ISRI y CONNA en alerta por tiroteo en col. Costa Rica

En el ataque fueron heridos dos vendedores y un empleado del ISRI. Tanto ISRI como el CONNA, también en la zona, tomaron medidas.

Enlace copiado
ISRI y CONNA en alerta por tiroteo en col. Costa Rica

ISRI y CONNA en alerta por tiroteo en col. Costa Rica

Enlace copiado

Un hombre, a quien testigos no lograron identificar, se bajó de una motocicleta, exactamente el miércoles a las 12:29 de la tarde, frente al portón principal del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI), en la colonia Costa Rica de San Salvador. Sacó un arma y comenzó a disparar en contra de un vendedor de frescos que tenía instalada su carreta a un lado del portón. También disparó contra otra vendedora de golosinas, que se había instalado a un lado de la caseta de seguridad, ubicada en el interior del ISRI.

Durante el ataque también fue herido, en la pierna derecha, un empleado del ISRI que iba caminando cerca del portón para comprar un almuerzo. Cuando recibió el disparo, regresó corriendo al interior del ISRI, donde compañeros lo revisaron y posteriormente lo trasladaron hacia un hospital.

Uno de los disparos impactó en un árbol que se encuentra aproximadamente a 40 metros en el interior del ISRI y otro impactó en uno de los espejos retrovisores de un vehículo que estaba aparcado dentro del instituto, según comentaron algunos empleados.

Después, de acuerdo con algunas de las personas que estaban en el lugar, el atacante guardó el arma, subió a la motocicleta y huyó. Tras el ataque, los dos vendedores heridos también fueron trasladados al hospital. La carreta de frescos todavía estaba abandonada ayer en las cercanías del portón, ya que el vendedor herido no regresó al lugar, a pesar de que fue dado de alta en el hospital, según algunos de sus conocidos.

El ataque ocurrió un día después de que habitantes de la colonia Costa Rica vieron vehículos militares estacionados en las cercanías y entrada de la colonia, como parte del plan de Seguridad de San Salvador, que el presidente de la república lanzó el lunes.

El gerente del ISRI dijo ayer que no podía atender a LA PRENSA GRÁFICA para hablar del caso, pues estaba en reuniones de trabajo, pero la oficina de comunicaciones explicó que las jefaturas pidieron a la Policía Nacional Civil (PNC) más presencia en el lugar para evitar otro tiroteo y también comentó que desde el ataque no se permitirá ningún vendedor en la zona. También aclaró que el ataque no estaba dirigido hacia el ISRI o a algún empleado, sino, en contra de los vendedores que se instalaban en horas de la mañana y mediodía. “Es claro que esto no fue en contra del ISRI, era algo que tenía que ver más con los vendedores. Lo primero que se hizo fue pedir a la Policía más presencia. Y, según dice el gerente, la Policía ha respondido de forma positiva. Habrá más presencia policial. No podemos revelar detalles sobre cómo y dónde van a estar, por obvias razones. También se prohibieron las ventas frente al portón”, informó el vocero de la oficina de comunicaciones.

De acuerdo con esa oficina, el portón principal del ISRI también estará semicerrado todo el tiempo, para evitar que intenten nuevamente cometer otro ataque y terminen hiriendo a uno de los más de 500 niños que llegan diariamente con sus padres al lugar para someterse a terapias o que atenten contra los empleados.

El Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CONNA), que se encuentra en la misma colonia Costa Rica y cercano al ISRI, también se sumó a las medidas de protección para sus empleados. La directora en funciones, Griselda González, envió un memorándum a las jefaturas, indicando que no pidan a los empleados quedarse después de la hora de salida, para que retornen temprano a sus hogares; que los empleados no salgan solos de las instalaciones, sino en grupos; y que los que tienen vehículos saquen del lugar a los que no tienen.

Ataque a policía

Ayer, un policía fue lesionado con un arma de fuego, en la espalda y en una pierna, por supuestos pandilleros que lo estaban esperando en la calle antigua a Huizúcar, exactamente en la zona donde está la Cruz del Perdón. Tras el ataque , varias patrullas llegaron al lugar para trasladar al agente hacia un centro asistencial y también para buscar a los atacantes.

Por la mañana, siempre en Huizúcar, fue herida de bala la madre de una agente supernumerario de la Policía, quien fue atacada por asaltantes que subieron a un bus de la ruta 169, cuando circulaba por la calle que conduce de Huizúcar a Nuevo Cuscatlán.

Lee también

Comentarios

Newsletter