El Salvador Social

Hubo deficiencia en señalar la evacuación y distintivos de orientadores en simulacro

Protección Civil inició la evaluación del simulacro de terremoto con las primeras 1,006 fichas de edificaciones participantes.

Enlace copiado
Hubo deficiencia en señalar la evacuación y distintivos de orientadores en simulacro

Hubo deficiencia en señalar la evacuación y distintivos de orientadores en simulacro

Enlace copiado

El informe preliminar de Protección Civil sobre el resultado del simulacro de terremoto realizado el 10 de octubre de este año, señala que hubo deficiencia en señalar adecuadamente las rutas de evacuación y puntos de encuentros y en los distintivos de las personas que forman parte de los organismos de respuesta.

De casi 7,000 fichas que se tienen que evaluar, correspondientes a cada edificación participante, ya se revisaron las primeras 1,006 que incluyen las de Casa Presidencial, la Asamblea Legislativa y la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Son 15 preguntas con las que se evalúa el desempeño. Una de ellas es que si la transmisión de la alerta fue oportuna, a la que respondieron de forma positiva 936 de las 1,006.

“La pregunta 6 dice: ¿se utilizan distintivos que identifican claramente a los integrantes de la organización de respuesta? Son 681. Es un 67.9%, quiere decir que hay un 32.3% cuya respuesta es deficiente, es decir, en cuanto a quienes están identificados para dirigir en el momento de la respuesta”, dijo Jorge Meléndez, director de Protección Civil.

Sobre las rutas de evacuación, puntos de encuentro y zonas de concentración seguras acordes a las condiciones de riesgo y población existente, hubo 794 respuestas positivas, equivalente al 78.9%. “O sea que un 20% tenemos que corregirlo”, dijo Meléndez.

Le interesa leer: Más de 50 edificios dañados

Reiteró que son datos preliminares y que el informe final lo presentarán el 20 de octubre. “En el simulacro no hay nada negativo, si descubrimos una deficiencia estamos entonces en el proceso correcto, porque la podemos superar”, afirmó.

Sobre el tema de las edificaciones que fueron clasificadas con bandera roja luego del terremoto de 1986, indicó que el único informe que tienen es el listado que se publicó en 1989 en el Diario Oficial. Por petición de la Corte de Cuentas en el 2009 sobre las medidas efectuadas al respecto el año anterior, dijo que luego de investigar “resulta que no había actas de la comisión nacional, no había archivos de la Dirección general sobre ese aspecto”.

Meléndez comentó que ninguna institución pública tiene facultades legales para intervenir o demoler inmuebles privados y hacerlo constituiría un acto arbitrario; por lo que primero deben trabajar en la parte jurídica. “Ahora que tenemos claro, hay instituciones facultadas pero indirectamente. Entonces hoy sí sabemos y vamos a construir pautas”, dijo.

Por su parte, Héctor Hernández, miembro de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO), comentó que cuentan con un comité de riesgo que se activa para implementar procesos de capacitación y evaluación de edificaciones después de un sismo de magnitud considerable en la zona cercana al epicentro.

No obstante, señaló que por una falta de coordinación con las autoridades no se activó luego del sismo magnitud 5.1 de abril pasado con el enjambre sismico del Área Metropolitana de San Salvador.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter