Lo más visto

IAIP sanciona al secretario de Ilopango por falsificar actas

Se comprobó que un acta del concejo de la Alcaldía de Ilopango, referente a la creación y financiamiento del Club Deportivo Municipal Ilopaneco, fue alterada.
Enlace copiado
Precedente para otros funcionarios. La sanción contra el secretario municipal de Ilopango por parte del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) constituye un precedente para funcionarios públicos. Una investigación del Grupo Dutriz reveló cambios sustanciales en un acta.

Precedente para otros funcionarios. La sanción contra el secretario municipal de Ilopango por parte del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) constituye un precedente para funcionarios públicos. Una investigación del Grupo Dutriz reveló cambios sustanciales en un acta.

IAIP sanciona al  secretario de Ilopango por falsificar actas

IAIP sanciona al secretario de Ilopango por falsificar actas

Enlace copiado
El secretario municipal de la Alcaldía de Ilopango, Edgardo Noel Quintanilla Figueroa, fue sancionado con una multa de 30 salarios mínimos del sector comercio y servicios ($7,272) por alterar un acta de concejo en la que se revela el uso de dinero del FODES para crear y mantener al equipo Club Deportivo Municipal Ilopaneco, que milita en la Tercera División profesional y que depende económicamente de la comuna.

El Instituto de Acceso a la Información (IAIP), después de un procedimiento sancionatorio que duró cerca de cinco meses, emitió el pasado viernes una resolución en la que establece que Quintanilla Figueroa cometió una infracción muy grave contemplada en el artículo 76 inciso segundo letra “a” de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP) al “alterar total o parcialmente información que se encuentre bajo su custodia”.

Además de la multa, que deberá ser pagada a más tardar el jueves de la próxima semana, el IAIP notificará del proceso a la Fiscalía General de la República (FGR) para que esta determine si se trata de un caso de falsedad material o documental agravada.

Lo que alteró

Quintanilla Figueroa, en su calidad de secretario, fue el firmante de dos copias certificadas del acta número 23 del concejo, correspondiente al 20 de junio de 2014, y las cuales fueron solicitadas por EL GRÁFICO, periódico del Grupo Dutriz, para determinar de dónde estaba sacando el dinero la comuna para mantener a un equipo en la Tercera División profesional.

El empleado municipal emitió las copias en momentos diferentes de una investigación realizada por este periódico, y en una de ellas intentó ocultar el uso de $27,000 que provenían del fondo FODES, que por ley no puede ser invertido en un equipo de fútbol profesional, como LA PRENSA GRÁFICA lo denunció en su edición del 30 de octubre de 2014.

El IAIP, durante su investigación, concluyó que ninguna de las dos actas emitidas por Quintanilla Figueroa y enviadas a EL GRÁFICO coincidían con la original, pues en ambas se mentía en torno a las cantidades que se habían liberado, no solo en el monto tomado del FODES, sino en una cantidad destinada a la compra de una chequera correspondiente a la cuenta bancaria destinada para el Ilopaneco.

En virtud de ello, el pleno de comisionados que conforman el IAIP consideró en su resolución que “se ha constituido una violación permanente al Derecho de Acceso a la Información Pública (DAIP) desde la recepción de la primera certificación, la que sigue latente hasta la actualidad”.

Alegatos insuficientes

Durante el proceso, Quintanilla Figueroa alegó que “la sobrecarga laboral y el estrés” le obligaron a cometer el “error” de no revisar bien las actas que emitió e intentó evadir su responsabilidad asegurando que fueron algunos de sus colaboradores los que no le comunicaron la irregularidad de las certificaciones.

Sin embargo, el IAIP dejó en claro que el artículo 86 de la Constitución determina que “el servidor público debe mantener siempre las facultades de vigilancia y supervisión sobre el personal a su cargo, especialmente cuando dicho funcionario ha sido confiado para ostentar la fe pública del Estado”, y que el numeral 6 del artículo 55 del Código Municipal obligaba al secretario a emitir los documentos requeridos de manera “diligente”, por lo que, aunque él aceptó el error, eso no le exime de responsabilidad.

En su defensa, también argumentó que en su momento fue sancionado por la Alcaldía con tres días sin goce de sueldo, pero el IAIP consideró que no hubo constancia que demostrara que en efecto ese castigo se realizó y en todo caso argumentó que esa sanción disciplinaria no lo exime de una sanción administrativa por atentar contra el Derecho a la Información Pública que tienen EL GRÁFICO y sus lectores.

El instituto también sostuvo que el artículo cuatro de la LAIP obliga a todo funcionario a actuar con integridad y Quintanilla Figueroa, al no entregar información fidedigna y veraz, atentó contra ese principio.

Lee también

Comentarios