IAIP ordena a FAES entregar actas de armas destruidas

Ministro de la Defensa dijo que es respetuoso de la ley y que entregará las actas. Defensa no logró comprobar que hacerlas públicas podría poner en peligro la seguridad nacional. IAIP sugiere contraloría ciudadana.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Ministerio de la Defensa debe desclasificar las actas de destrucción de armas en la Fuerza Armada, que corresponden a los años 2010, 2011 y 2012, por la orden que emitió el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) en una resolución. El ministro de la Defensa, David Munguía Payés, dijo ayer que el ministerio es respetuoso de la ley y que por esa razón entregará las actas en el plazo establecido.

Un ciudadano había solicitado copia de los documentos a través de la oficina de acceso a la información de esa institución armada, y Defensa los negó por clasificarla como información reservada.

“Se van a entregar. Nosotros somos respetuosos de la ley. La única información que no damos es aquella que pone en peligro la seguridad de todos los salvadoreños, porque en la Fuerza Armada hay planes de seguridad secretos, que están protegidos por la Constitución de la República. El resto de información que no tenga que ver con eso, nosotros la vamos a proporcionar”, dijo ayer Munguía Payés, en contradicción con el argumento que Defensa sostuvo para declarar como información reservada esas actas.

Defensa sostuvo, durante la intervención ante el IAIP, que hacer públicas las actas de armas destruidas “podría hacer vulnerable la capacidad de respuesta de la Fuerza Armada ante un eventual conflicto armado, que corresponde a defender la nación, ya que se estaría haciendo de conocimiento público y a otras naciones la capacidad armamentaria y bélica del país”, según las explicaciones que envió a través de un escrito al solicitante de la información y al IAIP.

El instituto resolvió que ese argumento no aporta pruebas ni justifica el perjuicio de que se puede dañar la seguridad nacional al revelar las actas de destrucción de armas. Por el contrario, el instituto observó que el beneficio al hacerlas públicas permite ejercer una mejor contraloría ciudadana.

El instituto, además, hizo un llamado de atención a Defensa para que no confunda la confidencialidad con la reserva de la información. Según el IAIP, Defensa estaba dando un trato inadecuado a las actas de destrucción de armas, como si se tratara de información personal o secreta, sin que las actas tuvieran esas atribuciones.

Defensa ha tenido que enfrentar varios procesos ante el IAIP por la negativa a entregar información. La última polémica entre ambas instituciones se dio en abril pasado, cuando el IAIP avisó a la Fiscalía que Defensa destruyó archivos sobre operativos militares que finalizaron en masacres en contra de la población civil. El ministro negó entonces que hubiesen destruido documentación de valor histórico.

Dos años sin perder armas

El ministro dijo ayer, por otra parte, que la Fuerza Armada lleva dos años sin perder armas, y que por esa razón no se puede decir que las armas que ocupan los grupos del crimen organizado provienen de los inventarios del Ejército. De acuerdo con el ministro, las armas que se han extraviado y que aún falta por encontrar son de hace varios años atrás.

“Hemos extraviado aproximadamente 18 fusiles, de los cuales ya hemos recuperado tres. Habíamos perdido cuatro ametralladoras, hemos logrado recuperarlas. Todas son armas que hemos extraviado desde hace algunos años”, afirmó el funcionario.

Tags:

  • faes
  • iaip
  • acceso a la informacion
  • armas

Lee también

Comentarios

Newsletter