Hospital Bloom atendió a 4 niños quemados en vísperas de Navidad

Uno de ellos es un niño de 10 años que llevaba silbadores en los bolsillos del pantalón. Las llamas le quemaron los genitales.
Enlace copiado
Foto de archivo de LPG

Foto de archivo de LPG

Enlace copiado

Cuatro niños quemados fueron atendidos por el hospital Bloom el 24 de diciembre, según reveló el director de esa institución médica, Álvaro Salgado. Con ello, ya se contabilizan 9 niños atendidos por el centro desde el 1 de noviembre, cuatro más que lo registrado en 2016.

Uno de los infantes, de 10 años, tendrá que pasar por el quirófano para la reconstrucción del tejido de sus genitales y de la parte interior de sus miembros superiores, después de que sufriera graves quemaduras provocadas por los silbadores que había guardado en su pantalón: un doble problema, pues se trata de un producto pirotécnico prohibido y el niño lo manipulaba sin ninguna supervisión. 

"La llama que sale de un silbador es como un soplete que alcanza los 4500 grados centígrados, que dura 12 segundos. Ahora reflexione que eso estuvo sobre los genitales de un niño... Hacemos un llamado a los padres a evitar que se compren silbadores", comentó Jorge Meléndez, director nacional de Protección Civil. 

Otra de las víctimas es un niño de seis años, quien resultó dañado de un ojo por un volcancito. El infante intentaba encender el artefacto con un fósforo. Notó que este no prendía por lo que decidió observar más de cerca, al hacerlo, una llama comenzó a correr por la mecha y el volcancito encendió. Las llamas le quemaron la cara. Es posible, afirmó Álvaro Salgado, director del hospital Bloom, que pierda el ojo.

Tags:

  • Navidad
  • Pólvora

Lee también

Comentarios

Newsletter