Lo más visto

Impacto ambiental

Soy un asiduo televidente del programa que lleva el título de este artículo.
Enlace copiado
Cocina Lorena   Economiza leña, aprovecha eficientemente el calor, tiene chimenea para evitar humo y es fácil de construir, con lodo y arena.

Cocina Lorena Economiza leña, aprovecha eficientemente el calor, tiene chimenea para evitar humo y es fácil de construir, con lodo y arena.

Impacto ambiental

Impacto ambiental

Enlace copiado


Varias razones me atraen para no perdérmelo, entre ellas: a) Toca temas ambientales muy álgidos y siempre de actualidad; b) desfilan diversas personas bastante conocedoras de los temas; c) el entrevistador hace preguntas precisas y cortas, que dan tiempo para que el entrevistado piense bien sus respuestas; d) el programa tiene continuidad, lo que en tareas de educación y orientación es muy valioso.

Pero siempre me llama la atención que casi todos los entrevistados hacen referencia a la deforestación, con el propósito de producir madera, leña o efectuar quemas para eliminar bosques, a fin enseguida de justificar la siembra de cereales en áreas de mucha pendiente, en donde no se efectúa ninguna práctica conservacionista que disminuya los daños de la erosión de los suelos.

De mi parte mis felicitaciones para el mencionado programa y sus patrocinadores.

En cuestiones de deforestación o reforestación, creo que no debe ser solo tema de exponerse como preocupación, sino que al mismo tiempo plantearse lo que cada uno hacemos en el entorno que nos movemos, más si algunos reciben salarios por realizar tal acción, pues hablamos mucho, pero en acciones concretas y prácticas, quizás no hacemos tanto en relación con el problema que mencionamos.

Si se trata de funcionarios, siempre se aduce que tienen un presupuesto mísero; si son agricultores, piensan que reforestar es una tarea de largo plazo para ver beneficios y que no hay suficiente seguridad física y jurídica para embarcarse en tareas de largo plazo. En fin, muchos hablamos, pero en la práctica seguimos igual.

Para el caso, si un funcionario no tiene mucho presupuesto, pues debe hacer lo que se pueda con lo poco que tiene. Si son clubes de servicio, al menos insistir por todos los medios posibles que en toda fecha importante, como mínimo, se plante un árbol. Si son iglesias, al confesar a un feligrés, como penitencia se puede indicar que rece un par de oraciones, pero además que plante un árbol. Si es un agricultor, con todo y el egoísmo que nos caracteriza, plantemos algunos frutales en nuestros cercos.

Cierto que algunas frutas se llevarán, pero no será toda; pero si no plantamos, no come el ladrón, los pájaros ni el patrón.

Cierto día ordené en mi pequeña propiedad a los trabajadores que plantáramos algunos frutales a la orilla de la calle. De inmediato algunos me dijeron que se robarían las frutas. Sin sentir, les dije que ellos serían los primeros, y que además se les paga para que lo hagan.

Este año he ordenado plantar muchos paternos a la orilla de un río. Ya sé que algunos vecinos se beneficiarán, pero mi persona también, pues no saco nada de tener un amate, izcanal, tempate o un mata palo.

Por otro lado, soy de la opinión de que se promueva la cocina Lorena (de lodo y arena), pues con ella se ahorra un 50 % de leña, ya que dicha cocina aprovecha al máximo el calor, tiene un solo quemador, y además cuenta con una chimenea para que las personas no sufran por el humo que a menudo se presenta en los fogones usuales colocados sobre tres piedras.

Actualmente se puede encontrar en internet la forma sencilla de hacer tal cocina con materiales baratos que en todos los lugares se tienen, como arena y lodo.

[email protected]

Tags:

  • gotas agrícolas
  • impacto ambiental

Lee también

Comentarios