Iglesia pide al Estado combatir la impunidad para evitar violencia

Conferencia Episcopal cataloga de alarmante la violencia al inicio del presente año.
Enlace copiado
Enlace copiado
La Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES) pidió al Estado combatir la impunidad para disminuir la "alarmante" cantidad de salvadoreños asesinados al inicio de este año.
 
"No podemos olvidar el clamor de las víctimas de la delincuencia y de sus familiares, ante la escasa y a veces nula, atención que reciben. Nos solidarizamos con ellas en la oración y les apoyamos en su deseo de justicia. La impunidad no debe ser la regla, y corresponde al Estado debe generar las condiciones, a través de mecanismos de investigación transparentes y efectivos y de la administración de una pronta y cumplida justicia, para que las salvadoreñas y los salvadoreños podamos vivir en paz", dice CEDES por medio de un comunicado.
 
La conferencia agrega que es alarmante la  cantidad de salvadoreños a quienes se ha arrebatado violentamente  la vida. "Como pastores, aunque nos sentimos impotentes ante esta situación, no podemos callar, pues el valor sagrado de la vida humana está siendo cada vez más vulnerado".
 
Datos de la Policía Nacional Civil (PNC) dan cuenta que durante enero pasado fueron cometidos 738 homicidios y que en los primeros tres días de febrero ya suman 48 los asesinatos.
 
"El fenómeno de la delincuencia, los asesinatos, robos, extorsiones, violaciones y otros delitos, siguen llevando más luto y sufrimiento a las familias salvadoreñas, situación que empeora y  pone en crisis a las instituciones del Estado encargadas de proteger a la población", señala la máxima entidad de la Iglesia católica en el país.
 
La CEDES, además, dice que es "inaceptable que los criminales sigan enriqueciéndose a costa del sacrificio y sufrimiento de la gente honrada y trabajadora, por medio del robo y las extorsiones". Agrega que "nos duele en el alma que cada año miles de salvadoreños huyen de la violencia para salvaguardar su vida, emigrando hacia otros lugares o países. Entre las consecuencias más graves están el abandono de sus bienes, la desintegración familiar y el deterioro de su propia identidad".
 
La Iglesia pide poner total esperanza en Dios y trabajar por la paz, haciendo efectiva la exhortación del papa Francisco en la Jornada Mundial de la paz de este año: “Vence la indiferencia y conquista la paz”.

Tags:

  • conferencia episcopal
  • violencia
  • extorciones
  • impunidad

Lee también

Comentarios

Newsletter