Lo más visto

ISSS: vacuna para fiebre tifoidea causa efectos secundarios

Las autoridades dicen que el ISSS no posee esa vacuna, ya que ningún médico la recomienda por los graves riesgos.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/José Cardona Incremento.  La bacteria se mantiene en circulación en el país, y los municipios con casos están dispersos.

Foto de LA PRENSA/José Cardona Incremento. La bacteria se mantiene en circulación en el país, y los municipios con casos están dispersos.

Enlace copiado

El jefe de Vigilancia Sanitaria del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), José Adán Martínez, habló ayer con LA PRENSA GRÁFICA, y advirtió que la vacuna para la fiebre tifoidea causa efectos secundarios en las personas enfermas. Según el especialista, también se le recomienda a la población no automedicarse.

“La vacuna existe, pero no se recomienda porque, en países endémicos como los nuestros, la población tiene cierto grado de resistencia a la bacteria, muchos podemos estar expuestos a la salmonela y no desarrollamos la enfermedad, podemos ser portadores crónicos y estarla expulsando, y nuestro mismo sistema inmunológico puede destruirla”, explicó Martínez.

“La vacuna existe, pero no se recomienda porque tiene cierto grado de resistencia a la bacteria”. 
José Adán Martínez, jefe de Vigilancia Sanitaria del Seguro Social

Además informó que la vacuna es difícil de conseguir y que no la posee el Seguro Social porque tiene 50 % de efectividad, y que en otros países desarrollados se coloca para prevenir la enfermedad, no para matar la bacteria, ya que si una persona se aplica la dosis, provoca daños en la salud como vómitos, alergias y otras enfermedades muy graves.

“Pero los efectos secundarios pueden ser graves, pueden ser peor que la enfermedad, si me voy a exponer a un efecto secundario grave que no me garantiza que me voy a curar, la vacuna solo se recomienda especialmente a aquellas personas que no están acostumbradas a esta enfermedad. Por ejemplo, países desarrollados como Estados Unidos y todos esos países donde no hay tanta, y que esa gente va a viajar a lugares donde hay alta circulación de la bacteria; por ejemplo, Sudáfrica, Asia, Tailandia, África, donde hay mucha bacteria”, señaló.

“Pero todos los efectos secundarios pueden ser graves, pueden ser peor que la enfermedad”. 
José Adán Martínez, jefe de Vigilancia Sanitaria del Seguro Social

El ISSS manifiesta su preocupación porque hasta la fecha ya se contabiliza un total de 51 casos confirmados de fiebre tifoidea, de los que nueve fueron ingresados y de estos solo han quedado internos dos pacientes en estado estable. El año pasado el Seguro registro solo 27 casos, lo que significa que se tienen 24 pacientes más con la enfermedad, que equivale a un incremento de 80 % con relación al 2017.

Según el jefe de Vigilancia Sanitaria del Seguro Social, es importante que las personas con fiebre tifoidea no se automediquen con antibióticos, ya que esto genera que la bacteria llamada Salmonella typhi adquiera más resistencia, y provoca que la situación se complique más, ya que cuando el médico brinda el tratamiento adecuado no causa ningún efecto para la recuperación de la salud del afectado.

Con relación a la vacuna de la fiebre tifoidea, el ISSS asegura que hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda el uso de la dosis para cualquier población, sino que para países donde no se tienen casos. Es por eso que ese medicamento no pertenece al esquema de vacunas del sistema de salud público y del Seguro Social de El Salvador.


51
 casos confirmados de fiebre tifoidea registra el ISSS hasta la fecha en varios municipios de San Salvador.

2
 personas con fiebre tifoidea se mantienen ingresadas recibiendo tratamiento en el Seguro Social.

Lee también

Comentarios