Lo más visto

Implicado dijo que tenían a un colaborador en la Fiscalía

Le recomendó a otro de los imputados que buscara ayuda de ese aliado para recuperar un arma.
Enlace copiado
Enlace copiado
Una llamada telefónica intervenida por la Fiscalía General de al República (FGR) entre un proveedor de armas de la MS-13 en el centro de San Salvador y otro sujeto vinculado a la pandilla mostró que la estructura de venta ilegal de armas tenía un “colaborador” en el interior de las oficinas fiscales ubicadas en Santa Elena.

César Orlando Guardado Menjívar, alias “Chele”, se comunicó con alguien identificado únicamente como Rafael el 13 de mayo de 2015. En la conversación consta que a Rafael le habían robado un arma de fuego. Guardado Menjívar le dijo que ya había encontrado el arma robada, que se encontraba en poder de la fiscalía.

El “Chele” le recomendó a Rafael que fuera a las oficinas fiscales a ver a un amigo “chaparrillo” que en una ocasión ya le había ayudado a recuperar otra arma a un conocido, y le dijo que de paso verificara en la investigación fiscal a quién le habían decomisado el arma robada para poder tomar cartas en el asunto.

En la conversación los dos presuntos delincuentes consideraron delegar a una persona conocida como el “Licenciado Colocho” para que les ayudara con la diligencia; sin embargo, Guardado Menjívar insistió en que Rafael debía ir personalmente a la oficina fiscal ubicada en Santa Elena a buscar a su colaborador.

El “Chele” fue acusado por la fiscalía en 2015 por proveer armamento a estructuras del crimen organizado y por el delito de agrupaciones ilícitas. Guardado Menjívar está a la espera del fallo que dará en los próximos días el Juzgado Especializado de Sentencia C de San Salvador, el cual dictará sentencia sobre 52 personas, entre miembros activos de la MS-13 y colaboradores, por venta ilegal de armas, extorsiones y homicidios en el centro de San Salvador.

Guardado Menjívar fue captado en intervenciones de llamadas negociando armamento de uso privativo de la Fuerza Armada para la clica de la MS-13 que opera en el centro de San Salvador.

Entre los señalados durante la investigación fiscal se encuentran también empleados de algunas empresas privadas que se ocupaban de facilitar armas a la estructura de la MS-13 que opera en el centro de San Salvador. En las intervenciones telefónicas también se captó a un empleado de un grupo empresarial de televisión que intentó vender un arma a la pandilla.
 

Tags:

  • fiscalia
  • pandilla
  • ms-13
  • empleado
  • colaborador
  • arma
  • venta ilegal

Lee también

Comentarios