Lo más visto

El Salvador  / judicial Magdalena Correa y Antonio MaldonadoMiembros de panel internacional de observación

Hubo una preferencia inconstitucional en el CNJ”

Expertos evaluaron la elección de candidatos a la Corte Suprema y señalaron errores que les parecen injustificables. Apuntan a la necesidad de una reforma.
Enlace copiado
Magdalena Correa

Magdalena Correa

Enlace copiado

Los dados estaban cargados en un proceso que no tuvo un objetivo claro. Esa es una de las conclusiones a la que llegó el panel de expertos financiado por la Fundación para el Debido Proceso (DPLF, en inglés), la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). Llegaron a esa conclusión luego de evaluar el proceso de elección de candidatos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) seguido por el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) y por la Federación de Asociaciones de Abogados de El Salvador (FEDAES). Magdalena Correa y Antonio Maldonado, dos de los abogados integrantes del panel, hablan en esta entrevista sobre los privilegios que, a su juicio, recibieron los miembros de la judicatura en el proceso y la imposibilidad de un acuerdo para definir un perfil idóneo de magistrado.

¿Qué les pareció en general el proceso?

Antonio Maldonado (AM): Una primera valoración importante es que constatamos una debilidad en la arquitectura del modelo de selección. Y esta debilidad está en las tres lógicas involucradas en el modelo, que son las lógicas: uno, en el proceso del CNJ, en el de FEDAES y en la Asamblea legislativa. La del CNJ busca preseleccionar con rigor con base en méritos de candidatos, la de FEDAES no es obligada por los parámetros del CNJ y finalmente termina siendo un modelo deficitario, de simpatías y de votos. Y en la Asamblea Legislativa creemos que será una elección basada en criterios políticos.

En el resumen del informe ustedes critican la elección gremial de la FEDAES. ¿Por qué?

Magdalena Correa (MC): En el derecho comparado existen modelos que determinan la elección de jueces por vía electoral, como es el caso de Bolivia. Este procedimiento es muy discutible porque lo cierto es que los procedimientos van a determinar la simpatía, pero en términos jurídicos es necesaria una persona con imparcialidad y conocimiento, no si es una persona amable, agradable, simpática; estos no pueden ser criterios para elegir a un juez, constitucional, por más que estos tengan que interpretar normas jurídicas con alto contenido político. Respetuosamente pensamos que de todo el diseño, en lo primero que habría que incidir desde el punto legislativo y constitucional sería en la eliminación del procedimiento electoral para la elección. Y dos, en el procedimiento del CNJ creemos que tendría que elevarse normativamente desde la legislación las exigencias sobre conocimiento de jueces al área al cual están llamados a ser escogidos.

Hablábamos en el encuentro anterior de la disputa política en la FEDAES. ¿Afectó esto el proceso? ¿Ya no debe de participar el gremio?

AM: Nosotros simplemente exponemos los criterios, pero en todo caso nos parece que de ser la opción crear un órgano independiente para la elección, que tenga una sola lógica, podría estar integrado por el gremio de abogados, pero también otros gremios, deberían estar representados los sindicatos, deberían estar los empresarios.

MC: La importancia de la participación del gremio de abogados es mucha. Con proceso electoral o sin él, mucha porque con lo que hay las federaciones, las asociaciones se hacen más rigurosas con los abogados que están ahí. Acá hay gente de alto nivel, de alto conocimiento, deberían de ser más rigurosos para inscribir candidatos, pero también para saber si los candidatos tienen conocimientos. En el seguimiento, para eso se necesita que haya participación ciudadana más seria, para hacer taches, para denunciar a algunos propuestos, para que las asociaciones de abogados puedan decir que esa persona tiene enormes cualidades o un determinado comportamiento.

AM: El gremio de abogados no debe conformarse con satisfacer el parámetro de una elección basada en la mayor simpatía o no de sus integrantes, por el mayor número de electores apoyando. El gremio de abogados debe de tomar estándares ya desarrollados por la propia comunidad internacional, acogida por la ONU en los principios básicos de la abogacía.

Algunos candidatos de la FEDAES están inconformes con sus valoraciones...

AM: Como se sabe, nosotros usamos el mismo parámetro de evaluación de los candidatos que el CNJ, es obvio porque si no, rompíamos con la valoración. En segundo lugar, nosotros no tuvimos igual acceso a información por parte de FEADES que con relación al CNJ. Lo que vimos, eso está en nuestro resumen ejecutivo, fue básicamente un proceso electoral, donde es muy difícil medir si un candidato es un candidato que domina o no la materia de derecho constitucional y sus áreas asociadas o no, o si tiene credenciales suficientes o no. En ese punto observamos, tanto en FEDAES como en el CNJ, que no existe definido un norte. Acá la carreta se ha puesto adelante y los caballos atrás, el modelo se ha lanzado sin haber definido a dónde vas, qué queremos. Lo primero que tuvo que haberse definido es el perfil exacto del magistrado de la Sala de lo Constitucional. Esto como si no tuvieran una sala que les ha dicho con insistencia cómo debe de hacerse, los magistrados han demostrado ser una sala independiente, con rigor técnico y jurídico, lo ha dicho en sus sentencias, el modelo de magistrado que la nación salvadoreña podría aspirar a lograr. Como si no hubiera habido alguna experiencia en materia constitucional, como si empezara de cero, eso es lamentable, es inexplicable, reprochable.

