reforzar a la subdelegación de la localidad con más elementos.

También le apuesta al trabajo de la Policía Comunitaria, con la intención de tener un acercamiento con la población; sin embargo, para algunos de los agentes operativos, el sistema de PNC Comunitaria está lejos de la realidad en el municipio de Izalco, porque las estructuras de las pandillas han crecido y se han vuelto violentos al ver la presencia policial.

“Sería bueno la acción comunitaria, pero también hay que estar preparados para enfrentar a los criminales, porque ellos no le andan amagando a la Policía”, dijo un agente.

La nueva jefatura apuntó que también reforzará la acción y operatividad en Nahuizalco, el otro municipio que ocupa el segundo lugar después de Izalco en violencia.

Extorsiones

Aparte de ser el municipio más violento de Sonsonate, Izalco también es identificado por las autoridades como un lugar donde se dan más casos de extorsión a los comerciantes, quienes prefieren pagar la renta exigida por los pandilleros que denunciar y exponerse a ser objeto de atentados.

Tener vigilancia privada no representa seguridad para los dueños de establecimientos comerciales.

Algunos, dijeron, optan por no pagar vigilantes privados y pagar la exigencia de la pandilla.

Tags:

  • Izalco
  • homicidio
  • pandillas

Lee también

Comentarios

Newsletter