Hostales, motor económico en la turística Ruta de las Flores

Son dinamizadores económicos de la zona, generando fuentes de empleo; sin embargo, no cuentan con una organización en conjunto ni con el apoyo suficiente por parte de las instituciones.
Enlace copiado
Experiencia.  “No cualquiera da trabajo sin experiencia (laboral)”, dice Milton López, quien se encuentra muy feliz con su empleo en el hostal.

Experiencia. “No cualquiera da trabajo sin experiencia (laboral)”, dice Milton López, quien se encuentra muy feliz con su empleo en el hostal.

Enlace copiado
Portones de Ataco, en el municipio de Concepción de Ataco, Ahuachapán, es un hostal que inició operaciones gracias al espíritu emprendedor de Julio Orellana y su amigo y socio Héctor Wilfredo Carpio. Se fundó en septiembre de 2014 con un ambiente juvenil y bohemio plasmado en pinturas de la fachada y el interior, elaboradas por artistas locales, siendo singulares imágenes que ponen un sello único al lugar.

Antes de fundar el hostal, Orellana y Carpio ya manejaban un café-bar, desde el cual observaron que los turistas gustaban de quedarse a pernoctar en Ataco, y tomaron la decisión de incursionar en la hostelería, sin conocer nada sobre el rubro. Poco a poco fueron recibiendo consejos e ideas de otros amigos e incluso de extranjeros para ir mejorando el servicio.

En sus inicios, Portones de Ataco tenía dos empleados y, según Orellana, él y Carpio hacían todo. “Ahora somos seis en temporada normal y nueve o 10 en temporada alta”, manifiesta.

La mitad de los empleados residen en los municipios de Apaneca, Tacuba y Ahuachapán (que comparten la turística Ruta de las Flores), el resto es de San Salvador. Son personas con las que los emprendedores han trabajado anteriormente y que tienen la experiencia para atender a un flujo grande de visitantes. “Contratamos a personas de la zona por el desarrollo que se genera en el mismo pueblo. Para mí, siempre ha sido importante. Si nosotros recibimos del pueblo, tenemos que retribuir al pueblo con algo”, analizó Orellana.

El Hostal Portones de Ataco cuenta con seis habitaciones y puede hospedar a un aproximado de 20 personas. El precio de la estadía de una noche ronda los $30 e incluye el desayuno. Se ubica en el barrio El Calvario.

De acuerdo con Fernando Cardona, propietario del Mesón de San Fernando, existen entre 20 y 25 hostales solo en Ataco y Apaneca. Esta cifra es variable, porque según Cardona, durante temporadas vacacionales muchas familias acondicionan sus hogares para hospedar a turistas.

Se consultó a la Oficina de Comunicaciones del Ministerio de Turismo (MITUR) sobre dicho tema, y los datos que maneja la Unidad de Inteligencia Sectorial en cuanto a hospedajes en la Ruta de las Flores son de 2014, contabilizando hasta ese año 35 hoteles y hostales en toda la zona.

Todos los hostales son parte del desarrollo turístico que sigue teniendo la Ruta de las Flores, manifestado en la dinámica económica que generan, pues gracias a estos negocios, en la zona se crean alianzas entre negocios locales y hostaleros.

Una de estas alianza es la que ha establecido Orellana con productores de café. “Nosotros (Orellana y Carpio) compramos siempre el café al productor local de acá. Les pagamos un poquito mejor para que ellos les paguen bien a los que cortan. Todo es una cadena de desarrollo para irnos ayudando unos con otros”, expresó Orellana.

También el Mesón de San Fernando, fundado en 2001, tiene alianzas con productores locales que hacen chocolate artesanal y jaleas. “Tengo a una persona que me hace los postres. Tratamos de ayudarnos mutuamente y hacer convenios”, señaló Cardona.

El Mesón de San Fernando cuenta con 10 empleados. “Empezamos con dos o tres personas de forma temporal; ahora, gracias al crecimiento turístico, tenemos un promedio de 10 personas entre temporales y fijas, todas son netamente de Ataco”, afirmó el propietario del mesón.

Luisa de Barahona, propietaria del Hostal Flor y Luna, empezó su negocio con cuatro empleados. “Actualmente hay cinco fijos, pero se llaman más eventualmente porque los trabajos no son de toda la semana. Para temporada contratamos a más personal”, dijo, y agregó que los empleados del hostal son de la zona, dinámica que se maneja también en el Mesón de San Fernando debido a que Cardona se auxilia de más personal cuando hay muchos turistas.

Los tres propietarios (Orellana, Barahona y Cardona) coinciden en que es positivo otorgar empleo a los jóvenes de la zona. Cardona trata de contratar a más jóvenes porque, según él, “el país está sobresaturado de desempleados jóvenes y al no tener un empleo seguro, se van del municipio buscando por otros lados, y ahora, como está la situación económica y la delincuencia, les resulta muy difícil salir del pueblo y buscar empleos en otros lugares por miedo a las pandillas”.

Barahona dice que a ella le gusta contratar a jóvenes porque son visionarios: “Tenemos empleados jóvenes. Estudian y el fin de semana lo ocupan para trabajar”.

Tags:

  • Sonsonate
  • turismo
  • Ahuachapan
  • 'Ruta de Las Flores

Lee también

Comentarios

Newsletter