Lo más visto

IAIP ordena revelar mapa de ubicación de pandillas

La PNC calificó como reservada la información porque consideraba que podía perjudicar planes. El instituto concluyó que, por el contrario, servirá para que la población esté prevenida y que la PNC brinde más seguridad.
Enlace copiado
Presencia.  Las principales pandillas del país tienen presencia en muchas colonias y lo hacen saber a través de grafitos que pintan en las entradas a las comunidades.

Presencia. Las principales pandillas del país tienen presencia en muchas colonias y lo hacen saber a través de grafitos que pintan en las entradas a las comunidades.

Audiencia.  La audiencia por el caso ocurrió la semana pasada. En la diligencia, el oficial de información de la PNC reiteró la negativa a dar los datos.

Audiencia. La audiencia por el caso ocurrió la semana pasada. En la diligencia, el oficial de información de la PNC reiteró la negativa a dar los datos.

IAIP ordena revelar mapa de ubicación de pandillas

IAIP ordena revelar mapa de ubicación de pandillas

Enlace copiado
El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) resolvió ayer que la Policía Nacional Civil (PNC) debe desclasificar y hacer público el mapa de localización de las pandillas en todo el país, de acuerdo con la información recabada entre enero y junio de 2015.

El caso surge a partir de una solicitud de información que un periodista de LA PRENSA GRÁFICA hizo a la Oficina de Información y Respuesta (OIR) de la PNC el 22 de octubre del año pasado. La petición fue rechazada y el reportero apeló ante el IAIP. La negativa se fundamentó una declaración de reserva del 5 de octubre de 2015, efectuada por el subdirector Antipandillas, el comisionado Pedro González.

La petición de información hecha a la PNC rezaba así: “Ubicación geográfica, a nivel nacional, de las zonas donde la policía ha detectado que operan las dos principales pandillas: MS y B18 (en sus dos facciones) entre enero y septiembre de 2015. Para que la información sea comprendida, que sea entregada a través de mapas donde se detalle, por municipios, los lugares donde estas pandillas tienen presencia”.

Entre las pruebas que el apelante presentó en la audiencia oral llevada a cabo por el IAIP, el 13 de enero pasado, está un reportaje efectuado por el medio de producción digital audiovisual Vice, que fue publicado el 27 de noviembre de 2015.

El reportaje lleva por nombre “Un día en Usulután: guerra contra las maras en El Salvador, parte 3”. En él, un reportero extranjero relata cómo el jefe policial de la zona, Jorge Lara, les realizó una presentación acerca de la presencia de miembros de pandilla en ese departamento.

El video muestra cómo Lara explica las áreas de presencia de grupos de diferentes grupos de pandilla con un mapa detallado de todo el departamento de Usulután, con sus respectivos municipios.

Debido a esto, el IAIP sostiene, en su resolución, que parte de la información inicialmente negada por la PNC fue revelada por esa misma institución.

“Efectivamente, hicimos la visita (al sitio web) y vimos que parte de la información ya había sido revelada”, explicó ayer el comisionado del IAIP, Jaime Campos, con respecto a la decisión tomada.

Argumentos

La resolución del IAIP resume parte de los argumentos dados por el representante de la PNC para no dar la información: que las pandillas pueden modificar su ubicación al revelar la información y que ello puede incidir negativamente en el trabajo operativo de la PNC, que no era conveniente que personas particulares manipularan la información porque “podría representar un peligro para la vida de los mismos pandilleros y sus familias”; que hacer pública la información podría crear “alarma social”; o que la publicación podría “subirle la autoestima a estos grupos”, entre otros motivos.

Ayer Campos explicó: “La PNC tuvo que haber demostrado el daño que le causaba revelar la información. No basta con que el oficial lo diga”.

La resolución dice que al verificar la información publicada por el medio digital Vice, se comprobó que la información “tiene un interés público, pues de ese modo la población estará enterada sobre los lugares, por municipios, donde las dos principales pandillas tienen presencia, lo que lejos de crear ‘alarma social’ (...) debe servir para que la corporación policial brinde mayor seguridad y la población esté prevenida sobre el accionar de estos grupos delincuenciales”.

La resolución plantea: “Al realizar la prueba del daño, según el artículo 21 letra c de la LAIP, se observa que el beneficio que produce al interés público la liberación de la información solicitada es mayor que el supuesto perjuicio a la seguridad pública o a la operatividad que efectúa la PNC; pues tampoco se demostró que la difusión parcial de la información haya ocasionado un daño cierto, específico y actual al interés jurídicamente protegido con la reserva”.

En otras ocasiones, los comisionados del IAIP han criticado que algunas instituciones están utilizado las reservas de la información de forma “antojadiza”, sin una verdadera fundamentación.

Uno de los casos más recientes, por ejemplo, trata del informe de uso de fondos de $14.5 millones incautados en 2010 a una estructura de narcotráfico. En ese caso, la Fiscalía General de la República (FGR) declaró como reservada la información ya que, alegó, podría afectar investigaciones activas.

Al igual que en el caso de la PNC, el IAIP consideró que la reserva no había sido bien fundamentada; y que la Fiscalía no demostró el daño que la liberación de la información le causaría. Por ello, ordenó entregar el reporte de gastos.

En el caso del mapeo y presencia de pandillas, el IAIP ordenó a la PNC entregar la información dentro de tres días hábiles.

Lee también

Comentarios