Lo más visto

Más de El Salvador

Iglesia clama por justicia y dejar el amor por el dinero

La Iglesia católica cerró ayer las fiestas patronales en honor del Divino Salvador del Mundo, con una homilía a cientos de feligreses frente a la Catedral.
Enlace copiado
Iglesia clama por  justicia y dejar el amor por el dinero

Iglesia clama por justicia y dejar el amor por el dinero

Iglesia clama por  justicia y dejar el amor por el dinero

Iglesia clama por justicia y dejar el amor por el dinero

Enlace copiado
La comunidad católica culminó ayer las fiestas patronales en la capital, dedicadas al Divino Salvador del Mundo, con el llamado a construir una sociedad justa, luchar contra la corrupción, la idolatría del dinero y la ideología individualista, ya que son algunas de las causas de la violencia en El Salvador y en América Latina.

“Instamos al Estado a seguir invirtiendo en la parte social, a trabajar con el mejor espíritu, a dictar las mejores leyes, para tener una sociedad verdaderamente justa, reconciliación y en paz. Es tarea de toda la sociedad, todos debemos ser artesanos de la paz”, expresó en la homilía el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, frente a una concentración de feligreses católicos en el atrio de la Catedral Metropolitana.

A su izquierda estaban los representantes de los tres poderes del Estado: el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Óscar Armando Pineda Navas; y la diputada de la Asamblea Legislativa Nidia Díaz.

Al recordar cuando Jesús subió al monte Tabor a orar, y su cuerpo se transfiguró, exhortó a testimoniar a Cristo como los apóstoles, con el ejemplo de una vida justa y misericordiosa. Lamentó la realidad de quienes sufren por la violencia y la pobreza, citando los 374 asesinatos en julio pasado.

El jerarca hizo referencia a un documento del Episcopado Latinoamericano y del Caribe y a una carta pastoral publicada en el aniversario de la beatificación de Romero, donde coinciden cuáles son las principales causas de la violencia. “La idolatría del dinero, el avance de una ideología individualista, el irrespeto a la dignidad de cada persona, el deterioro del tejido social, la corrupción, incluso en las fuerzas del orden y la falta de políticas públicas de equidad social”, señaló.

Las fiestas al patrono de San Salvador se celebran entre el 1.º y el 6 de agosto. Ayer también se puso fin a la semana vacacional.

Lee también

Comentarios