Lo más visto

Más de El Salvador

Huye con su bebé de 5 días

Acostada en una de las gradas de la cancha del INJUVE San Miguel, Ana María Castillo pasó ayer su convalecencia por el parto de hace cinco días desu bebita. Originaria del cantón El Carreto, San Miguel, tenía un día de haber regresado a su casa con la niña en brazos y ayer le tocó salir huyendo debido a los retumbos del volcán Chaparrastique y la ceniza que emanó del cráter del coloso migueleño.
Enlace copiado
Albergadas. Ana María Castillo tuvo que huir de la zona El Carreto con su bebita de cinco días de nacida.

Albergadas. Ana María Castillo tuvo que huir de la zona El Carreto con su bebita de cinco días de nacida.

Huye con su bebé de 5 días

Huye con su bebé de 5 días

Enlace copiado
“Los niños llegaron asustados contando y nosotros sentimos el ‘samaqueón’, nos dio miedo y salimos para la calle, ni agarramos nada de la casa, solo unos vestidos y nos fuimos a pie de la zona a ver cómo terminábamos de salir”, contó.Sus hermanas y tías le ayudaban a sostener a la bebé mientras ella descansaba o comía, pues aún no se repone del parto. “Es difícil una situación así, nos salimos con miedo y por proteger a los niños”, dice Ana, quien tuvo que pasar unas horas en la grada de la cancha hasta que personal del Ministerio de Salud se percató de su situación y la pasaron a un salón con una cama.

La bebé se llama Ana Elizabeth y pasará los primeros días de su vida en un albergue, algo que para la madre le tiene sin cuidado, pues se siente “más segura” que estar en su vivienda en el cantón mientras el volcán sigue siendo una amenaza.

En tanto, cuando ocurrió la erupción, Eleticia del Carmen Chávez se encontraba cortando café en la zona, junto a su familia. Percibieron un estruendo bajo los pies y salieron corriendo del lugar.

“Ahí quedaron yinas, bolsones con comida, canastos, el café quedó regado y corrimos como no tienen idea, detrás de nosotros sentíamos un gran ruido de piedras”, relató.

Con poco aliento lograron llegar a la calle principal, aún afligidos debido a la nube de humo y optaron por caminar hacia San Miguel cuando se encontraron con otras familias que también huían.

“No sabemos cuándo vamos a regresar, pero por ahora estamos mejor aquí, da miedo estar ahí, no se puede respirar, huele a azufre, hay ceniza”, afirmó Chávez.

El padre de Eleticia, Joaquín Rivera, de 75 años, también está albergado en el INJUVE y esperaba ayer poder dormir tranquilo. “Hace algunos años echó ceniza y retumbó, pero no así; parece que puede hacer erupción. Solo Dios sabe, pero mejor esperamos”, dijo con resignación. Don Joaquín solo sacó de su casa el sombrero y sus documentos.

“Pensé que nos íbamos a quemar, me dio miedo y mejor nos estamos aquí”, expresó Yeni Ticas, de nueve años, también albergada.

Tags:

  • volcán
  • el carreto
  • volcanchaparrastique

Lee también

Comentarios