IAIP ordena al congreso entregar detalle de su presupuesto 2016

El parlamento tiene desde ayer 10 días para cumplir la ley. Se podrá conocer el presupuesto individual de cada diputado directivo y de cada grupo parlamentario para contratar a su personal y para efectuar sus gastos, incluso cuánto se utiliza para el seguro.
Enlace copiado
IAIP ordena al congreso entregar detalle de su presupuesto 2016

IAIP ordena al congreso entregar detalle de su presupuesto 2016

IAIP ordena al congreso entregar detalle de su presupuesto 2016

IAIP ordena al congreso entregar detalle de su presupuesto 2016

Enlace copiado
El presupuesto de la Asamblea Legislativa aprobado para 2016 y detallado por cada unidad operativa podrá ser conocido por orden del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

El parlamento debe entregar con un plazo de 10 días hábiles, a partir de ayer, el detalle presupuestario que incluye el dinero público que se destina para los 14 cargos de la junta directiva, los cinco grupos parlamentarios y el Grupo Parlamentario de Mujeres, así como los presupuestos de las gerencias y sus oficinas.

El IAIP decidió revocar una resolución de la Oficina de Información Pública (OIP) de la Asamblea Legislativa mediante la que denegó la entrega de lo requerido debido a que en la fecha de la solicitud, el 19 de octubre de 2015, el presupuesto general de la nación –y en consecuencia el presupuesto de la Asamblea Legislativa– aún no había sido votado por los diputados y por lo tanto no era ley de la República.

Pero más adelante, en el proceso de apelación ante el IAIP, los argumentos que empezó a esgrimir el congreso por medio del oficial de Información, Manuel Galdámez, y escritos de la presidenta de la Asamblea Legislativa, la diputada del FMLN Lorena Peña, reflejaron que no se tenía la voluntad de entregar la información solicitada y, al contrario, se empezó a cuestionar la solicitud de información, lo que está prohibido en la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP).

El caso del presupuesto detallado por cada unidad operativa del congreso comenzó con la petición que hizo el solicitante, Fernando Romero, periodista de LA PRENSA GRÁFICA, a la Asamblea Legislativa el 19 de octubre de 2015. En esa fecha, el presupuesto nacional no había sido aprobado por los diputados.

La respuesta que emitió la OIP a cargo de Galdámez fue que no se podía entregar la información pedida bajo el argumento de que el presupuesto aún no era oficial.

El caso se remitió al IAIP. En una audiencia de avenimiento, el 12 de enero de 2016, Galdámez, en representación de Lorena Peña, presentó una hoja de asignaciones votadas del ejercicio 2016, que contenía la distribución por unidades presupuestarias (no las unidades operativas solicitadas), líneas de trabajo y rubros de agrupación del gasto. La información general, no detallada, contenida en una sola hoja, fue recibida por el apelante, pero este dejó en claro su insatisfacción ya que no se le había entregado la información requerida.

El IAIP procedió a programar una audiencia oral.

El escrito de Peña

Semanas antes de la audiencia, el 1.º de febrero de 2016, el IAIP recibió un escrito de Lorena Peña en el que la diputada aseguraba que como institución ya habían cumplido con la entrega de la información requerida y que no se podían dar los detalles presupuestarios requeridos porque a ella le parecía “antojadiza” la manera en que se habían pedido los datos de cómo se gastan los fondos públicos los diputados.

“En este caso, se entregó con detalles lo requerido, como está demostrado en el acta de la audiencia de avenimiento. Los límites de este derecho no facultan a las personas a exigir información en detalle, razonamientos y explicaciones de manera antojadiza, como pareciera ser el caso del señor Romero Ortega”, se lee en el escrito firmado por la presidenta del congreso.

Pero el IAIP rechazó esas argumentaciones y mantuvo la programación de la audiencia oral, que se llevó a cabo el 2 de marzo pasado. En su resolución, el instituto recuerda que existe el derecho al acceso de información sobre los “datos brutos”, que son aquellos que no necesariamente son datos procesados, pero sí son registrados por la administración y, al estar registrados, por lo tanto, sí existen y están en poder de las instituciones públicas.

El IAIP también le recordó a la Asamblea Legislativa que como toda institución pública sus mecanismos de ejecución presupuestaria se ajustan al Sistema de Administración Financiera Integrado (SAFI), que lleva con detalle pormenorizado la ejecución de los presupuestos de las instituciones. Por lo tanto, la información requerida, también por esa vía, sí existe, como lo dice el instituto.

“En tal sentido se concluye –pese a lo sostenido por la AL (Asamblea Legislativa)– que la información solicitada se encuentra en su poder, pues al utilizar el SAFI significa que la posee en sus registros. Por otra parte, aunque en audiencia el representante de la AL (Manuel Galdámez) alegó alguna imposibilidad material para entregar la información solicitada, no aportó prueba que acreditara su afirmación, por lo que a falta de prueba y en virtud del principio de máxima publicidad, corresponde declarar ha lugar la petición ciudadana”, aclaró el IAIP.

Por su parte, el solicitante sí presentó una evidencia: la “Formulación del proyecto de presupuesto, ejercicio fiscal 2016”, en la que aparecen las unidades operativas que reciben presupuesto para poder hacer contrataciones y pagar salarios de personal, así como para adquirir bienes y servicios, incluidos los gastos de alimentación, transporte y demás de los que gozan los diputados, financiados con fondos públicos.

En 2013, LA PRENSA GRÁFICA reveló los gastos proyectados que iba a tener cada uno de los 14 diputados que integraban la junta directiva del congreso en ese momento. En total, solo para estos 14 funcionarios se iban a destinar alrededor de $5.2 millones en el presupuesto de 2014. La información se obtuvo del documento de formulación del presupuesto 2014.

Tras la publicación, la junta directiva del congreso optó desde entonces por mantener en blanco todas las casillas presupuestarias de unidades operativas, para que no se filtrara la información de los montos de distribución del presupuesto tanto entre diputados directivos como entre las bancadas.

Bajo el discurso que mantuvo la diputada Lorena Peña de promover la transparencia en la Asamblea Legislativa, se le consultó el 27 de agosto de 2015, cuando fue presentado a la prensa el presupuesto legislativo para 2016, si ella iba a revelar lo que ahora el IAIP ha ordenado que se entregue.

—Queremos saber si en los próximos días o semanas vamos a poder tener acceso al detalle de las unidades operativas, es decir, cuánto van a tener de presupuesto la presidencia, las vicepresidencias, las secretarías y los grupos parlamentarios.

—El presupuesto, hasta que no esté votado por el pleno, no tiene sentido andarlo paseando porque puede ser objeto de cualquier modificación. Cuando el pleno lo apruebe, es un documento público.

(...)

—¿Entonces sí hay compromiso de que cuando ya esté aprobado por el pleno el presupuesto...?

—¿Y no se cuelgan en la web todos los decretos, pues? Es que hacen unas preguntas...

—Me refiero a si se va a detallar por unidad operativa...

—Siempre se detalla... Es que, mire, yo no soy periodista, yo doy información oficial. El periodista debe ir a las fuentes. Usted puede ir a la web de la Asamblea Legislativa, puede ir al Portal de Acceso a la Información y puede ir a COMPRASAL... Yo no soy periodista...

En ninguno de esos sitios que mencionó la diputada Peña en agosto de 2015 está la información que ahora deberá entregar, por orden del IAIP, la Asamblea Legislativa que ella preside.

Con la entrega de información pública también se podrá conocer el presupuesto que tienen las distintas gerencias y las oficinas departamentales del congreso.

Lee también

Comentarios

Newsletter