Lo más visto

ISSS planifica inaugurar el Policlínico Zacamil el 9 de abril

Sin embargo, todavía tiene pendiente un proceso legal en la Sala de lo Contencioso Administrativo. ISSS ya pagó $5 mill más por la obra. Aún faltan los quirófanos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Tras casi ocho años, el Policlínico Zacamil (Mejicanos) será inaugurado en abril, la fecha tentativa es para el martes 9, según confirmaron autoridades del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

La obra debió concluir en 2007, pero una serie de prórrogas y litigios legales entre el ISSS y la empresa constructora, Castaneda Ingenieros, alargaron el proceso legal, que no ha concluido.

De acuerdo con el subdirector del ISSS, Ricardo Cea, la inauguración estaba programada para finales de marzo o principios de abril, sin embargo no quiso adelantar fechas específicas. Otras fuentes del Seguro aseguran que será el 9 del próximo mes, salvo que algo extraordinario suceda.

En el lugar donde se construyó dicho centro médico ya funcionaba una unidad médica del ISSS, pero debido la creciente demanda de Mejicanos, se inició la construcción del policlínico en noviembre de 2005. Era uno de los ocho megaproyectos que la institución impulsó en esa época.

Dos años después, en 2007, debió de haberse entregado, pero la empresa solicitó una prórroga. El siguiente año solicitó otras dos. En la última establecía que estaría terminado el 14 junio de 2009.

Sin embargo, la realidad fue otra y, según el jefe de la unidad jurídica del ISSS, José Ortiz, pese a que ya faltaba poco, menos del 10%, “la empresa dejó tirado el proyecto”.

Además de que solicitó un arbitraje porque consideraba que había construido más área, la empresa pedía, según el ISSS, un monto de $7.2 millones. El resultado de este laudo derivó en que el 11 de marzo de 2009, el ISSS fue condenado a pagar $4.4 millones.

En junio de ese mismo año hubo cambio de administración en el Seguro. Asume el 1.° de junio Óscar Kattán como director de la institución y 30 días después firma un convenio con Castaneda Ingenieros para terminar de una vez la obra iniciada en Zacamil.

Dicho convenio establecía que el Seguro debía pagar los $4.4 millones a los que había sido condenados en seis cuotas. La empresa, por su parte, se comprometía a que después de que le cancelaran la segunda cuota iniciaría de nuevo los trabajos y los finalizaría el 14 de diciembre de 2009, cuatro meses después.

El instituto canceló las cuotas restantes, pero “llegó el 14 de diciembre y el hospital seguía igual. Hubo una ejecución de cero”, asegura Ortiz.

Es decir, que el ISSS pagó sin darse cuenta que la construcción en el Zacamil seguía igual, que el convenio que había firmado no se estaba cumpliendo. Al consultarle a Ortiz sobre este punto contestó: “Esa es una de las cosas que estamos investigando, analizando. Queremos saber qué pasaba en la comisión de infraestructura durante esos meses, si alguien se pronunciaba, si pedía informes”.

Pero la historia del policlínico no termina allí. En julio de 2010, la empresa solicita al ISSS hacer un arreglo directo, pero lo rechazan.

Cuatro meses después, el 8 de noviembre, el Seguro caduca el contrato con Castaneda Ingenieros. La autónoma se hace responsable de terminar lo que faltaba, pero la constructora inició un proceso en la Sala de lo Contencioso Administrativo por la caducidad, el cual continúa vigente.

Previo a que se estableciera la caducidad, la empresa solicita un segundo arbitraje y la historia se repite: el ISSS es condenado el 11 de febrero de 2011 a pagar $1,074,403, aunque se salva de cancelar $4 millones más que también solicitaba la empresa. Esta vez el Seguro apela el laudo arbitral, pero de nuevo pierde y canceló el monto en junio del año pasado.

LA PRENSA GRÁFICA trató de hablar con Castaneda Ingenieros vía telefónica y correo electrónico pero no hubo respuesta.

Con todos estos litigios legales, el valor del policlínico aumentó de $16,449,000 millones a $24 millones, de acuerdo con el subdirector Cea, quien dijo recientemente: “... alrededor de $24 millones y estaba proyectado para $17 millones”. De ser así, el ISSS ha cancelado cerca de $7 millones más del costo original, de los cuales $5 mill serían del pago de los laudos arbitrales y el resto para terminar de construir el policlínico. LA PRENSA GRÁFICA solicitó al ISSS el monto de cuánto invirtió para finalizar la obra, pero no lo facilitaron.

Ahora, con la inauguración, se ampliarán los servicios en el Zacamil, confirmó el subdirector de Salud, Ramón Menjívar. Se contará con los servicios de hospitalización, tanto para adultos –con 26 camas– como para niños –con 16 cunas–. Para ello ya se contrataron a 63 personas, entre médicos, técnicos y enfermeras, más 35 profesionales para los turnos de fin de semana y otros turnos.

Para la institución era urgente resolver la situación de este centro médico, ya que hay alta demanda de derechohabientes en la zona, incluso, se habla de sobredemanda en algunas áreas.

No obstante, el Políclinico Zacamil aún no estará completo porque faltará el área de cirugía y quirófanos que probablemente se inaugure hasta finales de este año, según autoridades del ISSS.

Tags:

  • Policlinico Zacamil
  • ISSS
  • Castaneda Ingenieros
  • arbitraje
  • Mejicanos

Lee también

Comentarios