No se entiende cómo no pudieron, con base en su práctica judicial, no pudieron el CNJ y la FEDAES construir un paradigma de lo que quieren. Pudieron haber dicho que hay críticas a esta sala, perfecto, ese es el momento para poder generar esos cambios.

MC: Nosotros utilizamos estándares altos, y al utilizar estándares altos usted tiene que poner en evidencia práctica constitucional, solvencia, porque hay un mandato, la apuesta es ir a más y no solo con completar requisitos mínimos de solvencia y capacidad meritoria.

Recuerdo que decían que sin capacidad técnica no había independencia posible. Acá se hizo toda una campaña sobre el tema de la independencia partidaria, que no fue igualmente exigida que la capacidad. ¿Están los más capaces en la lista final?

AM: Una de las conclusiones del panel es que se produce una lista que no coincide con la lista del CNJ, la discrepancia es fuerte, tres cuartos me parece que no coinciden.

Ese tema es un tema muy complejo y que va más allá de la afiliación política, nada de esto es ciencia oculta. En lo que se refiere a la competencia, hay que ver si un juez tiene posturas ideológicas, el juez que se amanece viendo las noticias es un juez diferente de un ciudadano que ve las mismas noticias, y hay que ver si sus decisiones están tomadas con elementos de conciencia jurídica y también entran elementos de su conciencia personal.

No solo es el tema de la afiliación política, es un tema mucho más amplio, en El Salvador eso es relevante porque acá condenan a mujeres, en condenas muy cuestionables, por los temas de aborto. Acá hay temas que van más allá de la afiliación política. En un escenario como el salvadoreño acá el tema es evitar los casos más grotescos, es decir si el juez tiene afiliación partidaria, y si ha declarado su simpatía por A o B propuestas políticas. O si basta que el presidente, un partido político, o es el presidente del congreso, exprese el día de hoy una simpatía por determinada situación y luego la refleje automáticamente en sus fallos; esos son los casos más grotescos que hay que evitar. Pero hay que tener mucho cuidado porque ese parámetro, de ese parámetro no se desvinculan los integrantes del CNJ ni los de FEDAES, todos estamos en eso, el riesgo es que unos descarten a otros por antipatía política.

¿Vieron influencia política en la decisión del CNJ?

MC: Hay un problema normativo que hemos destacado y que creemos que es inconstitucional. El manual del CNJ establece un principio y unas reglas en dos disposiciones, aparece ese privilegio, esto es el CNJ da la preeminencia como norma jurídica, un mayor peso, a las hojas de vida de postulantes que pertenezcan a la judicatura. Lo vimos en las entrevistas, por qué a este señor le hacen una entrevista de 45 minutos, lo dejan lucirse y a otros que vienen de la academia, o del litigio, los van despachando rápidamente.

Revisando con mayor detalle vimos que tenía fundamento jurídico, pero es un fundamento que es una norma que creó el CNJ, los reglamentos no pueden inventarse cosas que la Constitución no autoriza, eso es lo que da lugar una preferencia corporativa no justificada. El mundo del derecho necesita distintas perspectivas, que haya una preferencia por jueces no está justificado.

¿Entonces hubo trampa o discrecionalidad en el asunto?

AM: Lo que sí podemos decir es que por la estructura del proceso, sobre todo en el elemento de la evaluación psicológica no tuvimos acceso a la información, reiteradamente solicitada y negada bajo el supuesto de que es información privada. Perdón, si los candidatos quieren protegerse con el principio de acceso a la información, mejor que no se presenten, la mejor manera de cuidarse en ese ámbito es no presentarse.

Los requisitos de este proceso son los que uno puede exigirle al jefe de cualquier otro lugar, de la Coca Cola, pero estamos hablando de un perfil de candidato a un magistrado, en un contexto como este.

¿Qué consecuencias puede tener esta preferencia respecto a los jueces?

MC: Por lo pronto, el hecho de que sean jueces no asegura que sean buenos jueces constitucionales, es una función más compleja que un juez que aplica una norma sobre comportamientos o hechos, pero cuando la norma jurídica habla de dignidad humana, del derecho a la salud, interprete.

Por otro lado, excluir las otras formas de conocimiento jurídico que son tan importantes, la del académico, yo soy académica, y los académicos no somos angelitos, pero es más objetivo porque no le esté vendiendo el alma a nadie. Pero también el militante conoce otros elementos del ejercicio profesional que resultan de manera complementaria determinantes en una sala para administrar justicia constitucional.

Para cerrar, ustedes recomendaron dejar fuera a tres personas del proceso, algunos piden conocer los motivos para tener derecho a replicar.

AM: Eso está desarrollado en el informe final que será publicado el lunes que viene. Lo que podemos decir es que nosotros, si bien trabajamos con el mismo instrumento que el CNJ, en la parte de moralidad notoria elevamos ese estándar y nosotros, con base en lo que consideramos un estándar más riguroso que el del CNJ, hicimos esa sugerencia a la Asamblea. En este momento no podría decir por qué, deberíamos esperar, por lo delicado del tema, que esto se vea en el informe final.

Antonio Maldonado

Lee también

Comentarios